Bilbao licita el proyecto de La Casilla con concesión a 40 años y un plazo máximo de ejecución de las obras de 18 meses

Diseño del proyecto de la nueva La Casilla de Bilbao
Diseño del proyecto de la nueva La Casilla de Bilbao - AYUNTAMIENTO DE BILBAO
Publicado: miércoles, 10 julio 2024 12:34

El nuevo pabellón ha de incluir pista polideportiva, piscina, salas de fitness, para actividades de grupo y graderío con 300 asientos mínimo

BILBAO, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao ha aprobado este miércoles, en Junta de Gobierno, la licitación para la redacción, ejecución, explotación y mantenimiento del proyecto de remodelación de La Casilla y su entorno. El plazo de la concesión será de 40 años, la redacción del proyecto técnico cuenta con un plazo de ocho meses y para la ejecución de las obras se plantea un periodo máximo de dieciocho meses.

Así lo han explicado en una comparecencia ante los medios el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, y el concejal de Planificación Urbana, Proyectos Estratégicos y Espacio Público, Asier Abaunza, quienes han dado cuenta de las necesidades a satisfacer por el proyecto del nuevo equipamiento, así como de los requisitos mínimos que deben incluir las ofertas que se presenten a la licitación de la concesión.

La Nueva Casilla incluirá tanto infraestructuras como actividades y,unas y otras se desglosarán atendiendo a una oferta mínima, una oferta ampliada y una oferta complementaria, ha subrayado Asier Abaunza.

En su pliego de condiciones, el Consistorio define ya la estética, funcionalidad y los objetivos que debe tener la futura plaza, donde proyecta un espacio público "moderno" que pueda albergar eventos, se contemplan nuevas zonas estanciales y de ocio y se va a acometer la "reinterpretación" quiosco actual.

Asimismo, se va a proceder a la adecuación de la urbanización del entorno urbano en la que se ubicará la "nueva y funcional" plaza pública, con una intervención de mejora en las calles adyacentes que conectan el espacio con los barrios del entorno, incluida la "amabilización" de la calle Autonomía, reduciendo calzada y con mayor espacio peatonal pero "sin hipotecar el futuro cierre del anillo tranviario previsto".

En concreto, en su sesión, la Junta de Gobierno ha aprobado "la licitación del contrato de concesión de obra para la redacción del proyecto, dirección de obra, coordinación de seguridad y salud, ejecución, explotación, mantenimiento, conservación y reposición de la obra de La Nueva Casilla".

En concreto, la redacción del proyecto y la ejecución y dirección de los trabajos se refiere tanto al futuro edificio como a la urbanización de la plaza, cuya estética y funcionalidad también han sido definidas desde el equipo de gobierno.

En ese sentido, el proyecto que deben presentar las solicitudes que se presenten debe incluir la creación de un nuevo equipamiento deportivo municipal compacto, que reemplace al existente, con el objetivo de actualizar, mejorar y enriquecer la oferta deportiva y de ocio no solo del barrio sino de la ciudad en su conjunto.

El nuevo edificio, tal y como ha subrayado Aburto, "en ningún caso va a ser más alto que el actual" y debe incluir pista polideportiva de 1.250 metros cuadrados mínimo, piscina, salas de fitness o musculación, un graderío con 300 asientos mínimo y salas especializadas de actividades para grupos, con una polivalente de 300 m2 y otra de pilates/yoga de 200 m2 y vestuarios y aseos para cada zona.

Las propuestas a presentar deben contemplar igualmente la mejora del espacio público peatonal del entorno, lo que incluye la renovación de la plaza y el estacionamiento, con el fin de impulsar la actividad comercial y la diversificación de actividades complementarias.

También se abre la posibilidad de desarrollar otras actividades e instalaciones deportivas, culturales, recreativas y de dinamización, "más allá de las establecidas en el programa funcional y equipamiento mínimo requerido".

Desde el Ayuntamiento se espera que estas actividades complementarias "se integren en el entorno cercano y en la ciudad, actuando como motores de empleo y actividad económica".

En definitiva, tal y como ha subrayado el alcalde Aburto, "la creación del nuevo equipamiento deportivo debe suponer un impulso al desarrollo adecuado de la actividad deportiva en este entorno pero también una clara mejora del espacio urbano en la zona aledaña que permita, con todo, convertir a La Nueva Casilla en un nuevo tractor económico para el barrio, la ciudad y el territorio".

PLAZOS

El plazo de la concesión será de 40 años, desde la firma del contrato y de acuerdo con la planificación municipal y el calendario previsto estipula, para la redacción del proyecto técnico, máximo ocho meses (incluyendo el proyecto de ejecución y el plan económico-financiero) y para la ejecución de las obras, junto con la coordinación de seguridad y salud, un máximo de dieciocho meses.

Durante el procedimiento de adjudicación y ejecución de la obra, la administración responsable será el Ayuntamiento. Una vez finalizadas y recepcionadas las obras, y con la puesta en servicio de las mismas, la gestión se encomendará a Bilbao Kirolak.

La Nueva Casilla incluirá infraestructuras y actividades, que deberán desglosarse "atendiendo a una oferta mínima (obligatoria), una oferta ampliada y una oferta complementaria", aunque, ha precisado Abaunza, "no se valorarán ni las infraestructuras ni las actividades ampliadas o complementarias, si las ofertas no cumplen con el equipamiento deportivo mínimo exigido".

EQUIPAMIENTO COMPLEMENTARIO Y PARKINGS

Se valorarán en este apartado todas aquellas propuestas que tengan como objetivo "fortalecer el equipamiento como referente en el barrio, en la ciudad e incluso en el Territorio, convirtiéndolo en consecuencia en un tractor urbano", ha enfatizado Aburto.

Se entenderán como actividades complementarias aquellas que impulsen la centralidad cultural y el ocio diurno en la villa, además de la captación y retención del talento.

Deberán estar diseñadas para todas las edades, promoviendo la intergeneracionalidad y ofreciendo opciones que fomenten la convivencia y el disfrute, tanto individual como familiar. Por su parte, las infraestructuras complementarias serán las que den cabida a este tipo de actividades.

Como mínimo se deberán construir suficientes aparcamientos para cumplir con los requerimientos de la normativa vigente, de acuerdo con los usos y actividades desarrollados. En este sentido, se establece un estándar obligado de 0,35 plazas por 25 metros cuadrados.

Además, se deberá tener en cuenta como características mínimas, que cuente con parcelas de aparcamiento de 5 metros de longitud con anchura de 2,5 metros, llegando a los 3,3 metros las destinadas a personas con movilidad reducida y calles de circulación de 5 metros, así como dotaciones mínimas para la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos.

En cuanto a bicicletas, el PGOU establece como mínimo que el ratio para la construcción de aparcamiento para estos vehículos será de 0,5 plazas por 250 metros cuadrados.

El alcalde ha descrito la nueva Casilla como un proyecto de "considerable complejidad y envergadura, caracterizado por las múltiples posibilidades que ofrece y su relevancia es innegable para los cuatro barrios que convergen en su área de influencia, Errekalde, Ametzola, Irala e Indautxu".

Se trata, ha añadido, de barrios que "son una apuesta clara para este ayuntamiento, con su diversidad demográfica y distintas necesidades, y para que encuentren en este proyecto una oportunidad única para el desarrollo y la mejora de su calidad de vida".

Así, tal y como ha destacado Aburto, el Consistorio aspira a que la infraestructura propuesta "no solo beneficie a los residentes actuales, sino que también siente las bases para el crecimiento y la prosperidad futura de este entorno urbano".

Contador

Leer más acerca de: