Actualizado 25/03/2010 16:17

Bilbao inicia el miércoles los trámites para una Ordenanza de Espacio Público que prohíba la prostitución en la calle

Esta Ordenanza regulará, además, materias como la música callejera, los juegos y actividades lúdicas o deportivas o la venta ambulante

BILBAO, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El concejal delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Bilbao, Eduardo Maíz anunció hoy durante el Pleno ordinario celebrado en el Consistorio, que el próximo miércoles iniciará los trámites para aprobar una Ordenanza de Uso de Espacio Público que regulará la prostitución y prohibirá ejercerla en la calle.

El anuncio se realizó en el debate de una proposición del PP que solicitaba que se presentara a los grupos políticos municipales un proyecto de Ordenanza Local sobre la utilización de espacios públicos para el ejercicio de la prostitución, que finalmente no se votó.

Maiz durante el Pleno y en posteriores declaraciones a los periodistas, indicó que la Ordenanza de Uso de Espacio Público se incuirá el miércoles en Junta de Gobierno, con lo que se iniciará el proceso para su aprobación.

Esta normativa regulará las licencias, concesiones, convenios y limpieza de espacios públicos, prácticas sexuales, 'botellón', música callejera, tránsitos por aceras y espacios peatonales, juegos, actividades cívicas, culturales, lúdicas o deportivas, terrazas de hostelería o venta ambulante.

Maiz recordó que en el mes de abril no habrá Pleno Ordinario por su coincidencia con la Semana Santa, por lo que es previsible que la aprobación inicial tenga lugar en mayo y que en septiembre pueda entrar en vigor la nueva Ordenanza.

En materia de prostitución, la Ordenanza establecerá la imposibilidad de "hacer el intercambio de actividades sexuales" pagadas "en la calle" para evitar que genere molestias. El incumplimiento de la Ordenanza en esta materia conllevará multas de 300 a 3.000 euros, según se considere la infracción leve, grave o muy grave, "para todo el que intervenga" en el servicio.

"MUY COMPLEJA"

Según Maiz, la Ordenanaza de Espacio Público es "muy compleja" y las aportaciones realizadas en materia de prostitución por colectivos vecinales, sindicales y por asociaciones como Askabide, que atiende a personas del entorno de la prostitución, hablan de la necesidad de que esta actividad esté regulada para sacarla de la "marginalidad".

Se pedía también un "apoyo social a este colectivo", que ya ofrece Lan Ekintza y que los "intercambios de carácter sexual" se incluyan en una Ordenanza general para que las prostitutas no se sientan discriminadas.

El concejal de Seguridad Ciudadana afirmó que el de la prostitución es un "problema que no preocupa a los ciudadanos en su gran mayoría, aunque en determinadas zonas ha habido problemas" y en Bilbao "no llega a las dos docenas" el número de prostitutas en la calle.