Publicado 10/04/2021 11:49CET

Junta apuesta por fortalecer el sistema de protección de la población infantil y adolescente migrante no acompañada

Archivo - Menos migrantes
Archivo - Menos migrantes - Cristian Calvo - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía plantea, en la 'Estrategia andaluza para la
Inmigración 2021-2025', la necesidad de "fortalecer el sistema de protección de las niñas, niños y adolescentes migrantes sin referentes familiares" en la comunidad autónoma, basado en un modelo suficiente y adecuado que evite el abandono y prepare la transición a la edad adulta y se asegure su integración.

Así se recoge en la 'Estrategia andaluza para la Inmigración 2021-2025', cuyo borrador, elaborado por la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, se puede consultar en el portal de Transparencia de la Junta de Andalucía.

Se plantea en el documento la revisión de la red de Primera Acogida de las niñas, niños y adolescentes migrantes sin referentes familiares en España y adaptación continua a las necesidades reales.

Se propone la inclusión en la Estrategia de Salud de la Infancia y la Adolescencia de Andalucía de la mejora del proceso de evaluación de la edad que se realiza a niños, niñas y adolescentes migrantes sin referentes familiares en Andalucía, adecuándolo a las normas para la determinación de la edad establecidas por los organismos de
derechos humanos internacionales.

Asimismo, se contempla el refuerzo de la atención y valoración del estado de salud inicial tras la llegada al territorio andaluz de estos niños y adolescentes migrantes.

Otra actuación pasa por la inclusión de estos niños en las revisiones del Programa de Salud Infantil y del Adolescente del servicio de salud público de Andalucía, así como en actividades preventivas y de promoción de la salud adecuadas a su edad.

Se apuesta además por la consolidación de un sistema de mejora continua que pueda evaluarse para garantizar los derechos y la respuesta de atención integral dirigida a los niños, creando un sistema que recoja las voces de la juventud y el equipo de profesionales, permitiendo contrastar sus necesidades y objetivos migratorios con su plan individual de atención.

Otra medida consiste en la articulación de un protocolo de prevención, detección y atención de posibles víctimas de trata y explotación sexual u otras formas de vulneración de los derechos
de los niños y personas jóvenes en situación de calle. La estrategia contempla el apoyo jurídico, psicológico y social, y el impulso al acogimiento familiar de los niños.

Otras actuaciones son la adecuación de la plantilla profesional cualificada en los equipos de intervención que atienden las necesidades básicas de los niños, niñas y adolescentes migrantes del sistema de protección, y el establecimiento de mesas de trabajo conjuntas con la administración del Estado para mejorar y agilizar los tiempos de respuesta en los procedimientos de tramitación de permisos de residencia y trabajo de menores y juventud extutelada.

Asimismo, se contempla la elaboración de indicadores y memorias sobre la inserción en el sistema educativo de los niños, niñas y adolescentes migrantes sin referentes familiares en España: Edad e intervalos de escolarización efectiva en estos menores, y análisis de los itinerarios formativos profesionales.