Publicado 08/01/2020 18:04CET

Alonso cree que la "misión" de Casado debe ser "recuperar un partido para la concordia y no para la bronca"

Alonso (PP) responsabiliza a Urkullu de los contratos bajo "sospecha" adjudicados a un miembro del PNV.
Alonso (PP) responsabiliza a Urkullu de los contratos bajo "sospecha" adjudicados a un miembro del PNV. - EUROPA PRESS

Defiende que a quienes "chillan mucho y siempre", hay que ganarles con "sensatez"

VITORIA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha defendido este miércoles que la "misión" de Pablo Casado debe ser "recuperar un partido para la concordia y no para la bronca" porque, a quienes "chillan mucho y siempre", hay que ganarles con "sensatez". En todo caso, ha defendido que el presidente de su partido hizo "lo que tenía que hacer" en el pleno de investidura.

En una rueda de prensa celebrada en la sede del PP en Vitoria, Alonso ha afirmado que el debate de investidura ha provocado "preocupación y desasosiego" entre la ciudadanía. "Los principios son maleables y se saltan de cualquier manera y eso lo hemos visto estos días. El debate está trufado de mentiras y de engaños y en un tono dialéctico realmente agrio donde avanza en la destrucción de los puentes que deberían unirnos", ha lamentado.

El líder de los populares de Euskadi cree que esta legislatura se va a ver en España "un enfrentamiento que puede ser agrio, entre partidos que buscan los extremos", porque cree que tanto la izquierda y la derecha se van a "radicalizar".

Por ello, ha defendido que "el papel del PP tiene que ser el del partido de la tercera España" que "ofrece una moderación desde el ámbito del centro-derecha" y que, "frente a la mentira y el engaño de Pedro Sánchez, debe procurar, de alguna manera, recuperar puentes para la convivencia". "Lo que no podemos es vernos arrastrados a esa lucha de bandos, a esas trincheras en la que se quiere convertir la política española", ha apuntado.

ALTERNATIVA A LOS QUE GRITAN

El presidente del PP vasco cree que ese debe ser el "esfuerzo" de Pablo Casado, ya que considera que el presidente del PP debe ser "duro y valiente en la denuncia y en la oposición". "La misión del PP, que es dificilísima, es ofrecer esa alternativa que es distinta de quienes gritan a derecha e izquierda", ha insistido.

Preguntado por la intervención de Casado en el pleno de investidura, Alonso ha defendido que hizo "lo que tenía que hacer y con gran brillantez". En todo caso, ha indicado que "la función del PP y la suya, y la misión que tiene, es recuperar un partido para la concordia, no para la bronca; porque los que chillan mucho y siempre nos van a ganar a chillidos, y nosotros les tenemos que ganar a sensatez".

En este sentido, ha indicado que este es un motivo de "reflexión" sobre "cuál debe ser la posición política que debe mantener el PP en el País Vasco para resultar de la mayor utilidad al conjunto de los ciudadanos en el País Vasco".

Asimismo, ha lamentado que el PNV ha "aprovechado la inestabilidad" para "llevar al País Vasco al camino soberanista, en un intento de liquidación del Estatuto de Gernika y de llevar a una situación de enfrentamiento como la de Cataluña". "Esto es malo. Desde el PP debemos mantener una posición firme y moderada en defensa del Estatuto de Gernika, nuestro marco de convivencia, ante el riesgo que supone abrir ese camino", ha subrayado.

Alfonso Alonso ha defendido que "el PP tiene capacidad de ser garantía de que los marcos de convivencia no se van a quebrar en España en los próximos tiempos y tampoco en el País Vasco".

Además ha avanzado que "para el PP es muy importante sacar adelante una alternativa para todos aquellos que desean las dos españas" y ha señalado que el PP "nació para la tercera España". "El PP es un partido que tiene siempre que buscar una alternativa de concordia y eso es lo que nosotros procuraremos hacer aquí", ha avanzado.

AGRUPAR A LOS CONSTITUCIONALISTAS

Al respecto, ha considerado "fundamental" de cara a este año "buscar la unión de todos aquellos que sienten la defensa de la Constitución en el País vasco". "Ese va a ser mi esfuerzo, agrupar a los constitucionalistas, a aquellos que quieren un modelo de sociedad basado en la libertad", ha señalado.

Por ello, ha explicado que van a "construir una agrupación de fuerzas entorno a aquellos que desean defender la Constitución y este modelo de convivencia en el País Vasco". "Esta es la alternativa necesaria que tenemos que liderar desde el PP y es la que siento que es mi responsabilidad política y la de mis compañeros en este tiempo", ha indicado.

Para Alonso, "este no es tiempo de lamentarse" sino de trabajar para buscar oportunidades y alternativas" con el objetivo de "buscar el acuerdo y la agrupación de todos aquellos que tienen un pensamiento similar al del PP".

El presidente de los populares vascos ha defendido que su partido "es muy importante", ya que "ha ido un instrumento que ha sido muy útil en el País vasco y que lo sigue siendo" que "canaliza la visión política de una parte muy importante en el País vasco sin la que no se entiende lo que es el País Vasco".

"Para nosotros ya no es el PP lo más importante sino que tenemos que ser capaces de agrupar a todos aquellos que quieren la defensa del Estatuto de Gernika y la Constitución.

Alonso ha apostado por "buscar la formula, el encuentro" para "ofrecer a los ciudadanos vascos una plataforma útil de defensa de su idea". "Es más importante la idea que defendemos que el partido. La obligación del PP es favorecer que esto se produzca y creo que estamos en condiciones de hacer una oferta de representación a la gente que desea nuestro modelo de convivencia, el del Estatuto", ha defendido.

"MALO PARA LOS VASCOS"

Alfonso Alonso ha asegurado que el gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos que ha sido posible gracias al "apoyo activo" del PNV y al apoyo "tácito" de EH Bildu, es un acuerdo "malo para los vascos" porque "vuelve a recetas de política económica que han acreditado su fracaso en España y fuera, con graves incertidumbres en algunas decisiones que ya se han anticipado".

Por ello, cree que es necesario decir al PNV que el País Vasco "no es una isla" y "no puede comenzar esta legislatura defendiendo recetas económicas distintas de las que trae esta nueva izquierda y terminar dando apoyo a una política económica que decía no compartir".

"Para el PNV, la economía y el empleo no es una prioridad sino que es otra: su propia agenda vasca, una agenda nacionalista. Cuando ellos negocian es para incrementar el poder los nacionalistas", ha criticado.

Alonso ha afirmado que este acuerdo "no va a beneficiar a los ciudadanos vascos" salvo a quienes desean que el País vasco se convierta en un 'batzoki'". "El resto de ciudadanos vascos que desean más oportunidad, más libertad y más desarrollo económico y social tienen que saber que no se ha negociado en su nombre", ha subrayado.

Para el presidente del PP vasco, "se abre un tiempo difícil, cargado de incertidumbres", y ha insistido en que observan "con profunda preocupación la evolución económica y social con las medidas que anuncia el nuevo gobierno", así como "la ruptura de los consensos entorno a la unidad constitucional y a la vigencia del estatuto de Gernika que parece anticiparse". "Estaremos vigilantes y activos para que eso no ocurra", ha insistido.

Para leer más