Publicado 03/02/2021 18:07CET

Kontsumobide iniciará una campaña de inspección de mascarillas tras detectar un 69% de errores en el etiquetado

Una mujer se coloca una mascarilla
Una mujer se coloca una mascarilla - Iñaki Berasaluce - Europa Press - Archivo

Hurtado llama a los consumidores a "extremar la precaución" en la compra 'on line' de mascarillas y a comprobar las características del producto

VITORIA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Instituto vasco de Consumo-Kontsumobide realizará una nueva campaña de inspección de mascarillas con carácter sancionador, tras detectar errores u omisiones en el etiquetado de las mascarillas higiénicas y mascarillas FFP2 del 69% de las mascarillas analizadas en la campaña de inspección llevada a cabo durante la segunda ola de la pandemia, en 53 establecimientos de Euskadi.

El consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Javier Hurtado, ha presentado este miércoles en Vitoria, junto a la directora de Kontsumobide, Olga Santamaría, los resultados de la campaña de inspección de mascarillas higiénicas y EPI realizada por Kontsumobide.

Según ha detallado, el producto analizado en la campaña, que tuvo lugar durante la segunda ola de la pandemia --entre los meses de julio y noviembre 2020--, son las mascarillas higiénicas y mascarillas FFP1, FFP2 y FFP3, consideradas Equipos de Protección Individual (EPI), no las mascarillas quirúrgicas, que al ser productos sanitarios son competencia de las autoridades sanitarias.

Kontsumobide se ha centrado en la comprobación del etiquetado de los productos comercializados, para asegurarse de que se ajustan a la normativa y que incluyen todos los datos y documentación que la ley exige.

La inspección se ha realizado en tres subcampañas: una centrada en las mascarillas higiénicas; otra que ha analizado las mascarillas EPI, ambas en establecimientos físicos; y una tercera campaña que ha comprobado las mascarillas, tanto higiénicas como EPI vendidas por Internet.

En el caso de la campaña de mascarillas higiénicas y EPI en establecimientos físicos, en total se han examinado 53 establecimientos, de ellos 40 corresponden a mascarillas higiénicas y 13 a EPI. De estos 53 establecimientos, 37 presentaban productos con algún tipo de incumplimiento en el etiquetado, es decir, un 69% de los productos analizados.

En estas campañas en establecimientos físicos, se han llevado a cabo la solicitud de subsanación de errores y la inmovilización de producto. Según ha explicado, el consejero, muchas de las mascarillas analizadas contenían errores subsanables, y por tanto, se ha solicitado su subsanación.

En total se han inmovilizado 10.914 mascarillas, 2.429 de ellas correspondían a cuatro modelos de mascarillas EPI y el resto, 8.485, eran mascarillas higiénicas de nueve modelos distintos.

En el caso de la inmovilización, los errores se relacionan con la no especificación de los datos del fabricante, datos del etiquetado que puedan inducir a error o ausencia de instrucciones, entre otros.

CAMPAÑA 'ON LINE'

Respecto a la campaña realizada online, se ha desarrollado en colaboración con el Ministerio de Consumo. Desde Euskadi se ha analizado una plataforma multiproducto asignada por el Ministerio y las webs de nueve empresas ubicadas en la Comunidad Autónoma vasca.

Se han realizado nueve actuaciones en estas páginas y 16 en la plataforma, y en todos los casos se ha encontrado alguna "irregularidad" en el etiquetado. Principalmente, que no figuran los datos de la empresa responsable o que no consta la advertencia de que el producto no es un equipo de protección ni un producto sanitario.

Hurtado ha destacado que resulta "preocupante" el caso de las plataformas de venta 'online', ya que se ha detectado algún tipo incumplimiento en el cien por cien de las mascarillas y EPI analizadas.

"Consideramos que los derechos de las personas consumidoras se encuentran más expuestos en este tipo de soportes, ya que en muchos casos no se ofrecen los datos de las empresas fabricantes, lo que dificulta la reclamación ante ellas", ha señalado.

Por ello, ha instado a "extremar las precauciones" y a estar "especialmente atento" en las compras 'online' para comprobar las características del producto que se va adquirir.

CAMPAÑA SANCIONADORA

Asimismo, el consejero ha anunciado que Kontsumoide va a llevar a cabo una nueva actuación "actualizada a la situación", por lo que se pondrá en marcha una campaña de carácter sancionador.

"Es cierto que no estamos hablando de incumplimientos que afecten a la salud de las personas ni a la validez del producto, ya que muchos son subsanables, pero sí vulneran el derecho a una información clara y veraz", ha matizado.

Esta campaña se sumará una campaña informativa orientada a las personas consumidoras y usuarias, para que conozcan "de una forma sencilla" qué requisitos deben cumplir las mascarillas que adquieran y en qué características principales deben fijarse a la hora de comprarlas y utilizarlas.

El consejero de Consumo ha explicado que el objetivo de estas campañas de inspección de mascarillas es "defender y reforzar el principio fundamental del derecho a una información eficaz, veraz, suficiente y que no induzca a engaño, de las características esenciales de las mascarillas".

"Kontsumobide actúa para velar por que se cumplan las normas de etiquetado, que son la primera información y garantía a la que acceden las personas consumidoras", ha señalado.

Por último, el consejero ha informado que mantendrá una reunión este jueves con el ministro de Consumo, Alberto Garzón, para abordar diferentes temáticas en materia de consumo, entre las que abordarán también la campaña de inspección.