La compañía Jaizkibel desfila en Hondarribia entre gente cubierta con plásticos negros y menos tensión que el año pasado

Publicado 08/09/2019 9:34:20CET
Desfile del alarde mixto jaizkibel en hondarribia
Desfile del alarde mixto jaizkibel en hondarribiaEUROPA PRESS - Archivo

SAN SEBASTIÁN, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La compañía mixta Jaizkibel, en la que las mujeres participan también como soldados en el alarde de Hondarribia (Gipuzkoa) y que cumple 23 años, ha desfilado este domingo, entre algunas personas cubiertas por plásticos negros y carteles de apoyo al alarde tradicional, pero en un ambiente de menos tensión que otros años. Los grupos municipales de la localidad habían pedido este año, por unanimidad, a través de una declaración institucional, "responsabilidad" y "respeto" en esta fiesta.

La directora de Emakunde, Izaskun Landaida, el Ararteko, Manuel Lezertua, el teniente de diputado general y diputado de Cultura de Gipuzkoa, Denis Itxaso, el portavoz de EH Bildu en Juntas de Gipuzkoa, Juan Karlos Izagirre, así como representantes de Podemos Euskadi y de Ezker Anitza-IU, han estado presentes en esta fiesta para mostrar su apoyo a Jaizkibel.

Landaida ha recordado que las tradiciones "tienen que adecuarse a los nuevos tiempos" y ello "no supone ir contra la tradición", sino "ofrecer los mismos derechos a mujeres y hombres".

La compañía mixta, con unos 600 integrantes dirigidos por Ohiana Etxebarrieta, ha comenzado a desfilar hacia las 08.00 horas este lluvioso domingo desde Alameda, en un ambiente más tranquilo, aunque también entre plásticos negros, pero de manera diferente a otros años.

Jaizkibel recordó este pasado sábado que está prohibido lucir plásticos contra el desfile mixto y, este año, a diferencia de otros, en vez de desplegar grandes plásticos negros en las calles, algunas personas los han llevado puestos por encima a modo de chubasqueros.

También se han visto algunos carteles y carteles en balcones apoyando el alarde tradicional, como una gran pancarta, por ejemplo, en la que se podía leer 'Jaizkibel agresor, con la complicidad de los partidos', en euskara, y gente dando la espalda, pero también otros aplaudiendo y alguna pancarta del movimiento feminista en apoyo a Jaizkibel.

Por su parte el alarde tradicional, que cuenta con la participación de en torno a 5.000 hombres y 20 cantineras en 20 compañías, comandados por tercer año por el burgomaestre Iñaki Sagarzazu, ha desfilado con normalidad, una hora después, desde los jardines de Gernikako Arbola.

Contador