Publicado 04/03/2021 17:29CET

Nueva Sibol ampliará su producción nacional de mascarillas FFP2 y FFP3 con su nueva planta automatizada en Igorre

El secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco, visita las nuevas instalaciones acompañado del delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso.
El secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco, visita las nuevas instalaciones acompañado del delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso. - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

El secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa y el delegado del Gobierno visitan la nueva planta automatizada

BILBAO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La empresa vizcaína Nueva Sibol ha estrenado una planta automatizada en Igorre que permitirá ampliar la capacidad estratégica de producción nacional de este mascarillas FFP2 y FFP3, con y sin válvula.

La pyme Nueva Sibol S.L., empresa situada en Zamudio (Bizkaia), lleva trabajando 35 años en el diseño, fabricación y comercialización de Epis (Equipos de Proteccion Individual) de cabeza, principalmente protección respiratoria.

Fue durante el año pasado cuando la empresa vizcaína se dio a conocer en toda España, por ser la única del Estado y una de las pocas en Europa que en los peores meses de la pandemia (marzo, abril y mayo de 2019) producía las mascarillas de máxima seguridad FFP2 y FFP3.

Ahora, Nueva Sibol estrena una planta automatizada en Igorre (Bizkaia) que permitirá ampliar la capacidad estratégica de producción nacional de este tipo de mascarillas, con y sin válvula.

El secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco, ha visitado estas nuevas instalaciones este jueves, acompañado del delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso.

Blanco ha destacado y agradecido la "gran reacción" de esta pequeña pyme que "se volcó en la lucha contra la Covid-19 y triplicó su capacidad productiva durante varios meses para afrontar la gran demanda de equipos de protección ante la emergencia sanitaria".

Durante el primer semestre del pasado año, prácticamente todo el material fabricado relacionado con las mascarillas fue reorientado y destinado a administraciones públicas y sector sanitario principalmente.

FINANCIACIÓN

El Ministerio de Industria ya aportó financiación a la empresa en ese momento para afrontar la fabricación de equipos de protección ante la gran demanda por la emergencia sanitaria. Durante el segundo trimestre se aprobó la inversión de una nueva instalación automática que amplía la capacidad productiva de mascarillas FFP3 y FFP2.

Durante la visita a esta instalación, el gerente de Nueva Sibol ha explicado a Blanco e Itxaso que la previsión es que antes de finales de este año la compañía disponga de tres líneas de fabricación de este tipo de protección.