Publicado 01/07/2020 22:39:57 +02:00CET

La demanda del autobús metropolitano en Andalucía no supera el 36% y la del interurbano el 15% en hora punta

Viajeros con mascarillas en el metro de Málaga durante la fase 0 de la desescalada del Gobierno en el inicio de la semana 8 del estado de alarma decretado por el coronavirus y en el día en el que entra en vigor la orden del Ejecutivo que establece la obli
Viajeros con mascarillas en el metro de Málaga durante la fase 0 de la desescalada del Gobierno en el inicio de la semana 8 del estado de alarma decretado por el coronavirus y en el día en el que entra en vigor la orden del Ejecutivo que establece la obli - Álex Zea - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La demanda del transporte de viajeros por carretera tras decaer el estado de alarma no llega en la actualidad en hora punta al 36 por ciento en el caso de los viajes metropolitanos, y apenas roza el 15 por ciento en los interurbanos.

Así lo ha señalado este miércoles en su comparecencia ante el Pleno del Parlamento andaluz la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, quien ha subrayado que la oferta que están ofreciendo los diversos concesionarios de transporte público en Andalucía duplica la oferta en los servicios metropolitanos y llega a triplicarla en los interurbanos.

En concreto, la demanda de servicios de autobuses metropolitanos en hora punta --en 'horas valle' es "aún menor"-- en Almería se sitúa en un 35 por ciento respecto a la anterior a la pandemia; en la Bahía de Cádiz, en el 44%; el Campo de Gibraltar, en un 47; en Córdoba, en un 27; en Granada, en el 32%; en Huelva, en un 25%; en Jaén en un 31; en Málaga, en el 41, y en Sevilla, en torno al 40 por ciento.

Frente a esa baja demanda, la oferta ha aumentado sustancialmente, ya que, a partir de este miércoles, 1 de julio, se establecen unos servicios mínimos del 50% de los establecidos antes de la declaración del estado de alarma en los transportes de carácter provincial e interprovincial, con lo que se pasa de una oferta del 30 al 50 por ciento --un 20% más--; en los servicios metropolitanos la oferta es de un mínimo del 80 por ciento de los servicios en hora punta --sube un 30%--, y de un 60% en las horas valle y festivos, cuando estaba en el cero por ciento.

La consejera ha recordado que durante el estado de alarma se redujeron los servicios del servicio de transporte público conforme a los límites establecidos por el mando único en una primera fase hasta el 50% en los servicios interprovinciales y en un 40% en los provinciales, y en una segunda fase se redujeron los servicios metropolitanos un 30% en hora punta y un 75% en horas valle y festivos. En una tercera fase se limitaron los servicios en los ámbitos metropolitanos hasta el 50 por ciento.

Así, durante el confinamiento, la demanda se redujo en torno a un 90 por ciento, llegando a alcanzar el 97% en el período de más restricciones. En esas reducciones, destinadas a reducir la movilidad no necesaria, se cuidó, según ha resaltado Marifrán Carazo, que se mantuvieran los servicios esenciales y necesarios para garantizar la movilidad derivada de las actividades autorizadas, con especial atención a los servicios que cubrían centros de asistencia sanitaria.

Tras decaer el estado de alarma, y dado que continúa la alerta sanitaria, se mantienen una serie de medidas en virtud de la orden de la Consejería de Salud del pasado 19 de marzo que incluyen labores de desinfección diaria, colocación de dispensadores de geles de hidroalcohol, uso obligatorio de la mascarilla y, aunque se permite el uso de todos los asientos del transporte público, los usuarios que vayan de pie deben mantener la distancia de seguridad.

En su comparecencia, la consejera también ha recordado que el estado de alarma obligó a restringir los usos de los metros andaluces, que ya han recuperado frecuencias de paso y horarios, y se tomaron igualmente medidas para garantizar la seguridad en el transporte de mercancías y los tajos de obras. Marifrán Carazo se ha mostrado segura de que esas medidas han contribuido a frenar la incidencia sanitaria del virus en Andalucía.

Junto a esas medidas de prevención, la consejera de Fomento ha aprovechado su comparecencia para recordar otras actuaciones llevadas a cabo para lograr reducir los efectos de la pandemia en la economía andaluza en general y en las familias más vulnerables en particular.

AYUDAS AL ALQUILER

Entre esas medidas, Marifrán Carazo ha señalado el impulso dado a las ayudas al alquiler; la decisión de aumentar en 13 millones el programa de ayudas extraordinarias al alquiler por el Covid-19 del Gobierno español --ayudas que se podrán solicitar desde el 8 de julio--, y los más de doce millones destinados a ayudas al alquiler a mujeres víctimas de violencia de género y personas vulnerables.

Además, ha añadido que la Consejería de Fomento agilizó las licitaciones de obras y proyectos en cuanto el Gobierno de España lo permitió, el abono de los pagos pendientes para dar liquidez a las empresas, y se aprobaron exenciones en el pago de las tasas portuarias y pesqueras y a las áreas logísticas. "En total, la Consejería de Fomento ha destinado casi 400 millones de euros a la reactivación económica", según ha subrayado la consejera.

PSOE-A AFEA A LA JUNTA QUE NO HAYA APROBADO UN "PLAN DE MOVILIDAD"

En el turno de los grupos, la diputada del PSOE-A María Márquez ha aseverado que "es tiempo de respuestas y soluciones, de gobiernos rigurosos, responsables y serios", por lo que ha pedido a la Junta que "deje los discursos para aplaudirse" a sí misma en una situación "terrible" como la que se está viviendo, y ha advertido a la consejera de que de su departamento "depende lo que pase en el transporte público, las medidas de seguridad del taxi o las viviendas tuteladas", entre otras cuestiones, así como le ha afeado que no haya aprobado "un plan de movilidad específico" vinculado a esta crisis sanitaria. Así, ha concluido que el Gobierno andaluz "ha tenido muchísimas carencias y no ha estado a la altura" en la pandemia.

El parlamentario del PP-A Juan Bueno, en cambio, ha valorado el "trabajo sin descanso" de la Consejería durante los días del estado de alarma, cuando actuó "de forma firme, responsable y bastante certera", y ha celebrado que de las palabras de Carazo se desprende que "tiene las ideas muy claras" y "sabe lo que tiene que hacer para la reactivación" económica de Andalucía, para lo que se dedica a "intentar que no se pare ninguna de las grandes obras" públicas de la comunidad y a "ejecutar el presupuesto", según ha destacado antes de citar planes vinculados a Fomento como el Pitma o el Plan Vive.

En representación de Ciudadanos (Cs), el diputado Juan de Dios Sánchez también ha valorado el trabajo de la Consejería de Fomento durante la pandemia, que "a lo mejor ha pasado un poco más desapercibido" en el marco del "excelente trabajo en general" de la Junta, pero que ha servido para "protegernos a todos y ayudar a los andaluces que más lo necesitaban", según ha remarcado. En ese sentido, ha destacado las labores de desinfección de autobuses y estaciones de autobús, de limitación de aforos de estos vehículos o el reparto de mascarillas a trabajadores del sector, y ha enfatizado que "no se ha dejado a nadie atrás".

Por parte de Adelante Andalucía, el parlamentario Diego Crespo ha criticado que, durante el estado de alarma, la Consejería de Fomento se ha dedicado "al urbanismo y la ordenación del territorio", con modificaciones de artículos de la LOUA o con el impulso de la nueva Ley del Suelo, así como ha llamado la atención sobre que en dicho departamento "no han sido capaces" de diseñar "planes para reducir o limitar la movilidad en algunas zonas" de la comunidad por la crisis sanitaria, o para "aislar zonas con mayor número de casos" de infectados, algo que a Adelante le "preocupa mucho", pensando sobre todo en la llegada de turistas que se espera durante el verano.

Finalmente, el diputado de Vox Francisco Ocaña ha lamentado que los datos que ha dado la consejera sobre el transporte son "muy dramáticos", y reflejan que las medidas adoptadas por la pandemia y la "falta de confianza de los usuarios han hecho caer la actividad un 90%", y al hilo ha advertido de que este sector, tanto el público como el de transporte discrecional, "está padeciendo grandes dificultades", ante las que ha ofrecido a la Junta la colaboración de su grupo.