Junta y Ayuntamiento de Sevilla culminan cuatro talleres de empleo para 59 personas en zonas desfavorecidas

Publicado 13/12/2019 17:33:06CET

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Medio centenar de personas desempleadas han culminado este viernes su paso por cuatro talleres de formación y empleo que, cofinanciados por el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía, se han impartido durante el último año en Polígono Sur, Torreblanca y Polígono Norte, barrios incluidos dentro de las zonas de transformación social de la ciudad.

Con un presupuesto de 1,3 millones de euros, de los que casi 1,1 millones ha sido aportado por la Junta, estos talleres han formado en atención sociosanitaria en instituciones, turismo y dinamización sociocultural a personas con un bajo nivel académico y profesional y mayores de 25 años, quienes ahora, además, podrán incorporarse a los itinerarios de inserción sociolaboral que contempla el plan municipal Integra, con la finalidad de ayudarles en el refuerzo de sus capacidades profesionales en la búsqueda de un puesto de trabajo.

El concejal delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social del Ayuntamiento, Juan Manuel Flores, y la delegada Territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta en Sevilla, María del Mar Rull, han hecho entrega de los 50 certificados de profesionalidad, y a los que se agregan otros nueve desempleados que han superado las competencias claves.

Los talleres los iniciaron 63 alumnos a mediados de diciembre de 2018, de ahí que Flores haya resaltado el "gran éxito" de una iniciativa de formación para el empleo que recuperó el Consistorio de Sevilla en el anterior mandato al acudir en concurrencia competitiva a fondos disponibles en la Junta de Andalucía, según indica el Ayuntamiento en una nota de prensa.

En este marco, la delegada ha querido felicitar a los alumnos trabajadores participantes por su esfuerzo y su trabajo durante estos últimos 12 meses, "esperando que la formación recibida les sirva para conseguir el empleo deseado, que es el objetivo último de este tipo de iniciativas y de la Junta de Andalucía".

Así, ha destacado que su labor durante este tiempo se han centrado en unas especialidades importantes relacionadas con sectores en auge, con gran potencial en Sevilla, como ha señalado la Junta en un comunicado. Rull ha insistido en la importancia de los certificados de profesionalidad en unas especialidades muy demandadas en el mercado laboral, "que además de mejorar su formación real, supone contar con una acreditación oficial en el Sistema de la Formación Profesional a nivel europeo".

Al hilo de ello, Flores ha indicado que los alumnos han completado "la parte más difícil, que es comenzar a formarse, sobre todo para algunos de vosotros que hacía ya muchos años que habíais perdido el hábito de estudiar". "Debéis ahora persistir en el empeño para lograr un empleo y, además, que sea un empleo de calidad", les ha trasladado.

En ese camino, el delegado ha anunciado que podrán incorporarse a los itinerarios de inserción sociolaboral que recoge el Integra, programa laboral del Ayuntamiento cuya tercera edición se acaba de poner en marcha. "Es una intervención continuada con las personas con más dificultad para garantizar que los procesos de inserción sociolaboral tengan éxito", ha explicado el delegado.

Aunque los cuatro talleres admitían a alumnado de toda la ciudad, la mayoría de los participantes son de las zonas desfavorecidas en los que se han realizado (Polígono Norte, Polígono Sur y Torreblanca). Se han destinado a personas con más bajo nivel académico y profesional, ejerciendo competencias claves para poder compensar los déficit educativos y accediendo, en un segundo paso, al nivel de cualificación de los certificados.

Dinamización de actividades para el tiempo libre, educativo, infantil y juvenil; atención sociosanitaria de personas dependientes en instituciones sociales --con dos de los talleres--, y promoción turística local e información al visitante, han sido los cursos impartidos. Cuenta con un equipo humano con 22 monitores --cuatro directores, cuatro auxiliares, nueve docentes de competencias claves y cinco docentes-- seleccionados bajo una convocatoria pública se han encargado de la formación.

Flores ha remarcado el ámbito territorial donde estos talleres se han impartido, las zonas más desfavorecidas de tal ciudad, conforme al desarrollo de los distintos planes integrales y de atención a las zonas desfavorecidas, "estrategia que es una de las prioridades del Plan Estratégico Sevilla 2030 y, por tanto, del mandato actual".

De su lado, Rull ha anunciado que desde la Consejería de Empleo se está trabajando para que las políticas activas de empleo, como las escuelas taller o los talleres de empleo, se midan por resultados. "Por ello estamos ultimando un plan director, que permitirá al Gobierno andaluz obtener una mayor eficacia en la inversión que se desarrolla en esta materia en los territorios, como planes de empleo, red Andalucía Orienta o iniciativas como la clausurada hoy", incide.

Este plan director, que se presentará próximamente, incluirá también un nuevo sistema de formación que se desarrollará a lo largo de la legislatura, ha concluido.

FORMACIÓN PROFESIONAL EN LA PROVINCIA

La Consejería de Empleo ha concedido en esta edición un total de 48 proyectos, 34 talleres y 14 escuelas, estas últimas destinadas a desempleados menores de 25 años. En total, estas iniciativas formarán a lo largo del último año a más de 700 personas gracias a un presupuesto total de 12.033.003,77 euros.

Las escuelas taller y talleres de empleo son programas mixtos de empleo y formación cuyo objetivo es facilitar la inserción sociolaboral de los desempleados, mejorando sus condiciones de empleabilidad. Se trata de proyectos de carácter temporal en los que se alternan la formación con el trabajo productivo, y en los que los participantes adquieren la formación profesional y la práctica laboral necesaria a través de un contrato, realizando obras y servicios de utilidad pública o interés social.

En el caso de las escuelas taller, los proyectos constan de dos etapas, una primera etapa formativa de iniciación, en la que el alumno trabajador recibirá formación profesional adecuada a la ocupación y recibirá una beca y, una segunda donde se complementa su formación en alternancia con el trabajo y las práctica profesional, siendo contratados por las entidades promotoras de los proyectos.

En los talleres de empleo recibirán la formación profesional adecuada a la ocupación a desempeñar en alternancia con el empleo y serán contratados por las entidades promotoras.

Los proyectos, de un año de duración, deben desarrollar productos o servicios de utilidad pública o de interés social, que posibiliten a los alumnos trabajadores la realización de un trabajo efectivo que, junto con la formación profesional para el empleo que reciben, procure su cualificación profesional y favorezca su inserción laboral.

En el caso de las escuelas taller los proyectos están relacionados con actividades de recuperación o promoción del patrimonio artístico, histórico, cultural o natural; la rehabilitación de entornos urbanos o del medio ambiente; la recuperación o creación de infraestructuras públicas.

Los talleres de empleo se centrarán en actividades de interés público, social o artesanal que permitan la inserción a través de la profesionalización y adquisición de experiencia de los participantes. El programa se desarrolla en colaboración con los ayuntamientos, como ya ocurre con los planes de empleo.

La Junta de Andalucía anticipó en su momento hasta el 75 por ciento del importe de las subvenciones para que contaran por adelantado con la mayor parte del dinero, y el resto (25%) una vez justificado el primer importe como marca la norma para comprobar que el dinero público se ha invertido en el objetivo marcado en el proyecto.