Publicado 08/01/2015 18:17CET

ELA exige Beltrán de Heredia que "asuma su error" y anule la resolución que modifica el horario de la Unidad de Rescate

Se mantiene la renuncia del colectivo de rescate ante "la nula voluntad negociadora" demostrada por el Departamento de Seguridad

BILBAO, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

ELA Ertzaintza ha exigido a la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, que "asuma su error, dicte las ordenes oportunas para anular" la resolución por la que se modifica el calendario de trabajo de la Unidad de Vigilancia y Rescate (UVR) y "cese de forma inmediata al responsable de esta decisión".

En un comunicado, ELA ha considerado que, tras la reunión de los representantes del Departamento de Seguridad con los componentes de la Unidad de Vigilancia y Rescate, se ha constatado, por un lado, "la nula voluntad negociadora", y, por otro, "la ignorancia de los representantes de este Departamento de la labor que los agentes de la UVR realizan y las necesidades de formación y entrenamiento permanente que este servicio requiere".

Según ha asegurado ELA, la "indignación" de los miembros de la Unidad de Vigilancia y Rescate ante los representantes del Departamento "ha sido patente durante toda la reunión, ante la incapacidad de dar respuesta a los requerimientos que los rescatadores han realizado".

ELA ha considerado "un despropósito y una imprudencia" que los máximos representantes de este Departamento "menosprecien la labor de los miembros de esta unidad y resuelvan el problema que ellos mismos están creando, diciendo que ya harán otros este trabajo".

En ese sentido, ha advertido de que los responsables del Departamento de Seguridad "deberían saber que uno no es rescatador porque tenga una titulación, el rescatador se hace tras años de trabajo y requiere de una confianza y conocimiento pleno de los que tiene a su lado, conociendo las respuestas de cualquier compañero suyo ante las dificultades que surjan".

CALENDARIO

ELA ha asegurado que la modificación de calendario que el Departamento de Seguridad "ha impuesto, no solo perjudica económicamente a los afectados, que también, sino que lo más grave y el motivo por el que se dan la mayoría de las renuncias es porque con este calendario es imposible realizar los rescates con unas mínimas garantías de seguridad, ni para el rescatado ni para los agentes rescatadores".

"Es prácticamente imposible la realización del entrenamiento en los parámetros que requiere esta labor, y la presencia de personal en horario nocturno es testimonial", ha insistido.