Actualizado 13/09/2022 18:15

Acusado de matar a su mujer y su hija en Abanto dice que lo hizo porque "no aguantaba y no iban a poder aguantar sin mí"

Juicio en la Audiencia de Bizkaia por la muerte de una mujer y su hija en Abanto en marzo de 2020
Juicio en la Audiencia de Bizkaia por la muerte de una mujer y su hija en Abanto en marzo de 2020 - H.Bilbao - Europa Press

BILBAO, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El acusado de matar a su esposa y su hija en Abanto en marzo de 2020 ha admitido que es "culpable" del crimen de las dos mujeres, a las que mató porque él "no aguantaba" ante la situación económica que sufría su empresa y, según ha afirmado, "ellas no iban a poder aguantar sin mí".

Tras la selección ayer del jurado, la Audiencia provincial de Bizkaia ha iniciado hoy la vista por el crimen de una mujer de 56 años y su hija, de 24 años, en la vivienda familiar del barrio de Sanfuentes de la localidad vizcaína de Abanto y Zierbena.

El marido y padre de las víctimas, respectivamente, se enfrenta a una petición de entre 47 años y 50 años de prisión por parte la Fiscalía y el resto de partes de la Acusación, que le atribuyen sendos delitos de asesinato con alevosía, mientras que la defensa considera los hechos homicidio y propone una pena de ocho años de cárcel por cada una de las muertes, con cumplimiento simultáneo.

En la sesión de este martes, han presentado sus escritos acusaciones y defensa y ha prestado declaración el acusado, que ha iniciado su testimonio asegurando que es "culpable". Según ha afirmado, llevaba "semanas" con la idea de suicidarse debido a la situación económica que atravesaba su empresa.

"Yo no aguantaba y ellas no iban a poder aguantar sin mí", ha señalado el acusado, que ha indicado que le preocupaba dejarlas en "ruina" ya que su esposa se "iba a quedar ciega". "Mi idea era morirnos los tres", ha indicado el hombre, que ha asegurado que mantenía una relación "buenísima" con su hija y su mujer y ha asegurado estar "arrepentido".

En su relato de los hechos, ha explicado que llegó ese día a casa y vio a su esposa dormida y unas mazas y se le ocurrió el crimen "como una cosa inevitable". Según ha relatado, golpeó a ambas con una maza y posteriormente les cortó el cuello con un cuchillo porque le "entró el miedo de dejarlas paralíticas o subnormales".

(Habrá ampliación)

Contador

Más información