Ayuntamiento de Bilbao señala que el Obispado no prevé modificar su proyecto para el solar de Abando

Publicado 12/07/2019 15:44:39CET

Dice que nunca ha barajado la expropiación de la parcela y propone peatonalizar el tramo de Lersundi entre Alameda Recalde y Heros

BILBAO, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Obras y Planificación Urbana del Ayuntamiento de Bilbao, Asier Abaunza, ha señalado que el Obispado no prevé modificar su proyecto en el solar de Abando donde prevé concentrar todos los servicios diocesanos de tal forma que hay "poco margen para la mediación". Asimismo, ha anunciado que el Ayuntamiento ha puesto sobre la mesa la "posibilidad de peatonalizar el tramo de Lersundi entre Alameda Recalde y Heros".

Abaunza y el concejal de Euskera y Educación, Koldo Narbaiza, han comparecido este viernes en comisión para informar sobre el conflicto abierto entre los colectivos representativos del Colegio Público Cervantes por el proyecto previsto en la Escuela Universitaria de Magisterio Begoñako Andra Mari.

El Obispado pretende reunir en el lugar los servicios pastorales, socio-caritativos, culturales y educativos que actualmente se ubican en diferentes zonas. Asimismo, estaría previsto construir un hospital de Mutualia. Por su parte, diversos colectivos piden que se replantee este proyecto para compatibilizar las necesidades del Obispado con las del barrio y el colegio Cervantes.

En su comparecencia, Asier Abaunza ha recordado que el pleno del Ayuntamiento de Bilbao aprobó en su momento una modificación puntual del PGOU que englobaba a diversos equipamientos docentes para eliminar, por diferentes circunstancias, la etiqueta de docente de esas instalaciones.

Tras señalar que se trata de una "parcela privada que siempre lo ha sido en su totalidad", ha detallado el proyecto del Obispado y el estudio de detalle que ya ha sido publicado en el Boletín Oficial de Bizkaia.

Abaunza ha valorado las reuniones mantenidas por el Ayuntamiento con las partes para ver, entre otras cuestiones, si "el Obispado estaría dispuesto a renunciar a parte del proyecto y no edificar la totalidad de lo que tienen derecho". "El Obispado nos ha trasladado que solo contemplan la ejecución de su proyecto en esta parcela", ha subrayado.

En esta línea, ha valorado las "labores de mediación" realizadas por el Ayuntamiento con el AMPA, los vecinos y el Obispado, aunque sin poner alternativas al proyecto sobre la mesa.

"Lo que hemos manifestado es que estamos dispuestos si el Obispado cree que una parte se puede trasladar a otro sitio a estudiarlo. Pero el Obispado no está en ese planteamiento. Nos ha dicho claramente que su proyecto solo es viable desde el punto de vista de la unidad de esos servicios en un mismo emplazamiento y no barajan desgajarlo en distintas fincas o propiedades. Hay poco margen... la postura del Obispado es clara y diáfana. No pretenden modificar su proyecto y llegados a ese punto poca mediación podemos hacer", ha considerado.

No obstante, ha resaltado que el Ayuntamiento ha puesto sobre la mesa la "posibilidad de plantear la peatonalización el tramo de Lersundi entre Alameda Recalde y Heros para proteger a los niños y que la entrada al centro escolar se realice por un espacio sin tráfico rodado.

Por último, ha indicado que "nunca se ha barajado la expropiación de la parcela". "Desde el principio hemos dicho que no estamos dispuestos a expropiar ese patio porque entendemos hay otras prioridades", ha subrayado.

EH BILBU

Por su parte, el grupo municipal de EH Bildu ha solicitado a Abaunza, que no resuelva la solicitud de derribo del Obispado de la escuela de magisterio Begoñako Andra Mari y su patio, hasta recibir la respuesta oficial del Gobierno vasco, ya que, la asociación vecinal 'Por un Abando Habitable y Saludable' ha presentado al Departamento de Cultura del Ejecutivo vasco una solicitud oficial para que declare Bien Cultural la escuela de Magisterio y su patio.

La portavoz de EH Bildu Bilbo, Jone Goirizelaia, ha considerado que, mientras no haya una respuesta del Ejecutivo vasco "no se debería autorizar el derribo" puesto que es "algo que después no tiene marcha atrás y nos podemos arrepentir".

Por su parte, desde Elkarrekin Podemos, la concejal Carmen Muñoz ha cuestionado por el momento en que el equipo de gobierno municipal tuvo conocimiento que se iba a vender parte del espacio a Mutualia y ha advertido de que el Obispado le ha "metido un gol" al Consistorio.

Por su parte, el concejal del PP Carlos García ha reconocido que su formación "echa en falta" que el Ayuntamiento haya tenido "algo más de comunicación con los vecinos ya que sus demandas son legítimas".

Asimismo, ha sostenido que se trata de una situación "contrapuesta de intereses legítimos". "El Ayuntamiento no puede imponer una decisión pero sí mediar", ha finalizado.

Contador

Para leer más