Publicado 02/02/2021 18:43CET

Los operarios heridos en Eibar (Gipuzkoa) estaban en una máquina contra la que ha chocado un camión

ELA denuncia que el vehículo, al que al parecer le han fallado los frenos, "no se encontraba en condiciones"

SAN SEBASTIÁN, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los operarios de la empresa Miramar Grunitados que han resultado heridos en accidente laboral este martes en uno de los túneles de la línea de ferrocarril entre Eibar y Ermua de Euskotren, se encontraban realizando labores de mantenimiento en un túnel con una máquina contra la que ha impactado un camión al que le han fallado los frenos, según ha informado ELA.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que los citados
trabajadores estaban realizando labores de mantenimiento en el interior del túnel cuando, "al parecer, el sistema de frenos del camión que otros operarios de la empresa Elecnor estaban utilizando en labores de mantenimiento de las vías en Mallabia, por causas que se están investigando, ha quedado inhabilitado, provocando que el camión haya recorrido los más de siete kilómetros que separan Mallabia de Eibar y, finalmente, haya chocado con la máquina en la que los operarios de Miramar realizaban sus labores".

A consecuencia de ese impacto, uno de los operarios ha sufrido daños "muy graves para su salud, por lo que ha tenido que ser trasladado al hospital", ha indicado el sindicato.

ELA ha mostrado su "más sincero apoyo y solidaridad tanto a los trabajadores accidentados como a sus familias" y ha afirmado que "por la consecución de los hechos relatados, queda más que patente que el camión que ha provocado el accidente no se encontraba en condiciones, no debiendo haber sido posible que ese equipo se usara si no cumplía los requisitos de seguridad adecuados".

"GRAVE RIESGO"

A su juicio, "la consecuencia de estos incumplimientos desgraciadamente vuelve a suponer que la vida de dos trabajadores haya estado en grave riesgo".

Por ello, ha instado a las empresas a que "cumplan la legislación en materia de seguridad y salud laboral" y ha exigido a las administraciones públicas "que garanticen y verifiquen el efectivo cumplimiento de las leyes y normas, en aras de garantizar que la clase trabajadora pueda trabajar sin poner en riesgo su vida o su salud".