El Gobierno Vasco fija el objetivo de que Euskadi llegue a los 4.800 vehículos eléctricos en 2020

Tapia
GV
Publicado 30/07/2018 14:56:45CET

Destinará 494 millones de euros a un Plan Integral de Movilidad Eléctrica

VITORIA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno Vasco destinará 494 millones de euros hasta 2020 al desarrollo de un Plan Integral de Movilidad Eléctrica (PIME), entre cuyos objetivos se contempla la existencia de 4.800 vehículos eléctricos matriculados y de una red de 35 puntos de recarga de alta potencia en Euskadi para dentro de dos años.

A través de este programa, presentado por la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, se pretende impulsar la movilidad eléctrica de forma coordinada con los agentes públicos y privados, así como estimular su contribución al desarrollo socio-económico del territorio y a la generación de conocimiento.

El 'PIME 2020' recoge un diagnóstico del estado de la movilidad eléctrica en Euskadi y concreta un plan de acción con 63 iniciativas que afectan a particulares, empresas y administraciones públicas. El Gobierno se compromete a redactar la extensión del este plan con el horizonte puesto en 2030.

Esta herramienta tiene entre sus objetivos el avance hacia una movilidad más sostenible en Euskadi mediante el aumento de la demanda y uso de medios de transporte eléctricos. Además, se pretende impulsar el desarrollo de la economía y conocimiento local aprovechando las necesidades de productos, servicios, innovación y recursos que plantea la implantación del vehículo eléctrico a nivel internacional.

ENTORNO FAVORABLE

También se trata de crear un entorno favorable para la adopción de la movilidad eléctrica por la sociedad y empresas, mediante el ejemplo propio, la formación, promoción y sensibilización.

El Gobierno aspira a incrementar el uso de los vehículos
eléctricos y impulsar la infraestructura de recarga. El escenario objetivo al año 2020 que se plantea incluye que de la totalidad de las nuevas matriculaciones de vehículos en 2020, el 4% sean eléctricos.

También se prevé que dentro de dos años haya 4.800 vehículos eléctricos matriculados en Euskadi (en la actualidad se sitúan en torno a los 1.8000), y que se produzca un aumento de un 20% de pasajeros en medios de transporte colectivo eléctrico (ferrocarril, tranvía, tren).

Por otra parte, se trata de reducir el consumo energético (73,1 kteps/año) y las emisiones de gases de efecto invernadero (209,8 kton CO2 /año). Asimismo, se prevé una ampliación de la red de recarga de acceso público a 35 puntos de recarga de alta potencia.

MEDIDAS

Para lograr estos objetivos se adoptarán medidas como subvencionar la compra de vehículos eléctricos, bonificar 60.000 recargas eléctricas, incentivar 15 planes de movilidad en empresas, ceder temporalmente 100 vehículos eléctricos a las administraciones
públicas, o la creación de una central de compra de vehículos de energías alternativas para Gobierno Vasco.

También se pretende guiar a las empresas en la electrificación de sus flotas y auditar 50 flotas, así como impulsar flotas de servicios de e-taxis en las principales ciudades, instalar 5 puntos de recarga en paradas de taxi/centros logísticos, y desarrollar el proyecto de compra agregada de taxis eléctricos.

AYUDAS

El plan prevé priorizar el uso de taxis eléctricos por parte de las administraciones públicas y empresas, con el compromiso de 20 entidades que se sumen a la política e-taxi. También se programan ayudas para habilitar 50 nuevos aparcamientos para bicicletas
eléctricas, Incentivar 5 proyectos e-bicis para traslados de ámbito laboral, Promover sistemas públicos de bicicletas que incluyan eléctricas, y la creación de dos sistemas e-bici para 2020.

En la actualidad, Euskadi dispone de 73 puntos de recarga en 42 ubicaciones. Las acciones previstas pretenden asegurar el acceso a una red de recarga de vehículo eléctrico adecuadamente dimensionada a las necesidades de los potenciales usuarios de vehículos eléctricos.

En este ámbito, se tratará de coordinar una red de recarga de alta potencia con 35 puntos de recarga de acceso público en 2020, así como ofrecer apoyo técnico y económico para instalar 315 puntos de recarga
públicos.

Por otra parte, se subvencionarán 50 instalaciones para aparcamientos multipropiedad, se facilitarán plazas de recarga nocturna con 500 puntos instalados y se promoverán puntos de recarga en 65 empresas privadas y 20 edificios públicos.

En el ámbito del transporte público, el objetivo del plan es realizar una electrificación progresiva de los diferentes modos de transporte. Para ello, se trata de apoyar la introducción del autobús eléctrico urbano en la renovación del 50% de las flotas, así como implementar tres líneas de Bus Eléctrico Inteligente a través de convenios .

Por otra parte, se espera fomentar el trasvase modal de mercancías por carretera al ferrocarril, impulsando inversiones en infraestructuras y avanzando en el desarrollo de nuevas plataformas multimodales como Jundiz y Lezo. Además, se apoyará al menos tres planes directores de movilidad vertical urbana en municipios de Euskadi.

En el ámbito del desarrollo tecnológico e industrial, se espera apoyar a las empresas vascas en el desarrollo de una oferta diferencial, tanto en infraestructuras de recarga como componentes del vehículo, así como impulsar el desarrollo tecnológico de nuevas soluciones y conceptos de negocio en torno a la movilidad eléctrica.

El Gobierno Vasco considera necesario identificar las necesidades de formación y proponer las iniciativas necesarias para formar el talento para el desarrollo, fabricación, venta, mantenimiento, reparación y reciclado de los vehículos eléctricos y la tecnología asociada a la movilidad eléctrica.

Para ello, se propone incluir la movilidad eléctrica en las líneas de formación reglada existentes en Euskadi y desarrollar iniciativas de formación continuada específicas para los agentes cuya actividad principal no es la movilidad eléctrica pero su implicación es necesaria. La puesta en marcha de las acciones contempladas en este plan supone un presupuesto de 494 millones de euros.