El Ayuntamiento de Bilbao amplía en 45 las plazas de alojamiento para personas sin hogar por la ola de frío

Una persona 'sin techo' duerme en la vía pública
ARRELS
Publicado 31/12/2018 13:57:11CET

BILBAO, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao ha ampliado en 45 las plazas de alojamiento para personas sin hogar debido a la previsión de temperaturas extremas, que ya se han dejado notar durante la noche del domingo.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, desde la noche del 30 de diciembre y hasta que cambie la situación meteorológica, "se han puesto en marcha algunas medidas de cara a una óptima utilización de los recursos existentes".

El Ayuntamiento de Bilbao activó el pasado 19 de noviembre el dispositivo especial invernal de atención a personas en situación de exclusión residencial grave con la apertura de 91 plazas, 20 de ellas en Claret Zentroa y 71 en el Albergue de Altamira.

En periodos de temperaturas extremas, el Ayuntamiento de Bilbao tiene la posibilidad de ampliar la oferta en 62 camas, 8 plazas más en el centro gestionado por Claret Sozial Fondoa, 40 en centros gestionados por la Cruz Roja y 14 en Altamira.

Como consecuencia de la ola de frío que se ha iniciado en la noche de este domingo, se han ampliado en 45 plazas, un número que se incrementará según las necesidades.

En las dos etapas "invernal normal" y con temperaturas extremas, se permite a toda persona pernoctar en un albergue tres días, y si tiene arraigo en Bilbao, hasta siete días. Estos criterios pueden flexibilizarse en todo momento "atendiendo a las circunstancias de las personas", como "vulnerabilidad, enfermedad, existencia de programas de inserción social".

En caso de ola de frío, sin embargo, no se exige el cumplimiento de los requisitos de arraigo para el acceso y "todas las personas pueden hacer uso de los servicios municipales de alojamiento de urgencia". Durante el dispositivo invernal se exige ser mayor de edad, no tener medios económicos, presentar situación de necesidad, tres meses de permanencia continuada en Bilbao, no estar en situación grave de crisis y/o con comportamientos inasumibles en un contexto convivencial.

Asimismo, en los albergues, no tramitarán bajas y se prorrogarán automáticamente las estancias hasta que el temporal amaine, momento en el que se hará una nueva valoración de la situación en los casos.

Desde el Área de Acción Social del Consistorio bilbaíno se realiza "un seguimiento continuo de la situación y de las previsiones meteorológicas", y se evalúan las posibles medidas a aplicar si la situación actual se prolonga en el tiempo. Como en años anteriores, se articularán más plazas de alojamiento de emergencia según las necesidades de la demanda.

SIN TECHO

Con estas medida "de urgencia" el Ayuntamiento de Bilbao pretende que "todas las personas sin techo que soliciten alojamiento, a través del área de Acción Social, tengan respuesta y sean atendidas adecuadamente".

El Consistorio cuenta con un equipo de calle "que acompaña y ayuda a las personas que lo necesitan, da información sobre los servicios sociales en Bilbao y trata de influir para que se acojan a estos servicios". De esta forma, analiza cada caso e interviene cuando es posible.

Contador