El Museo de Bellas Artes de Bilbao se convierte en sede permanente de la programación de la Filmoteca Vasca

Acuerdo
IREKIA
Publicado 10/10/2018 16:44:20CET

BILBAO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Bellas Artes de Bilbao y la Filmoteca Vasca han suscrito este miércoles un acuerdo de colaboración a través del cual la centenaria pinacoteca bilbaína se convierte en sede estable de los ciclos cinematográficos programados por la Filmoteca.

El alcalde de Bilbao y presidente del Patronato del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Juan Mari Aburto; el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria; el director de Filmoteca Vasca, Joxean Fernández; y el director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza, han asistido esta mañana a la presentación de esta colaboración, que arrancará esta misma semana con un ciclo retrospectivo dedicado a la directora y guionista Helena Taberna, también presente en el acto.

La Filmoteca Vasca, cuyos principales patronos son el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Álava y la Diputación Foral de Gipuzkoa, se fundó en 1978 con el fin de investigar, recuperar, archivar, conservar y exhibir películas y trabajos audiovisuales de interés para el estudio del cine, con especial dedicación al cine vasco. Del mismo modo, reúne y custodia documentación y material técnico cuya conservación es cultural o históricamente relevante.

A lo largo de esas cuatro décadas de existencia, el museo y la Filmoteca Vasca -ubicada desde 2015 en Tabakalera, Centro Internacional de Cultura Contemporánea de San Sebastián- han cooperado en diversas ocasiones con el objetivo compartido de promover y difundir el patrimonio cinematográfico vasco.

Esta colaboración alcanza ahora una dimensión "histórica", gracias al acuerdo mediante el cual el museo pasa a ser sede de los ciclos y proyecciones organizados por la Filmoteca Vasca, convirtiéndose así, junto con Tabakalera, en colaborador permanente y referencial de su actividad.

De este modo, el museo ofrecerá todos los sábados por la tarde una programación destinada a la transmisión de cultura cinematográfica a través de proyecciones vinculadas tanto al patrimonio vasco como a los clásicos de la historia del cine. La iniciativa da comienzo de forma estable a partir del sábado 13 de octubre en el auditorio del museo, que ofrece 208 localidades y ha sido recientemente renovado para poder contar con los medios tecnológicos más avanzados.

PROGRAMACIÓN

La Filmoteca Vasca presentará, entre los meses de octubre y diciembre, una retrospectiva dedicada a la directora navarra Helena Taberna, que podrá verse en el Museo de Bellas Artes de Bilbao y en Tabakalera, en San Sebastián. Coincide ésta con la publicación por parte de la Filmoteca Vasca, con la colaboración de la Filmoteca de Navarra, del libro de Carlos Roldán sobre la cineasta 'La luz de un sueño. El cine de Helena Taberna'.

"Capaz de unir delicadeza y fuerza en cada una de sus películas, Taberna ha mantenido siempre una fidelidad inquebrantable a sus principios: compromiso feminista, conciencia vasquista y voluntad de ir al encuentro del público desde su identidad autoral", ha indicado el Departamento de Cultura.

Su primer largometraje, Yoyes (2000), fue una "apuesta valiente", que mantuvo al dar protagonismo a los rostros de inmigradas en Extranjeras (2003) y en su vuelta a la Alsasua de la Guerra Civil con La buena nueva (2008). Nagore (2010) es un alegato feminista y, "por tanto, humanista, que se está revelando de una actualidad creciente; y Acantilado (2016), un meandro que recorrió para volver a algunas de sus principales preocupaciones como creadora", ha añadido la Consejería.

Además de este ciclo, y en el mismo marco de colaboración, se han programado en el museo una serie de eventos cinematográficos. Así, la iniciativa "Gustukuena/La favorita de" de la Filmoteca Vasca acercará los largometrajes escogidos por José Julián Bakedano y por el colectivo de cineastas vascas (H)EMEN, respectivamente.

También se conmemorará el 40 aniversario de la Filmoteca Vasca con la exhibición de dos cintas de la directora Mercedes Álvarez, y el vigésimo aniversario del programa Kimuak, que anualmente selecciona los mejores cortometrajes producidos en Euskadi.

Contador