Actualizado 28/01/2007 15:41 CET

Atutxa dice que los vascos "merecemos la paz" en la entrega de los Premios Sabino Arana

Andereños del franquismo, Aranzadi, Tecnalia, Junkera y Txirri, Mirri eta Txiribiton reciben los galardones

BILBAO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Sabino Arana, Juan María Atutxa, aseguró hoy en la entrega de los premios que otorga todos los años esta institución, que los vascos "necesitamos, merecemos y somos capaces" de lograr la paz.

El que fuera presidente del Parlamento vasco y consejero de Interior, se mostró seguro de que "vamos a ser capaces de construir la paz que necesitamos", cuya falta, añadió, "es el único resquicio en nuestro tronco".

"Entre todos tenemos que trabajar para cerrar esa brecha. Porque lo necesitamos, porque nos lo merecemos y porque somos capaces. Por eso nos protege hoy ese roble renovado, de una belleza austera y serena y con una sombra confortable, sólida y abierta. Simboliza lo que necesitamos seguir en un mundo como el de hoy, que necesita de estas referencias. Eso quiere decir hoy 'Atzokoan finkatuz gaur biharkoa bultzatu' (Apoyados en el pasado, impulsando el hoy y el mañana)", añadió.

El colectivo de andereños que trabajó en la clandestinidad durante el Franquismo, la sociedad de ciencias Aranzadi, la corporación tecnológica Tecnalia, el músico Kepa Junkera y los payasos Txirri, Mirri eta Txiribiton recibieron esta mañana la gran moneda de oro macizo que se entrega con estos premios.

La gala de entrega se realizó en el Teatro Arriaga de Bilbao, a la que acudió el lehendakari, Juan José Ibarretxe, que fue recibido con el público en pie cuando subió al escenario a saludar a los galardonados. El acto estuvo amenizado con la actuación del Ballet Biarritz Junior y fue conducido por Ainara Torre y Julen Iantzi.

La Junta del Patronato de la Fundación ha elegido, entre las propuestas realizadas por sus socios, a los galardonados en los premios que se otorgan para celebrar el anivesario del nacimiento del fundador del nacionalismo vasco.

De esta manera, la Fundación Sabino Arana reconoció, en esta edición, la labor desarrollada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi en el campo de la investigación y divulgación científica en distintos ámbitos de las Ciencias Naturales, la Antropología, la Etnografía, Arqueología y Prehistoria del País Vasco.

La Fundación "distingue y subraya su actividad, constante e inmensamente fructífera, consistente en la recuperación y exhumación de los restos mortales de las numerosas personas fusiladas y desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Un inestimable trabajo en la recuperación de la memoria histórica de los que más sufrieron".

Asimismo, la última edición de los premios expresa su reconocimiento a la Corporación Tecnológica Tecnalia, por su contribución al desarrollo del entorno económico y social de Euskadi a través del fomento de la Innovación Tecnológica, ya que desde su nacimiento en 2001, se ha consolidado como modelo de "referencia" en I+D+i en el Estado y como "interlocutor tecnológico de primer nivel" en la Unión Europea.

TECNALIA

La Fundación subraya que los centros tecnológicos que conforman Tecnalia (Azti, European Software Institute (ESI), Inasmet, Labein, Neiker y Robotiker y Fatronik como centro adherido) están presentes en diferentes campos de Investigación y aplicación y en un amplio abanico de mercados y sectores económicos, tanto en aquellos considerados "maduros" o desarrollados como en otros en vías de desarrollo y emergentes.

El galardón para Txirri, Mirri eta Txiribiton, "el primer grupo de payasos en euskera", reconoce "su contribución a la difusión, promoción y expansión de la lengua vasca entre los más pequeños". Los herederos de Kixki ta Mixki ta Kaxkamelon, nombre con el que ofrecieron su primera actuación en 1972, son "un referente" en la vida cultural y educacional de los pequeños euskaldunes, tras 35 años de profesión y 17 discos editados.

También ha sido galardonado en la XVIII edición de los Premios Sabino Arana el trikitrilari bilbaíno Kepa Junkera, "uno de los músicos más internacionales de Euskadi y auténtico innovador en la forma de tocar la trikitrixa". "Sus composiciones, un ejercicio de mezcla, universalidad y mestizaje entre la trikitrixa y otros instrumentos y ritmos, han llevado hasta escenarios de los cinco continentes la música tradicional vasca" y le llevaron a recibir un premio grammy.

Finalmente, la Fundación Sabino Arana reconoce la labor de "las andereños que lucharon contra el franquismo en un ámbito tan importante como la recuperación y conservación de nuestra identidad cultural y de nuestra lengua, el euskera, en un régimen de clandestinidad y persecución".

La Fundación destaca el compromiso y lucha "por poner en marcha un incipiente movimiento de ikastolas, muchas de las cuales hoy día forman parte del sistema educativo vasco", de un colectivo que recientemente ha logrado el reconocimiento de su derecho a una pensión de jubilación íntegra.

El galardón que otorga la Fundación Sabino Arana a sus premiados consiste en una moneda de oro macizo de primera ley (750 milésimas) y 50 mm de diámetro sobre una escultura de Sabino Arana realizada por el prestigioso escultor catalán Juan Puigdollers. Este artista es especialista en talla de madera y escultura monumental, y ha trabajado con artistas de la talla de Subirats.