Actualizado 30/05/2008 14:33 CET

Dirección de EB dice que todas las candidaturas a la VII Asamblea General son "legítimas y enriquecen el debate"

La ponencia política ha recibido una enmienda total con texto alternativo de los críticos y 232 parciales, 137 de ellas aceptadas

BILBAO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Dirección política de Ezker Batua Berdeak consideró hoy que todas las candidaturas que se presenten a la VII Asamblea General que la formación de izquierdas celebrará este fin de semana, entre ellas la del parlamentario Oskar Matute por el sector crítico, son "legítimas y enriquecen el debate".

El secretario de Organización de Ezker Batua y ponente del documento de Estatutos, Serafín Llamas, compareció hoy en rueda de prensa en Bilbao acompañado de Igor Irigoyen, ponente del documento político, para explicar el formato y el orden del día de la VII Asamblea de EB que se celebrará mañana y el domingo, bajo el lema "Ezker Batua, Ezker gorria. Izquierda vasca, izquierda social, izquierda federal, izquierda republicana".

Irigoyen aseguró que "todas las candidaturas que defiendan diferentes posiciones y que se presenten en la asamblea general son legítimas y enriquecen el debate de esta asamblea" y, en referencia a Oskar Matute, afirmó que es "una activo para esta organización política" y que, pasada la asamblea y con el resultado que ésta tenga respecto al apoyo de una u otras candidaturas, "de lo que se trata es de que las personas que tienen cosas que aportar a esta organización, en el futuro trabajemos juntas".

En ese sentido, aseguró que "el planteamiento es abierto y buscará la corresponsabilidad del conjunto de sensibilidades de EB en cuanto al proyecto y a las decisiones respecto a ese proyecto".

Asimismo, Irigoyen expresó su respeto a la decisión del actual coordinador general de Ezker Batua, Javier Madrazo, de no presentarse a la reelección si no obtiene un 62 por ciento de apoyos de los delegados, a la vez que aseguró que Madrazo, "como miembro de EB es una persona que tiene mucho que aportar a esta organización en el futuro y con la que queremos seguir contando".

ASAMBLEA

En la asamblea participarán un total de 495 delegados, de los cuales 303 corresponden a Bizkaia, 124 representan a Gipuzkoa y 68 proceden de Alava, que serán los encargados de debatir y aprobar las líneas estratégicas de la formación de izquierda para los próximos cuatro años, así como los responsables de debatir y aprobar el documento de estatutos, que regirá internamente a la organización, y de elegir el nuevo Consejo Político de Euskadi, que, a su vez, elegirá al nuevo coordinador de EB.

En cuanto al documento político, aprobado por el Consejo Político de Euskadi el pasado 7 de abril, Irigoyen destacó que en su primer apartado, titulado "Nuevas propuestas para nuevos retos", se analiza el contexto en el que se celebra la asamblea, "marcado por las últimas elecciones generales que arrojaron un resultado preocupante para EB, por las crisis económica evidente, por ETA y la persistencia de un ciclo de recrudecimiento de la violencia y por el devenir y al evolución de la propuesta del Gobierno vasco y la posible consulta".

En el segundo bloque se aborda, bajo el título "EB, un proyecto de acción política transformadora con dimensión social", la definición de EB como "una fuerza de la izquierda transformadora vasca, plural y comprometida con todos los derechos humanos, la paz y el derecho a decidir". Según destacó Irigoyen, EB "sigue apostando por gobiernos transversales que incorporen propuestas programáticas de la izquierda transformadora, en función de la soberanía de EB y de su programa, no en función de siglas o de otros elementos fijados a priori".

Bajo el epígrafe "EB, la fuerza verde, roja y violenta", en el tercer apartado se plantean las principales propuestas programáticas de la organización en lo social, económico, medioambiental y en la igualdad entre mujeres y hombres.

Por último, en el cuarto bloque se presentan los ejes estratégicos de la acción política de EB que se plantean para los próximos cuatro años. En ese sentido, Irigoyen explicó que EB parte de dos premisas "fundamentales". La primera es que EB es "una fuerza profundamente comprometida con el autogobierno vasco" y la segunda es que "el sentido del autogobierno es conseguir unas mejores condiciones de vida para la ciudadanía".

En el documento se recoge que el modelo de país de EB "gira en torno a la paz, la justicia social y el derecho a decidir", se aborda la propuesta de EB sobre la incorporación del derecho a decidir en el ordenamiento jurídico y se defiende "la capacidad legal de las instituciones vascas para consultar a la ciudadanía al respecto".

Irigoyen señaló que la VII asamblea general es "una oportunidad para EB como organización de la izquierda transformadora vasca". Según dijo, EB es "plural y dentro de ella convivimos colectivos y personas que tenemos diferentes puntos de vista sobre diferentes temas, pero somos plurales, porque la izquierda es plural y desde esta pluralidad vamos a debatir con la voluntad de integrar al máximo las diferentes propuestas y sensibilidades que existen y que van a seguir existiendo en EB".

Al documento político elaborado por el Consejo Político se ha presentado una enmienda total con texto alternativo, planteada por el sector crítico que encabeza el parlamentario Oscar Matute, que también presenta una lista alternativa. También ha recibido 232 enmiendas parciales a los diferentes apartados del texto, de las que se han asumido 137, se ha propuesto llegar a acuerdos en otras 27 y se han rechazado 38.

DOCUMENTO DE ESTATUTOS

Por su parte, el ponente del documento de Estatutos, Serafín Llamas, explicó que se han presentado 282 enmiendas al texto, lo que, a su juicio, demuestra que ha habido "un debate rico y positivo en las asambleas locales". Del total, la ponencia de Estatutos ha asumido 70.

Llamas señaló que el texto de la ponencia de Estatutos incluye la propuesta para modificar las competencias de las asambleas locales en aquellas cuestiones que transciendan al ámbito local y puedan tener un reflejo en el conjunto de la organización de EB. Así, se plantea, en primera instancia, "intentar un consenso entre la asamblea local y la Presidencia de Euskadi" y, en caso de que no se diera ese consenso, la ponencia propone que sea la Presidencia la que tome la decisión última, recabando como mínimo el 70 por ciento de apoyos.

También destacó la propuesta para la ampliación de un Consejo Político de Euskadi en su número, "con el objeto de dar cabida a las gentes del mundo social y sindical", así como el planteamiento de que los responsables de las diferentes secretarías formen parte de la Presidencia de Euskadi "con voz pero sin voto".