Actualizado 06/06/2018 14:13 CET

El SAS cede al Servicio Aragonés de Salud el uso de la base de datos diseñada para las pruebas analíticas

El SAS cede al servicio aragonés el uso base de datos para análisis
CONSEJERÍA DE SALUD

Marina Álvarez destaca contribución de Andalucía en el desarrollo de sistemas a favor de la calidad, agilidad y seguridad de la asistencia

SEVILLA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) y el Servicio Aragonés de Salud han firmado este miércoles un convenio de colaboración para la cesión institucional de la base de datos que ha sido diseñada por la sanidad pública andaluza para gestionar toda la información que se genera en torno a las pruebas analíticas que se realizan en los centros sanitarios.

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha presidido la firma de este acuerdo rubricado por los gerentes de ambos servicios sanitarios, Francisca Antón, como responsable del SAS, y Javier Marión, como responsable del Servicio Aragonés de Salud. Álvarez ha destacado la contribución del sistema sanitario público andaluz en el desarrollo de sistemas de información que contribuyen a la calidad, agilidad y seguridad de todo el proceso asistencial.

La base de datos que "exporta" Andalucía a la comunidad de Aragón reúne el listado completo y ordenado de las pruebas de laboratorio clínico que pueden generarse en la práctica asistencial y forma parte del 'Módulo de Pruebas Analíticas' de la Historia Clínica Digital a la que da soporte el sistema informático Diraya.

De esta forma, se permite el intercambio de información sobre peticiones y resultados entre los diferentes sistemas informáticos de los Laboratorios y de la Historia Clínica Digital y se dispone de una información única sobre pruebas de laboratorio en cada historia clínica digital, con independencia del laboratorio clínico y el centro sanitario que las haya realizado.

En Andalucía, esta base de datos, que integra toda la nomenclatura y codificación referida a pruebas analíticas, cuenta actualmente con cerca de 17.000 registros.

COMPARTIR Y GENERAR CONOCIMIENTO

La consejera de Salud ha subrayado que "esta colaboración repercutirá en la generación de conocimiento, así como en la mejora de la calidad de nuestra práctica clínica y la actividad de los laboratorios en ambas comunidades", ya que ambos servicios sanitarios autonómicos intercambiarán información sobre los resultados y avances que se vayan obteniendo con la integración y aplicación de la base de datos andaluza en el sistema sanitario aragonés.

Asimismo, la titular de Salud ha puesto en valor la aportación realizada desde Andalucía para avanzar en la interoperabilidad de la historia digital de salud entre las distintas comunidades autónomas, con pasos como el dado hoy.

Por su parte, el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, ha destacado este convenio como "ejemplo de colaboración eficiente, honesta y transparente entre comunidades autónomas". Tal y como ha subrayado Marón, "el SAS ha sido siempre pionero en muchas cuestiones y, en este caso concreto, hemos entendido que la mejor solución para configurar nuestro propio sistema era incorporar el modelo andaluz ".

A partir de este convenio de colaboración, los profesionales de los dos servicios de salud continuarán trabajando para conocer en profundidad el proyecto y seguir evolucionado y avanzando en este sistema". "Estamos muy interesados en iniciativas que suponen mejoras para la gestión, para los profesionales y, sobre todo, en la atención a los pacientes", ha concluido Marión.

La consejera de Salud ha recordado que la Junta de Andalucía viene fomentando la difusión y utilización de software libre desde hace más de 15 años como medio para impulsar la sociedad del conocimiento. Por este motivo, aunque la propiedad intelectual del diseño de esta base de datos está registrada por el SAS, sus códigos y nomenclatura pueden usarse libremente siempre que no haya ánimo de lucro y que se cite expresamente la autoría.

Por último, ambas administraciones sanitarias se comprometen en el convenio a garantizar el cumplimiento de la normativa vigente, europea y nacional, en materia de protección de datos.