Publicado 22/10/2021 14:40CET

Fomento presenta el proyecto para la A-378 de Sevilla, que amplía la calzada y reduce hasta 40 curvas peligrosas

La delegada territorial de Fomento, Susana Cayuelas, y el director general de Infraestructuras de la Consejería, Enrique Catalina.
La delegada territorial de Fomento, Susana Cayuelas, y el director general de Infraestructuras de la Consejería, Enrique Catalina. - JUNTA DE ANDALUCIA

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director general de Infraestructuras de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Enrique Catalina, y la delegada terrritorial de Fomento en Sevilla, Susana Cayuelas, han presentado este viernes el proyecto de mejora de la seguridad vial y ampliación de la carretera A-378 entre Martín de la Jara y Osuna (Sevilla), que prevé el acondicionamiento integral de la vía, con la ampliación de la calzada a los ocho metros en 15,5 kilómetros y la mejora de 40 curvas peligrosas.

Enrique Catalina ha precisado, en una nota de prensa remitida por la Consejería, que esta actuación "no solo está incluida en el nuevo Plan de Infraestructuras de Transporte y Movilidad de Andalucía (Pitma), sino que es la primera en la lista de proyectos de la provincia que vamos a presentar en el próximo marco de fondos europeos".

Así se lo ha trasladado en una reunión al alcalde de Martín de la Jara, el socialista Manuel Sánchez; a la alcaldesa de Los Corrales, Buensuceso Morillo (PSOE), al teniente de alcaldesa de Osuna, el socialista Juan Antonio Jiménez; y a representantes de la Plataforma Ciudadana por unas Carreteras Dignas, a los que se les ha informado de los pasos que se han dado.

El proyecto, que ha elaborado la consultoría Geser, supone un acondicionamiento integral del 15,5 kilómetros de trazado de la carretera A-378, que conecta Martín de la Jara y Los Corrales con el municipio de Osuna, y que es la principal ruta de acceso de estos municipios a la autovía Sevilla-Málaga (A-92) y al hospital comarcal de Osuna.

El nuevo proyecto incorpora mejoras con respecto al de hace una década, obsoleto ya al no iniciarse las obras. La principal es la ampliación de la calzada, que pasaría de los actuales seis metros sin apenas arcenes a los ocho metros, para así dar más seguridad a los 755 vehículos diarios que circulan por esta vía, de los cuales un 13% son vehículos pesados. Además, se corrigen 40 curvas peligrosas o con escasa visibilidad y se construyen dos glorietas partidas en el cruce con la carretera provincial SE-485, en dirección a Aguadulce, y a la altura del Cordel de Los Corrales a Ronda.

La intervención también incluye la construcción de dos nuevas estructuras y 35 nuevas obras de drenaje que sustituyan las actuales, que se encuentran en mal estado. "En la práctica, será una vía completamente nueva", ha destacado el director general de Infraestructuras, que también ha señalado que la carretera contará con cunetas de hormigón para evitar anegaciones de la vía en periodos de lluvias.