Ortuzar cree que Sánchez "ha entendido el toque de atención" del PNV y confía en que "se ponga las pilas"

Foto de archivo de Andoni Ortuzar
PNV
Publicado 07/10/2018 14:58:33CET

Afirma que si se prorrogan las cuentas vascas no será por "debilidad" del Gobierno Vasco, sino por "estrategia" de la oposición

BILBAO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha considerado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha entendido "el toque de atención" de la formación jeltzale y ha confiado en que "se va a poner las pilas y en unas semanas se note otra actitud".

En una entrevista concedida al Diario Vasco, recogida por Europa Press, Ortuzar asegura que "el mensaje" realizado durante el pasado Alderdi Eguna --en el que instó a Sánchez a cumplir ya los compromisos adquiridos con Euskadi porque "la paciencia se agota"-- "ha llegado y lo han entendido", por lo que "ahora esperamos que surta efecto".

"Teníamos razón para estar enfadados porque, aunque el Gobierno lleva solo cuatro meses, para hacer algunas cosas no necesitaba más de un minuto. Creo que después de este toque de atención se van a poner las pilas y espero que en unas semanas se note otra actitud", señala.

Para ello, explica, "tiene que haber un cumplimiento rápido de las partidas presupuestarias acordadas con el Gobierno anterior, como la tarifa eléctrica para las empresas, las inversiones en la red ferroviaria o Cidetec...", así como poner en marcha "cuanto antes" la comisión mixta de transferencias para "empezar a negociar".

En este sentido, reitera que "necesitamos un calendario de negociación". Aunque reconoce que "si en 38 años no se ha completado el Estatuto ahora no lo vamos a hacer en unos meses", recuerda que el propio Sánchez dijo que, de las 37 transferencias pendientes, "30 no tenían especial problema", por lo que emplaza a "ponerlas sobre la mesa para empezar a negociar".

Ortuzar reitera que su partido desea que la actual legislatura tenga "recorrido" porque unas nuevas elecciones "darían prácticamente los mismos resultados en cuanto a bloques". "Al Gobierno socialista le hemos dicho que no sería un drama no aprobar unos nuevos Presupuestos, tendría instrumentos para seguir adelante. Aunque sí necesitará mayor fortaleza política ante una ofensiva de la derechona que no va a parar", agrega.

Asimismo, el dirigente vasco se refiere al "ultimátum" lanzado por el presidente catalán, Joaquim Torra, al Gobierno central sin "medir las consecuencias". "No se dio cuenta de que no tenía capacidad para hacer ese ultimátum, como le recordaron después ERC y el PDeCAT. Quiso dar un aviso a Sánchez y fue más allá de lo que debía", añade.

PRESUPUESTOS Y NUEVO ESTATUS

Por otra parte, considera que no es "muy inteligente" que el PP vasco rechace acordar con el PNV. "¿El PP vasco se va a dedicar a votar con EH Bildu y Podemos todos los jueves en el Parlamento? A nosotros nos haría daño y nos podría obligar a prorrogar los Presupuestos, pero me cuesta ver al PP metido en el engranaje de la izquierda radical", señala.

En cualquier caso, considera que, en caso de que el Gobierno Vasco no sea capaz de aprobar los presupuestos de 2019, "con una prórroga presupuestaria que tiene más volumen económico que el año anterior, se puede seguir gobernando tan bien o mejor que este año".

En su opinión, esta situación "no sería una debilidad intrínseca del Ejecutivo, sino una estrategia de los partidos de la oposición que se posicionan para las elecciones municipales y forales".

El presidente del PNV desea que "ojalá fuera cierto" que EH Bildu y Elkarrekin Podemos "tienen disposición a negociar", si bien afirma que espera "poco" de la izquierda abertzale, a la que "le pesa más el complejo de Edipo, de matar al supuesto padre, que un esfuerzo por contribuir a la gobernabilidad". "Dicen eso, pero saben que es mentira, nos quieren quitar de en medio", opina.

En esta línea, censura que "la izquierda abertzale está en los procesos pero, al final, siempre pega una patada al balde y lo derrama" y, de este modo, espera que "ojalá no" suceda eso con el acuerdo sobre nuevo estatus, pero tampoco lo descarta porque "parece que le da miedo salir en las fotografías de los acuerdos".

Por su parte, asegura, el PNV, en cada una de las fases de elaboración del nuevo estatus, "va a estar a conseguir el mayor acuerdo posible", si bien "nadie puede pretender que nuestro planteamiento de salida sea de renuncia".

En cualquier caso, insiste en que se resiste a "pensar que vamos a ir a un acuerdo a dos". "Yo quiero un acuerdo a cuatro y vamos a pelear un acuerdo a cuatro", ha dicho. En relación a la posibilidad de que el nuevo estatus pueda aprobarse esta legislatura, responde que "no es cuestión de prisa o urgencia, se trata de que salga bien".