Publicado 24/03/2021 11:44CET

El representante de la CE confía en que el pasaporte sanitario se apruebe "como muy tarde" a finales de junio

Archivo - Turistas en el aeropuerto
Archivo - Turistas en el aeropuerto - GVA - Archivo

   VALÈNCIA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El director en funciones de la Representación de la Comisión Europea, Jochen Müller, ha mostrado este miércoles su confianza en que el pasaporte sanitario esté aprobado como "muy tarde" a finales de junio para favorecer una circulación "más fluida" entre los estados miembros, que es un "derecho fundamental". En cambio, ha aclarado que las restricciones a la movilidad dentro de España es "claramente una decisión interna que compete a la autoridades españolas".

   Müller, en un encuentro telemático con medios valencianos, se ha referido así preguntado por la polémica generada por la entrada de turistas extranjeros a España en Semana Santa mientras que está prohibida la circulación entre comunidades autónomas.

   Al respecto, ha recalcado que la Comisión Europea es "responsable" de que "el derecho fundamental" de la libre circulación en Europa "se cumpla" y "se cumpla claramente porque tú puedes viajar a todos los países miembros de la UE". No obstante, ha aclarado que por cuestiones de Salud Pública, que es una "competencia nacional", algunos países pueden exigir una PCR negativa o realizar una cuarentena para poder entrar en su territorio.

   Precisamente, ha explicado que para evitar restricciones adicionales, que ha insistido en que "son nacionales y que la UE no entra en ellas", se ha aprobado este certificado verde digital para "facilitar la movilidad en el futuro" y que sea "más fluida" esta circulación.

   De este modo, una vez que el viajero disponga de él "demostrará que tiene un PCR, la vacuna o que tiene anticuerpos por haber pasado la covid" y se evitará estas limitaciones que imponen algunos Estados miembros como ha hecho España con algunos países tanto de la UE como del mundo.

   Sin embargo, ha recalcado que las restricciones a la movilidad interna son "claramente una decisión interna de España sobre cómo, bajo el estado de alarma además, está gestionando la salud pública española". "Es un tema que compete a las autoridades españolas", ha señalado.

CERTIFICADO VERDE

   Al respecto, ha destacado que como muy tarde a finales de junio espera que esté aprobado este pasaporte sanitario. Para ello, ha urgido a todos los estados a poner en marcha sistemas informáticos que permitan recoger los datos y enlazarlos en la UE.

   Este documento engloba tres tipos de certificado: de vacunación, de pruebas PCR o rápidas de antígenos y para las personas que se hayan recuperado de la COVID-19. Estos dos últimos certificados se proponen para evitar la discriminación de las personas que no estén vacunadas ya que haber sido vacunado no constituirá un requisito previo para viajar.

   Cuando los Estados miembros acepten la acreditación de vacunación para eximir de determinadas restricciones de salud pública, estarán obligados a aceptar, bajo las mismas condiciones, certificados de vacunación expedidos con arreglo al sistema de certificado digital verde.

   Estarán disponibles tanto en formato electrónico como en papel a través de un código QR y una firma digital que asegure que el certificado es auténtico.

   La Comisión creará una pasarela digital y apoyará a los Estados miembros en la creación de programas informáticos que puedan utilizar las autoridades para verificar todas las firmas de los certificados y al respecto ha recalcado la cofidencialidad de los datos.

   Esta medida se suspenderá una vez que la Organización Mundial de la Salud declare el fin de la emergencia de salud pública internacional por la COVID-19.

Contador

Para leer más