Publicado 15/01/2021 13:51CET

Mendia aboga por que Lanbide sea un "servicio vasco de empleo" y no un "mero gestor y tramitador de ayudas"

La viceconsejera de Empleo, Elena Pérez Barredo (izq), la Vicelehendakari, Idoia Mendia,  junto a la directora general de Lanbide, Gloria Múgica
La viceconsejera de Empleo, Elena Pérez Barredo (izq), la Vicelehendakari, Idoia Mendia, junto a la directora general de Lanbide, Gloria Múgica - IREKIA

Anuncia la creación de una unidad de coordinación y comunicación y una nueva dirección "exclusivamente dedicada" a la RGI

BILBAO, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La vicelehendakari segunda y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, ha apostado por que Lanbide sea un "servicio vasco de empleo" que facilite la creación de empleo de calidad y no un "mero gestor y tramitador de ayudas".

En rueda de prensa, desarrollada en Bilbao, Mendia ha dado a conocer el inicio del proceso de transformación y mejora de Lanbide -Servicio Vasco de Empleo, que supondrá cambios en toda su estructura y funcionamiento para conseguir la "plena eficacia" de un servicio público que facilite la creación de empleo de calidad.

En una comparecencia junto con la viceconsejera de Empleo, Elena Pérez Barredo, la directora general de Lanbide, Gloria Múgica, y el director de Empleo, Alfonso Gurpegui, Mendia ha indicado que los objetivos de estos cambios ya han sido contrastados tanto con los agentes sociales y económicos como con la totalidad de los grupos parlamentarios, y se han adelantado a la comisión creada al efecto en el seno del consejo de administración de Lanbide.

Según ha valorado, la transformación de este servicio es uno de los compromisos adquiridos por el conjunto del Gobierno Vasco en esta legislatura y se encuadra dentro de las herramientas que serán necesarias en la nueva Estrategia Vasca de Empleo 2030.

Mendia ha subrayado que tienen "claro el modelo y la dirección" a seguir. "Mejorar la coordinación y la comunicación de toda la red es el primer paso que nos permitirá acertar en la ejecución de todas las políticas que nos reclaman los agentes sociales y políticos: las que sean eficaces para las 129.240 personas que buscan trabajo y no lo encuentran, para las 53.000 que buscan un trabajo distinto y para todas las que necesitan apoyo directo y una orientación adecuada para los retos a los que se enfrentan nuestras empresas", ha explicado.

La vicelehendakari ha añadido que todos esos objetivos están ya incorporados a los presupuestos en distintos programas, lo que debe servir para contar con un servicio público "preparado para responder al proceso de transformación que ya vive Euskadi".

Los ejes sobre los que se empezará a actuar en este año son una nueva estructura organizativa, un nuevo modelo de intervención y de atención, programas más innovadores, la reorientacion de programas desde el giro a las empresas y los sectores productivos; la formación para el empleo, mirando al tejido productivo; el emprendimiento digital e innovador; el modelo integral de orientación, la eficiencia en la gestión de las prestaciones y la colaboración con los servicios sociales.

Entre las medidas concretas, la vicelehendakari se ha referido a la creación de una unidad de coordinación y comunicación, ya prevista en los estatutos de Lanbide pero no desarrollada hasta ahora, que transmitirá las directrices, información y gestión de las direcciones, hacia el resto de la organización para dar "coherencia" a las decisiones en toda la red.

También ha dado a conocer que se creará además una nueva dirección que esté "exclusivamente dedicada" a la Renta de Garantía de Ingresos y la inclusión social.

"INTEGRAL Y ACTIVADOR"

En la búsqueda de un sistema de empleo "integral y activador", Mendia ha apostado por potenciar los servicios de atención e intervención personalizados, apoyarse en las nuevas tecnologías, identificar demandas futuras de empleo y reforzar la colaboración con empresas y centros de Formación Profesional.

En este sentido, ha apostado por reforzar la atención sobre jóvenes, discapacitados y mayores de 45 años y para ello cambiar la estructura organizativa de Lanbide, la coordinación y cooperación. "Dar la vuelta a la organización desde las oficinas hasta la gobernanza", ha añadido.

Asimismo, ha reconocido que existe un "campo de mejora amplio" en lo referido al grado de inserción laboral que alcanza Lanbide y que ha cifrado en el 4% de la totalidad de contratos que se firman en Euskadi. "Creemos que las mejoras tecnológicas y organizativas mejorarán la orientación", ha añadido, al tiempo que ha apostado por ver a Lanbide como "servicio vasco de empleo y no como mero gestor y tramitador de ayudas".

Por último, y en relación a la precariedad laboral, ha advertido de la necesidad de que se produzca un cambio normativo y se cuente con un Estatuto de los Trabajadores.

Para leer más