Publicado 15/01/2021 15:14CET

La Unidad de Insuficiencia Cardiaca Avanzada y Trasplante del Virgen del Rocío de Sevilla obtiene la 'excelencia'

Unidad de Insuficiencia Cardiaca Avanzada y Trasplante
Unidad de Insuficiencia Cardiaca Avanzada y Trasplante - HUVR

SEVILLA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Insuficiencia Cardíaca Avanzada y Trasplante del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha obtenido la acreditación de 'Excelencia' de la Sociedad Española de Cardiología.

Esto significa que ha completado y acreditado todos los estándares de calidad para la obtención de su programa SEC-Excelencia en el nivel de Unidad de Insuficiencia Cardíaca avanzada, que la capacita para la selección, manejo y seguimiento de pacientes trasplantados cardíacos y/o dispositivos de asistencia ventricular de larga duración, detalla el centro hospitalario en un comunicado.

La Sociedad Española de Cardiología certifica de este modo que los profesionales de esta unidad trabajan según unos estándares de calidad en la asistencia de los pacientes con insuficiencia cardíaca. Esta larga trayectoria se manifiesta, por ejemplo, en su programa de trasplante cardíaco, que se inició en el año 1991 y en la actualidad ha llegado a 500 trasplantes de corazón.

El proceso de acreditación consta de tres fases: revisión de la documentación solicitada; auditoría, que incluye visitas a las instalaciones y entrevistas con los miembros del equipo de la unidad; e informe con observaciones y recomendaciones de mejora (de ser necesario para obtener la certificación). Esto conlleva la participación en un registro nacional de pacientes que sufren este problema para analizar los resultados en cuanto a mortalidad y reingresos de cada centro, y así comprobar la calidad de la asistencia prestada, en toda España.

La insuficiencia cardiaca es la forma final que tienen todas las cardiopatías. Esta impide el correcto bombeo del corazón, haciendo que no llegue suficiente riego sanguíneo al organismo y que se acumulen los líquidos que el corazón no bombea adecuadamente.

Para su tratamiento se requiere un abordaje multidisciplinar que contempla un amplio abanico de profesionales, que incluye cardiólogos, cirujanos cardiovasculares, médicos internistas, médicos de atención primaria, etc, además de enfermeras especializadas. De hecho, todos estos profesionales forman parte de las unidades de insuficiencia cardiaca.

Según un reciente estudio español publicado en PLOS ONE, el 1,2% de la población general padece insuficiencia cardiaca. Esta enfermedad está presente en un 2,7% de los mayores de 45 años y el 8,8 por ciento de los mayores de 74 años, unas cifras que se van incrementando cada año al aumentar la edad y la mayor supervivencia de otras enfermedades cardiacas agudas.