Publicado 20/08/2021 09:45CET

Hospital Macarena de Sevilla realiza su primera donación de tejido vascular, que beneficiará a un centenar de pacientes

Material médico antes de una cirugía.
Material médico antes de una cirugía. - HUVM

SEVILLA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla ha coordinado y ejecutado con éxito su primera donación de segmentos vasculares, es decir, arterias y venas. Una donación que, junto con los demás tejidos donados, ayudará a mejorar la calidad de vida de más de 100 personas enfermas.

En algunos pacientes con problemas arteriales severos en los miembros inferiores, la única opción para evitar la amputación es disponer de aarterias humanas, destaca el centro hospitalario en una nota de prensa.

Se trata de un tipo de donación en la que la Unidad de Coordinación de Trasplantes del centro ha sincronizado más de 20 servicios sanitarios y en el que se aplica una técnica quirúrgica muy compleja en la que ha sido fundamental la participación del servicio de Cirugía Cardiovascular del hospital sevillano.

No obstante, el éxito de esta intervención tiene su origen en el altruismo de donante y familiares. "Las familias en momentos tan difíciles siguen mostrando su cara más solidaria", afirman miembros de la citada Unidad de Coordinación de Trasplante del Hospital Universitario Virgen Macarena, quienes ejercen de enlace entre el donante y la persona que recibe el órgano y tejido.

En este caso, fue la propia persona donante, la que de forma previa a su fallecimiento declaró donar cuando nada más se pudiera hacer por salvar su vida. Para ello, existe un Registro de Voluntades Vitales Anticipadas (RVVA) en el que cualquier persona puede suscribir el modo de actuación clínica llegado cierto punto.

"Firmar un RVVA es tan simple como acercarse al mostrador de información de nuestro centro o llamar a Salud Responde, donde nuestros profesionales te informaran sobre como decidir qué quieres hacer cuando ya no puedas comunicárnoslo. Dicha firma podrá ser revocable y modificada", advierte Miguel Ángel Baena, enfermero miembro de la antedicha Unidad.