Actualizado 19/06/2009 19:50 CET

Innobasque denuncia la actitud de los que "se sirven del terror" y "desprecian la voluntad" de la sociedad

SAN SEBASTIAN, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Innobasque, se sumó hoy al "clamor mayoritario" de la ciudadanía vasca y condenó "de forma rotunda" el "atroz asesinato" que ha costado la vida al inspector de la Policía Nacional, Eduardo Puelles, y denunció la actitud de "quienes se sirven del terror y desprecian la voluntad mayoritaria de la ciudadanía vasca, que ha demostrado su firme determinación en la exigencia a ETA de que acabe con esta sinrazón de una vez por todas".

La Agencia Vasca de la Innovación, en un comunicado, aseguró que la "paz y la convivencia armónica" entre todas las personas es todavía "uno de los grandes retos que tenemos que afrontar para garantizar un futuro de bienestar, justicia y solidaridad en nuestro país".

"Tras décadas de sufrimiento, nuestro país está todavía fuertemente condicionado por un conflicto, a todas luces incoherente con la voluntad de futuro expresada, sin fisuras y mayoritariamente, por toda la sociedad", subrayó.

Para Innobasque, la "lacra" que esta situación "ha dejado impresa" en la historia más reciente "no puede continuar marcando el devenir de una sociedad moderna, madura y formada por personas educadas para la libertad".

Tras sumarse a todas las manifestaciones de condena que se hagan para denunciar este acto "injustificable, intolerable y absolutamente rechazable", la Agencia Vasca de Innovación transmitió sus "más sinceras condolencias, apoyo y solidaridad" para la familia de Eduardo Puelles, y a sus compañeros.

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Podemos pide al Gobierno medidas para vigilar las redes sociales y eliminar de inmediato mensajes de odio

  3. 3

    Entra en vigor el estado de alarma tras su publicación en el BOE

  4. 4

    ¿En que consiste el nuevo estado de alarma? Estas son las principales medidas

  5. 5

    El Gobierno Vasco establece el cierre perimetral de Euskadi y limita la movilidad de personas al municipio