Publicado 27/06/2020 11:01:52 +02:00CET

Organizan visitas para conocer espacios arqueológicos de la comarca vizcaína de Busturialdea y la Ruta Juradera

Espacios arqueológicos
Espacios arqueológicos - DIPUTACIÓN

Algunas visitas se realizarán pie y en otros casos se pondrá a disposición un tren turístico

BILBAO, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Bizkaia ha organizado visitas y recorridos guiados durante los meses de julio y agosto al oppidum de Arrola (Arratzu), la cima medieval de Ereñozar (Ereño), la Necrópolis Romana de Tribisburu (Bermeo y Busturia), al Poblado Romano de Forua y a la Ruta Megalítica de Katilotxu (Mundaka, Sukarrieta y Busturia). Además, en septiembre se ofertará el itinerario de la Ruta Juradera.

Según ha informado la Diputación, el programa 'Itinerarios históricos' recorre con visitas guiadas espacios de interés histórico del Territorio. Esta iniciativa, que se puso en marcha en 2012, dedicará especial recuerdo a la figura de Mikel Unzueta Portilla, arqueólogo que dedicó años de investigación a estos espacios y posteriormente a su puesta en valor.

Las visitas guiadas en la comarca de Busturialdea tendrán lugar en los meses de julio y agosto a las 11.00 y 17.00 horas. La oferta cultural pretende garantizar la sostenibilidad y el respeto al medio natural y al recurso cultural y, por ello, algunas visitas se realizarán pie y en otros casos se pondrá a disposición un tren turístico. Los grupos de personas visitantes siempre serán reducidos.

El programa se compone de cinco recorridos guiados que se realizarán a los yacimientos arqueológicos del oppidum de Arrola (Arratzu), el Poblado Romano de Forua, la necrópolis romana de Tribisburu (Bermeo-Busturia), el Castillo de Ereñozar (Ereño) y la Estación megalítica de Katilotxu (Mundaka, Sukarrieta y Busturia).

El Oppidum de Arrola es uno de los más importantes poblados prerromanos del Cantábrico oriental. Levantado sobre la cumbre de la cordillera de Gastiburu en el siglo IV a. de C., fue el núcleo de población que articuló la vida en Urdaibai hasta el siglo I d. C. El poblado se reparte en la actualidad entre los municipios de Arratzu, Nabarniz y Mendata y abarca una extensión de 16 hectáreas.

Por su parte, el Poblado romano de Forua se sitúa en la colina de Elejalde (Forua) sobre la ribera izquierda del río Oka, en el corazón del Urdaibai, data del siglo I d.C. y ocupa una superficie de 6 hectáreas.

El yacimiento, excavado hasta 2017, ha dado a conocer la existencia de catorce construcciones, de diferentes tipologías y usos, construidas en mampostería de arenisca. Además de las cabañas y casas ocupadas por los habitantes, se han localizado numerosos hornos metalúrgicos para la fundición del hierro y varias herrerías para la elaboración de herramientas, armas y barras de metal.

En el subsuelo de la iglesia parroquial de San Martín de Tours, bajo el templo cristiano renacentista, fueron recuperadas diversas necrópolis medievales y la planta de un templo gótico, que podrán contemplar las personas que realicen esta visita.

NECRÓPOLIS

La Necrópolis de Tribisburu (Bermeo y Busturia) es un conjunto de estructuras romanas situadas sobre una atalaya en las faldas del monte Sollube. La Diputación de Bizkaia comenzó hace siete años las tareas de excavación en este tesoro arqueológico en el que, hasta el momento, se han localizado diez estructuras funerarias, recintos dentro de los cuales se depositaban las cenizas del difunto.

Los restos encontrados muestran el rito funerario que se utilizaban en Tribisburu entre los siglos I a III d.C. La incineración del cadáver del difunto se realizaba en una pira de leña, junto con sus enseres personales y las ofrendas que recibió en su día por sus allegados.

En las labores de excavación se han localizado numerosos materiales como vestidos, calzado, armas, adornos u objetos de uso cotidiano (platos y ollas de cerámica). A pesar de que los restos hallados están muy fragmentados, la influencia cultural de roma es "indudable".

En la visita a la necrópolis romana de Tribisburu, el punto de encuentro es el asador Cannon, situado en el puerto de Sollube, desde ese punto, el tren turístico sube al grupo hasta un cruce de caminos forestales situado a 600 metros de la necrópolis de Tribisburu, desde donde el grupo se desplaza a pie hasta la necrópolis donde tiene lugar la visita.

El Castillo de Ereñozar es otro enclave que forma parte de este itinerario histórico. El yacimiento del monte Ereñozar, en la localidad de Ereño, cuenta la historia de un castillo medieval construido en el siglo XI y destruido en el XIII. Sobre sus ruinas se levantó una parroquia rodeada de un cementerio que estuvo en uso entre los siglos XIII y XVI.

La investigación arqueológica de este yacimiento constata una secuencia histórica desde la Edad Media hasta nuestros días. Una necrópolis con diferentes etapas y restos de un castillo ya desaparecido son los elementos que vertebran el yacimiento.

Si bien en la actualidad los restos de la necrópolis no son visibles por cuestiones de conservación, se muestran fotografías, recreaciones y algunos vestigios, entre ellos la propia ermita existente en la actualidad, que permiten vislumbrar cómo era la cima de Ereñozar en época medieval.

Para finalizar el itinerario histórico de Urdaibai, se realizará la ruta de la Estación megalítica de Katilotxu, una interesante visita para conocer el megalitismo, los ritos funerarios prehistóricos de Bizkaia. Se trata de una oportunidad para ver de cerca dólmenes (excavados y restaurados) y túmulos adscritos culturalmente al periodo neolítico (Katilotxu I), y al calcolítico (Katilotxu V) a través de construcciones funerarias de uso colectivo y a la vez disfrutar de unas de las mejores vistas de la margen izquierda de Urdaibai. Esta visita se realiza íntegramente a pie.

RUTA JURADERA

Por otro lado, los días 18, 19, 20, 26 y 27 de septiembre se llevará a cabo la Ruta Juradera, un recorrido histórico que sigue los pasos del Señor de Bizkaia para jurar los fueros. El recorrido parte de Bilbao y atraviesa las localidades de Lezama, Larrabetzu y Gernika-Lumo hasta finalizar en Bermeo. La visita se oferta tanto a pie, en tres etapas, como en autobús.

La Ruta Juradera de Bizkaia propone un recorrido por los lugares donde el Señor de Bizkaia juraba los Fueros, "un acto solemne y fundamental, que tuvo gran importancia en tiempos pasados para acordar y cimentar la relación entre el Rey y los vizcaínos, y cuya repercusión se ha mantenido viva a lo largo del tiempo", han explicado los responsables del programa.

El camino juradero partía de Bilbao, tenía como punto central Gernika-Lumo y acababa en Bermeo. Se visitarán los lugares y monumentos donde se llevaba a cabo la jura de los Fueros de Bizkaia.

Contador

Para leer más