Ares apuesta por ajustar medidas de seguridad a las necesidades de la actual situación, que es "diferente"

Actualizado 14/10/2011 13:09:55 CET
PARLAMENTO VASCO

Defiende que el Gobierno tiene "la responsabilidad de gestionar con rigor los recursos públicos"

VITORIA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha destacado que "estamos en una situación completamente diferente", en referencia al actual momento de alto el fuego de ETA, y ha indicado que el Gobierno vasco tiene "la responsabilidad de gestionar con rigor" los recursos públicos de los que se dispone, por lo que ha insistido en la necesidad de "ir ajustado las medidas de seguridad a las necesidades de cada momento".

Ares ha realizado estas declaraciones en el pleno de control que se está celebrado en el Parlamento vasco, en respuesta a una pregunta realizada por el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, sobre la decisión del Gobierno de retirar la protección por amenaza terrorista a varios cargos públicos que, según ha denunciado, "ha supuesto que más de 2.000 escoltas privados hayan cesado su actividad".

Para Maneiro, esta decisión del Ejecutivo es "precipitada" porque, "aunque vivimos en una situación de alto el fuego, ETA sigue viva y amenazante". "El terrorismo a día de hoy no ha acabado y se necesita prudencia", ha reiterado.

Asimismo, ha explicado que la Asociación de Escoltas de Euskadi y Navarra se han dirigido a los grupos parlamentarios para denunciar la falta de información y comunicación por parte del Departamento de Interior. "Nos da la sensación de que hubo falta de sensibilidad por parte de su Gobierno", ha denunciado.

El titular de Interior ha defendido que las decisiones que adopta el Departamento de Interior son "meditadas y prudentes" y que los operativos de seguridad se van "ajustando permanentemente" en base a los informes que hacen los técnicos competentes "según la necesidades de seguridad que se requieren en cada situación". "No sólo se ha considerado la posibilidad de utilizar agentes privados para que presten otros servicios, sino que muchos lo están haciendo en estos momentos", ha confirmado.

Por otro lado, ha pedido "rigor" a Maneiro porque "no es cierto" que haya 2.000 personas que hayan dejado de prestar servicio en Euskadi como escoltas, y ha defendido que los servicios de seguridad están "debidamente atendidos", por lo que no son deficientes.

MEDIDAS "AJUSTADAS"

Ares ha indicado que los servicios de seguridad se van ajustando "permanentemente" en función del análisis de riesgo ponderado que hacen los técnicos, y ha reiterado que su Departamento está manteniendo una actitud "prudente y responsable", en relación con esas medidas de seguridad.

En este sentido, ha recordado que, no sólo se están atendiendo las reivindicaciones de las personas de seguridad privada que atienden la protección a nivel individual, sino que, "antes de que se plantearan las reivindicaciones, el Gobierno vasco fue pionero" en destinar este tipo de seguridad a la protección de mujeres maltratadas.

Asimismo, ha resaltado que "estamos en una situación completamente diferente" y ha indicado que el Gobierno vasco tiene "la responsabilidad de gestionar con rigor los recursos públicos de que disponemos".

Por ello, ha insistido en la necesidad de "ir ajustado las medidas de seguridad a las necesidades de cada momento". "No voy a hablar más de operativos porque no quiere dar ninguna pista a quienes podrían querer utilizar las explicaciones que yo dé aquí", ha concluido.