Marlaska acusa a PP y Cs de "mala fe e ignorancia" por acusar al Gobierno de no tener política migratoria

Actualizado 22/08/2019 13:23:10 CET
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, a la salida de
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, a la salida de - ARCHIVO

Cree que en este momento "no importa" cuando se produzca el reparto de los migrantes del Open Arms porque "ya están garantizados sus derechos"

SAN SEBASTIÁN, 22 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha acusado a PP y Ciudadanos de "mala fe e ignorancia" por acusar al Gobierno de no tener política migratoria y de "dar bandazos" en la crisis del Open Arms. Además, ha considerado que, en este momento, "no importa" cuándo se produzca el reparto de los migrantes que estaban a bordo del buque porque "los derechos de estas personas están garantizados".

Marlaska, que se ha desplazado a San Sebastián para presidir la constitución del Centro de Coordinación Operativo (CECOR), se ha referido a la petición de los populares y la formación naranja de "comparecencia urgente" del presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, por sus "bandazos" respecto al Open Arms.

Tras apuntar que, dentro de la política migratoria, España también "está luchando contra las mafias que se dedican a poner en riesgo a estos hombres mujeres y niños a los que lanzan al mar", ha considerado que las acusaciones de ambas formaciones demuestran "una absoluta ignorancia, por no decir mala fe", y ha explicado que se ha reducido el 40% las entradas de migrantes.

"Si soy tan explícito y tan taxativo es porque este Gobierno se ha tomado, desde el primer momento, la política migratoria muy en serio", ha manifestado, para abogar por trabajar en la cooperación al desarrollo con los países de origen de los migrantes.

El ministro de Interior en funciones ha recordado que los "desgraciados incidentes en parámetros de dignidad humana y humanitarios" acontecen en el Mediterráneo central "donde están cerradas las fronteras", al tiempo que ha incidido en que "esto no ocurre ni en el Mediterráneo oriental, en la parte de Grecia, ni en el occidental, en la parte española, donde hacemos rescates todos los días".

POLÍTICA DE RESPONSABILIDAD

En ese sentido, ha destacado que España lleva a cabo "una política de responsabilidad, de solidaridad, de seguridad por los flujos migratorios y de humanidad". Por ello, ha destacado que, con el Gobierno de Pedro Sánchez, "ha vuelto la política migratoria".

De este modo, ha asegurado que, con el Ejecutivo del PP, "se iban triplicando los números de inmigrantes sin tomar ninguna medida", ya que, según ha apuntado, "en 2016 fueron 8.000, en 2017 27.000 y en el primer semestre de 2018 se volvían a triplicar".

Grande-Marlaska ha recordado que Sánchez el 28 de junio de 2018, "cuando no llevaba ni un mes en el Gobierno", en el Consejo Europeo "estableció que la política migratoria tiene que ser una política de la Unión", y ha señalado que, durante ese año, tanto el presidente como los ministros competentes "estamos haciendo política migratoria con una comisión delegada para asuntos migratorios, trabajando en Europa para esa política común".

"Se ha fomentado y favorecido, dentro de las posibilidades, la cooperación y colaboración con los países de África en origen y de tránsito", ha asegurado, al tiempo que ha apuntado que, "para el próximo marco financiero plurianual 2021-2027, la importancia de la cooperación al desarrollo con África va a cobrar un papel importante".

Asimismo, ha indicado que, dentro de la coordinación y cooperación, en un año, el Gobierno socialista "ha rebajado el número de entradas en un 40%" y ha destacado que se está trabajando con Marruecos, Senegal y con Mauritania "con desarticulación de mafias de ese tiempo".

Grande Marlaska se ha mostrado convencido de que los países de origen "no quieren perder a su juventud, porque quieren seguir desarrollándose y crecer" y ha destacado que España "también necesita la migración, que a todos nos enriquece", pero ha abogado por que esta sea "segura, legal, ordenada y en eso estamos". "Por eso me parece muy grave, una temeridad y una ignorancia decir que no hay política migratoria", ha insistido.

"SITUACIÓN HUMANITARIA"

Respecto al Open Arms, ha asegurado que era "una situación humanitaria" y ha resaltado que España "cumple sus obligaciones", por lo que "no se nos puede imputar nada". "Lo que ha ocurrido en el Mediterráneo central es una política de cerrar los puertos un país, como es Italia, no cumpliendo las obligaciones de rescate", ha afirmado.

Además, ha explicado que no tienen novedades respecto a los migrantes que se encontraban a bordo del Open Arms, y ha resaltado que "lo importante es que están en tierra, cuidados, atendidos y sus derechos a la salud, tranquilidad e integridad están garantizados a día de hoy".

En cuanto al destino de estas personas, ya que el Gobierno español se había ofrecido a acoger a parte de ellas, el ministro del Interior ha señalado que "dependerá del procedimiento judicial abierto", ya que la autoridad judicial competente "puede que prefiera que permanezcan en territorio italiano para tomarles declaración o su reconocimiento". "Ya no importa cuando tenga lugar el reparto porque los derechos de estas personas están garantizados", ha concluido.

Para leer más