EA lamenta que el diputado general de Álava "cierre los ojos" ante el 'caso de Miguel'

Publicado 16/10/2018 13:57:56CET

Dice que "la falta de ambición" del Gobierno foral "perjudica gravemente a los alaveses"

VITORIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

EA de Álava ha lamentado que el diputado general del territorio, Ramiro González (PNV), "cierre los ojos" ante el 'caso de Miguel', la supuesta trama de corrupción que se juzga en la Audiencia Provincial, en la que están acusadas 26 personas, muchas de las cuales estuvieron vinculadas a la formación jeltzale.

En un comunicado, Eusko Alkartasuna, formación integrada en EH Bildu, se ha referido al discurso ofrecido por González durante el pleno de política general, para apuntar que, "tal vez por contagio de los años pasados apoyando al ejecutivo de Mariano Rajoy", el máximo representante de la Diputación Foral "obvió el tema de la corrupción que salpica a su partido, por mucho que intente negarlo, como aquel que cerrando los ojos cree que los demás no le ven".

Tras señalar que el 'caso De Miguel' no mereció "un segundo" en la intervención de Ramiro González, ha asegurado que "resulta más esclarecedor hablar de qué no dijo, que valorar lo que sí dijo".

"De hecho, la falta de ideas y propuestas que se vio es francamente preocupante, si no fuera por que es fácil augurar que esa sequía se convertirá en lluvia de proyectos cuando se acerque la campaña electoral o la resolución del 'caso De Miguel'. O tal vez sea pecar de optimismo, como el propio González, pensar que tiene que haber algo más que lo que se vio la semana pasada detrás del Gobierno foral de Araba", ha añadido.

EA considera que "la falta de ambición del Gobierno foral, viciada por la obsesión del PNV de que su gestión refleje estabilidad, perjudica gravemente a los alaveses. En este sentido, cree que el diputado general "confirmó la querencia del PNV por dedicarse a la gestión del día a día, garantizando que la institución funcione, pero sin la ambición de realizar el más mínimo cambio que repercuta en el bienestar de la ciudadanía".

Eusko Alkartasuna ha lamentado "la oportunidad perdida que ha supuesto la última legislatura, en la que, habiendo las bases para caminar hacia una situación de mayor justicia social", la formación jeltzale "ha optado por mantener lo que los sucesivos pasos atrás en materia de Estado de Bienestar han permitido conservar".

"TRIUNFALISMO"

"Como es habitual en los balances institucionales de los jeltzales, González pintó un cuadro excesivamente triunfalista para una sociedad donde la mayoría de las familias o cuadrillas sufren los embates de la crisis económica, precarizando la vida de muchas personas, y sin dar muestras de estar preparándose para la nueva crisis que se anuncia", ha indicado.

Eusko Alkartasuna ha apuntado que "le llamó poderosamente la atención la falta de sintonía entre los socios del Gobierno foral", PNV y PSE-EE. "Cada cual defendió el trabajo de sus representantes, sin disimulos, lo que viene a confirmar la imposibilidad de tener un proyecto de gobierno en común cuando, como se ha visto en la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco, no se comparte visión de país", ha subrayado.

En este sentido, ha criticado que "lo que fue un inicio ilusionante de legislatura, se haya convertido en mera gestión de la situación, sin ganas, ideas, ni fuerzas para mejorar la vida de los alaveses".

"Como en el caso de Gasteiz, que la Diputación de Araba cayera de manos populares, fue una alegría para la mayoría del herrialde. Sin embargo, los jeltzales parecen haberse especializado en matar la ilusión del cambio posible, y no es ni por falta de apoyos ni por falta de ideas. Tienen apoyos para gobernar cambiando, transformando, mejorando, con EH Bildu; o para que las cosas continúen como estaban, con los populares, y el PNV siempre elige al PP, siempre elige dejar las cosas como están, no transformar y no mejorar", ha asegurado.

En este sentido, ha señalado que el PNV "es rehén del PP por voluntad propia" y la destacado las numerosas propuestas de EH Bildu que "se han estrellado ante el muro de conformismo jeltzale".