Publicado 07/01/2022 11:03CET

CCOO Euskadi demanda al colectivo de presos de ETA "un impulso en el reconocimiento del daño injusto causado"

Cree que la "reinserción restaurativa" es "buena" para los reclusos, "reparador" para las víctimas y "constructiva" para la convivencia

BILBAO, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. de Euskadi ha reclamado al colectivo de presos de ETA "un impulso en el reconocimiento del daño injusto causado". El sindicato ha defendido que se apueste "de forma decidida por la reinserción restaurativa" porque es "bueno y factible" para los reclusos, "reparador" para las víctimas y "más constructivo" para la convivencia.

Una delegación de CC.OO. de Euskadi, encabezada por el miembro de la ejecutiva Alfonso Ríos, asistirá al acto convocado este sábado en el Palacio Euskalduna de Bilbao, "con distintas víctimas de ETA, GAL y abusos policiales" por la red ciudadana Sare, que ha organizado para esa jornada distintos actos en favor de los derechos de los presos.

En un comunicado, CC.OO. ha señalado que "la situación penitenciaria ha cambiado notablemente" desde que el EPPK, el colectivo de presos de ETA, apostara en el verano de 2017 "por las vías legales" y con el cambio en el Gobierno central a mediados de 2018.

"El 45% de los 184 presos de ETA se encuentran ya en cárceles de Euskadi y Navarra, y el resto en las comunidades limítrofes, con el alivio que esto supone para sus familiares y amistades. Además la inmensa mayoría de presos están en 2º grado, el régimen penitenciario ordinario, y asimismo se han producido excarcelaciones de quienes padecen enfermedades graves. Incluso un grupo, pequeño pero creciente, están accediendo al tercer grado, para lo cual han acreditado una autocrítica sobre su trayectoria y una empatía reparadora hacia sus víctimas", ha recordado.

Por contra, ha añadido, "sigue pendiente el problema de las condenas incompatibles con la reinserción de la Ley 7/2003 para aproximadamente 15 presos, con penas de hasta 40 años efectivos".

Para CC.OO. Euskadi, "es el momento de la reinserción restaurativa". En este sentido, ha apuntado que "el ejemplo de los presos de la vía Nanclares, tan bien reivindicados en los encuentros entre Maixabel Lasa e Ibon Etxezarreta, y la senda de ese pequeño grupo del EPPK que han conseguido ya el tercer grado señalan el camino".

"Un camino --ha precisado--con tres grandes virtualidades: es bueno y factible para los presos de ETA, reparador para sus víctimas y constructivo para la convivencia del conjunto de la sociedad vasca".

CON SINCERIDAD

El sindicato ha remarcado que, "para transitar con sinceridad esa senda, juega un papel clave el entorno político y social de los presos de ETA" ya que, en su opinión, "convendría que impulsaran hasta las últimas consecuencias la empatía necesaria para reconocer el daño injusto causado".

De este modo, ha subrayado que "sería importante que los presos de ETA y sus organizaciones de apoyo asuman esa responsabilidad histórica, a la altura de los graves delitos que cometieron o apoyaron".

Contador

Para leer más