El centro BBK Lagun Gunea de Santutxu reparte ya alimentos a más de 900 familias necesitadas

Lagun Gunea de Santutxu
BBK
Publicado 13/11/2018 16:33:05CET

BILBAO, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

BBK, Cruz Roja Bizkaia y el Banco de Alimentos de Bizkaia han abierto este martes su primer centro de reparto de donación de alimentos para personas excluidas o en riesgo de exclusión social. Con formato de autoservicio, está ubicado en el barrio bilbaíno de Santutxu y está concebido como un modelo piloto que atiende ya a más de 900 familias (1.900-2.200 personas).

El objetivo del proyecto denominado BBK Lagun Gunea es dignificar los repartos de alimentos a las familias, así como ofrecer un servicio de atención integral a estas personas, con respuestas personalizadas y acompañamiento experto.

Según ha informado BBK, el centro es "algo más que un dispensario de alimentos", ya que ofrece un espacio de mejora de la empleabilidad de las personas usuarias, talleres de economía doméstica, acompañamiento social y otras actividades de integración social, como aprendizaje de idiomas, programas interculturales o ayudas a la infancia y al pago farmacéutico.

El centro de reparto se rige por un sistema de puntos con el que las personas usuarias pueden hacer su lista de la compra y recoger sus productos alimentarios en citas programadas. Este modelo se ha probado ya con notable éxito en otros lugares como San Adrián (Navarra), Girona o Barcelona, y ahora ha llegado a Bilbao para mejorar el sistema de reparto de las redes que mantienen Cruz Roja Bizkaia y el Banco de Alimentos en Bizkaia, que cuenta con la ayuda de 30 organizaciones.

Los puntos de reparto de estas redes estaban hasta ahora incomunicados, dispersos, poco coordinados, espaciados en el tiempo (a veces sólo se realizan tres repartos al año) y con un acceso desigual en cantidad y variedad de los alimentos. BBK Lagun Gunea pretende eliminar estos inconvenientes.

PERFECCIONAR EL SISTEMA

Tras una dilatada experiencia en el reparto de alimentos, las entidades impulsoras del proyecto habían visto la necesidad de perfeccionar el sistema de distribución, ensayando primero una fórmula que mejore las condiciones "de dignidad, sin que se produzcan colas o reparto de lotes insuficientes", han apuntado desde la entidad.

El sistema pretende también proporcionar medidas de acompañamiento, en coordinación con los servicios sociales del Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación Foral de Bizkaia, para ayudar a estas personas a su inserción social.

El centro de reparto de Santutxu tiene una imagen de comercio de alimentación y no de almacén, con un horario fijo y cuatro aperturas semanales. Las personas usuarias tienen establecidas dos citas mensuales y se les garantiza la entrega de una cesta básica de productos, con cantidades ajustadas a los miembros de la unidad familiar.

Las entidades impulsoras del proyecto apuestan por desplazar el sistema de reparto que se viene haciendo hasta ahora, para ofrecer con BBK Lagun Gunea una respuesta integral y personalizada. Abogan por crear una red de centros en Bizkaia que proporcione una ayuda alimentaria "digna, eficaz e integral, unificando y coordinando la operativa entre los distintos agentes". Además, las entidades que deriven familias o personas al sistema se regirán por los mismos criterios de valoración.

El nuevo modelo se basa en un trabajo en red donde sumen esfuerzos instituciones públicas y entidades sociales, y al que se pretende sumar la iniciativa de responsabilidad social corporativa del mundo empresarial.
Antes de su extensión, el primer centro piloto de Bizkaia está sujeto a un proceso de evaluación con el fin de determinar, a posteriori, la apertura de otros puntos de reparto en el Territorio.