Unos 65 filiales inician su formación en Sevilla para manejar desfibriladores en el marco del 'Rocío Cardioprotegido'

Unos 65 filiales inician su formación para el manejo de desfibriladores en el ma
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 21/02/2019 19:01:23CET

SEVILLA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Representantes de un total de 65 hermandades rocieras que hacen su peregrinación a la aldea de El Rocío por Caminos de Sevilla inician en la tarde de este jueves una formación específica en el manejo de desfibriladores semiautomáticos (DESA).

Asimismo, la Junta de Andalucía ha explicado en un comunicado que se trata de una de las principales novedades anunciadas para el dispositivo Caminos de Sevilla del Plan Romero 2019.

El delegado del Gobierno de la Junta, Ricardo Sánchez, dio a conocer el pasado sábado en la Asamblea Comarcal de Hermandades el proyecto 'Rocío Cardioprotegido', experiencia piloto para las filiales que hacen su camino por la provincia de Sevilla.

El Plan Romero entregará a cada filial un desfibrilador a fin de que cada comitiva disponga de los elementos necesarios para asistir a una persona en los primeros momentos ante una posible parada cardíaca.

El personal sanitario de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061), responsables del Grupo Sanitario del Plan Romero, será el encargado de instruir a los romeros en el uso del dispositivo, así como en las condiciones de seguridad necesarias para su manejo, las pautas a seguir para dar la voz de alarma al 112 y los consejos a tener en cuenta hasta la llegada de los servicios de emergencia.

La de este jueves es la primera toma de contacto general que se irá completando con sesiones específicas en grupos más reducidos. La actividad se ha desarrollado en las instalaciones del Centro Regional y Provincial de Emergencias 112 Andalucía en la capital hispalense.

Hasta el lugar han acudido representantes de 65 de las 69 filiales que se enmarcan en Caminos de Sevilla; mientras que las cuatro restantes ya contaban con dicha formación y, por tanto, no ha sido necesaria su presencia.

Al finalizar todas las sesiones que contempla el proyecto, y que se irán desarrollando durante los próximos meses, los asistentes tendrán que ser capaces de aplicar las medidas de soporte vital básico: identificar a una persona inconsciente, una obstrucción de la vía aérea y una parada cardiorespitoria, además de alertar a los servicios de emergencia, aplicar las técnicas de reanimación cardiopulmonar básica y utilizar con rapidez y seguridad el DESA.

La experiencia de este 'Rocío Cardioprotegido' servirá al conjunto del operativo que una edición más "estará plenamente asistido" gracias a los más de 6.000 efectivos de todas las administraciones que conforman el Plan Romero y entre los que se cuentan 600 profesionales sanitarios de la Consejería de Salud y Familia, a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061), que estarán desplegados en los once puestos asistenciales y Centro de Atención Principal en la aldea almonteña entre los días 4 y 14 de junio, fecha de activación del Plan este 2019.