Publicado 23/03/2021 13:47CET

La Junta pide al Gobierno aclarar los fondos de la UE para rehabilitar vivienda, que quiere potenciar en provincias

Archivo - El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.
Archivo - El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. - JCYL - Archivo

   Concede 4,5 millones en ayudas a la rehabilitación para 1.097 viviendas, 255 de ellas en el medio rural, que movilizarán 14 millones de inversión

   VALLADOLID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha pedido al Gobierno central que agilice la determinación de cómo se implementarán los fondos de la Unión Europea para la rehabilitación de vivienda, que quiere potenciar en las provincias para corregir "desequilibrios", pero que podrían retrasarse ante la falta de definición de cómo se repartirán y se utilizarán en esta materia.

   Suárez Quiñones se ha expresado así en una rueda de prensa en la que ha informado sobre la resolución de las convocatorias de subvenciones de 2020 destinadas a la rehabilitación de edificios, que permitirán distribuir 4.511.811 euros para las obras de mejora en 1.097 viviendas en la Comunidad que movilizarán una inversión superior a los 14 millones de euros.

   El consejero, quien ha explicado que la resolución se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) del jueves, 25 de marzo, ha incidido en que en la resolución de estas ayudas se ha observado "desequilibrios" en la demanda de ayudas entre las diferentes provincias de la Comunidad, por lo que establecerá un plan de acción que permita fomentarlas en las provincias donde menos se solicitan.

   Sin embargo, Suárez-Quiñones ha afirmado que de cara al futuro, tras la resolución de la última convocatoria, necesita que el Gobierno central aclare cómo será la llegada de fondos de la Unión Europea para esta materia, ya que se contemplan 5.320 millones de euros para España, de los que buena parte tendrían que llegar a las comunidades autónomas, que tienen las competencias en materia de vivienda.

   En este sentido, ha reclamado que el Gobierno aclare cómo será no sólo la distribución de fondos, sino la "cogobernanza" en este área, y ha pedido también ayuda al PSOE para que no trate mal a Castilla y León en el reparto de fondos como en otras ocasiones y se tengan en cuenta sus características como la dispersión y la extensión de la Comunidad, a la que ha reivindicado que se la trate con "justicia".

   El titular de Fomento y Medio Ambiente ha pedido agilidad a la hora de aclarar estas cuestiones de cara a encajar jurídicamente las ayudas porque aunque en el caso de algunas como las del alquiler no cree que se vean afectadas, pero sí podrían generarse retrasos en las de rehabilitación, por ejemplo.

   Asimismo, ha pedido al Ejecutivo central que estudie fórmulas para facilitar la financiación del 60 por ciento del coste de la rehabilitación que deben aportar los particulares y comunidades de vecinos a la hora de acceder a estas ayudas, con iniciativas que sean "atractivas" para las entidades financieras y puedan animar a elevar el número de solicitudes, algo en lo que trabajará la Junta al observar que hay provincias en las que la demanda es muy baja, por lo que tratará de movilizar al sector relacionado con este tipo de intervenciones.

   Precisamente las ayudas resueltas en esta última convocatoria en Castilla y León suponen un importe de 4.511.811 euros para las obras de mejora en 1.097 viviendas en la Comunidad (correspondientes a 71 comunidades de propietarios y 29 propietarios de viviendas unifamiliares), de las cuales 255 -algo más del 23 por ciento-, se encuentran en el medio rural, cuyos propietarios recibirán ayudas por importe de más del 25 por ciento de presupuesto total.

   El consejero ha recordado que entre las convocatorias de 2018, 2019 y 2020, el total de ayudas concedidas por la Junta es de más de 13,5 millones de euros, que suponen una inversión de 43,4 millones de euros, lo que ha beneficiado a 319 propietarios (198 comunidades y 121 unifamiliares) y 3.449 viviendas (1.675 en ayudas de eficiencia energética y sostenibilidad y 1.774 en ayudas de conservación, seguridad y accesibilidad), de las que 741 viviendas han sido en el medio rural.

   "Estas ayudas, al igual que las que se destinan a las áreas de regeneración urbana (ARUs), contribuyen al fomento de la cultura de la rehabilitación en la Comunidad y a la revitalización del patrimonio urbano e inmobiliario de los núcleos urbanos", ha señalado Suárez-Quiñones, quien ha destacado que por cada millón de euros invertidos se generan 56 puestos de trabajo.

   El consejero ha recordado que estas ayudas son fruto de una convocatoria acordada en el marco del Diálogo Social y surgen de la colaboración entre Administraciones estatal, autonómica y local, a través del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

   Esta convocatoria resuelta ahora contempla, por un lado, ayudas a la conservación del edificio y realización de mejoras en materia de accesibilidad y, por otra, a la realización de obras de eficiencia energética, por importe conjunto superior a 4,5 millones de euros.

   De ellos, más de 2,8 millones, el 62,51 por ciento, corresponde a las ayudas a la conservación del edificio, con Burgos como provincia que más beneficiarios y número de viviendas presenta, y Ávila la que menos.

   El importe restante, casi 1,7 millones de euros, corresponde a la realización de obras de eficiencia energética: en estas ayudas hay que destacar que la reducción de la demanda energética, como media, es superior al 50 por ciento.

   Los mayores beneficiarios son comunidades de propietarios, con un total de 71 comunidades, que agrupan a 1.068 viviendas, a los que se suman 29 propietarios de viviendas unifamiliares, éstas en su gran mayoría en el medio rural.

   El coste total de las obras que se van a realizar gracias a estas ayudas asciende a 14.020.479 euros, y repercutirán positivamente en la economía regional, con el consiguiente efecto positivo en la creación de empleo.

   El consejero ha destacado también que el medio rural, con un total de 36 beneficiarios para rehabilitar 255 viviendas, recibirá un importe de 1.161.859 euros, lo que supone el 25,75 por ciento del total de las ayudas, con lo que se alcanza el 25 por ciento que reserva Castilla y León para estas zonas en la convocatoria.

   Los beneficiarios recibirán un SMS de la Junta de Castilla y León con el aviso de que las obras deben iniciarse antes del mes siguiente a la publicación de la resolución.

   Los listados se podrán consultar en la página web de la Junta de Castilla y León, en los Servicios Territoriales de Fomento, en el teléfono 012 y en la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo.

   El plazo para ejecutar la obra será de 24 meses, ampliable a 26 meses para actuaciones de mejora de la eficiencia energética que afecten a 40 o más viviendas.

Contador

Para leer más