Debate de asociaciones y expertos sobre nuevas tecnologías y diabetes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla

Publicado 18/06/2019 15:19:37CET
HOSPITAL VIRGEN DEL ROCÍO

El Plan Integral de Diabetes de Andalucía señala que un millón de personas padecen esta enfermedad

SEVILLA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Diabetes (FEDE) ha celebrado, en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, la jornada de debate 'Impulso a la introducción y acceso a las NNTT e innovación en diabetes', en la que se ha destacado la necesaria adopción de nuevas medidas para el abordaje de esta patología.

El principal motivo de llevar a cabo este acto en Andalucía se debe a la relevancia que, desde hace años, ocupa la diabetes en las políticas públicas en esta región, en gran medida por la elevada prevalencia de la diabetes en esta comunidad, se ha indicado en una nota de prensa.

En este sentido, el Plan Integral de Diabetes de Andalucía señala que en torno a un millón de personas padecen diabetes en la región, el 90% de tipo 2, aunque un tercio del total lo desconoce. Asimismo, y según apuntan desde la Sociedad Española de Diabetes (SED), además del 15,6% de la población andaluza adulta con diabetes, hay otro 15% más de población que tiene un riesgo elevado de padecer diabetes tipo 2.

La directora del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, María Asunción Martínez Brocca, ha comentado estos los datos de prevalencia durante la inauguración, a la que ha acudido la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García Carrasco.

García Carrasco, en esta línea, ha explicado el planteamiento del Gobierno andaluz para adoptar todas aquellas novedades que demuestren su eficacia y coste-efectividad, resaltando que "en el presupuesto de 2019 se ha incluido una partida para la ampliación de prestaciones como los sistemas integrados para el control de glucosa en niños menores de 4 años".

Además, destaca que se ha añadido en las cuentas una partida para "la formación de profesionales y pacientes para comenzar en 2020 con la implantación de monitorización de la glucosa bomba-sensor y dispositivos flash en otros grupos de la población como personas con discapacidad o limitaciones funcionales graves, personas con hipoglucemias de repetición, gestantes o en planificación de gestación, y personas con control metabólico no óptimo".

También ha recordado que la diabetes es una prioridad para el Gobierno de Andalucía, tanto por la alta prevalencia de la enfermedad, como por la elevada morbilidad y mortalidad que provoca. Además, ha añadido que "se trata de una enfermedad que puede prevenirse con el desarrollo de hábitos de vida saludable y es desconocida por hasta una tercera parte de las personas que la padecen".

Andalucía es una de las comunidades autónomas de España que más han apostado por la implementación de este tipo de tecnologías, como los sistemas de monitorización de glucosa. Esto ha sido posible, en gran medida, gracias al trabajo que han realizado las asociaciones andaluzas de personas con diabetes, lideradas por la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía (FADA), entidad miembro de FEDE.

Como ha explicado su presidente, Francisco Pérez Barroso, "nuestra labor es la de escuchar las necesidades de las personas con diabetes y transmitírselas a las administraciones sanitarias, para que tomen las medidas oportunas; además, trabajamos para que los pacientes cuenten con toda la información disponible sobre aquellas alternativas y nuevas tecnologías, que pueden ayudarles a dar un paso adelante en el control de sus niveles de glucosa en sangre y, en definitiva, en la mejora de su bienestar".

Los ponentes han coincidido también en dos aspectos más de gran relevancia. Por un lado, el papel que han jugado las nuevas tecnologías y el desarrollo de la innovación en el tratamiento de la diabetes, en los últimos años, y el gran potencial de este tipo de herramientas, para la mejora de la calidad de vida de los pacientes, y sobre todo en una comunidad cuya media de población con diabetes supera la nacional, que se encuentra en torno al 14%.

Y por otro, el tema de los costes, tanto directos como indirectos, que supone el tratamiento de la diabetes para las arcas públicas, apuntando a la necesidad de que los gobiernos, locales y nacionales, inviertan en salud, a través de las soluciones innovadoras y que favorecen la sostenibilidad de los servicios sanitarios, como las nuevas tecnologías, que se han probado coste-efectivas.

Contador