Adjudicadas las obras de los nuevos accesos a Bilbao por San Mames, con un coste de 147 millones y un plazo de 38 meses

Actualizado 03/10/2008 16:14:14 CET

BILBAO, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Obras Públicas de la Diputación de Bizkaia, a través de la empresa foral Interbiak, ha adjudicado la ejecución del proyecto de construcción de los nuevos accesos a Bilbao por San Mames a la UTE (Unión Temporal de Empresas) formado por Excavaciones Viuda de Sainz SA, Enrique Otaduy SL, Excavaciones Cantábricas SA, Asfaltos Uribe SA y Cimentaciones Abando SA., con un presupuesto de 147,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 38 meses.

La Diputación Foral, de forma conjunta y también a través de Interbiak, ha adjudicado la Asistencia Técnica del Proyecto, que será realizada por otra UTE formada por cuatro ingenierías: Geoconsult SA, Dair SL, CV Ingeniería SL y Silga SL, con una dotación económica de 5,52 millones de euros.

Previsiblemente las obras, que se corresponden con la construcción de una conexión entre el tramo de la A-8 denominado Solución Sur y el casco urbano de Bilbao a través de la calle Avenida del Ferrocarril, comenzarán para finales de este año 2008.

El proyecto ahora adjudicado afecta a un tramo de la Solución Sur de aproximadamente 1.600 metros, pero no alcanza a la conclusión total de la conexión, ya que el tramo final se está proyectando por Bilbao Ría 2000.

El nuevo enlace afecta exclusivamente al municipio de Bilbao, entre el enlace de Kastrexana y el Viaducto de Masustegi. Las obras contemplan la ampliación de la plataforma de la A-8 para dar cabida a los nuevos accesos a San Mames; la cubrición del referido vial entre la carretera Basurto-Kastrexana y el Viaducto de Lezeaga; el diseño de los ramales para conexión de la A-8 con las Avenida del Ferrocarril y Montevideo; y la conexión directa de la Avenida del Ferrocarril con el enlace de Kastrexana.

Los ramales se han proyectado en una gran parte en túnel o en falso túnel y la conexión de la A-8 con el enlace de Kastrexana, en el sentido Gipuzkoa-Cantabria, se realiza mediante un viaducto de 330 metros.

La construcción de estos nuevos accesos supondrá el derribo y desaparición de los actuales Viaductos de Sabino Arana, cumpliendo una reiterada aspiración de la propia Diputación, del Ayuntamiento de Bilbao y de los vecinos de la zona.