Ortuzar rechaza la "imposición" de la bandera española bajo una Constitución que "nunca ha servido para Euskadi"

Actualizado 12/07/2014 13:47:46 CET
Ortuzar iza la ikurriña en el Batzoki del Casco Viejo
Foto: EUROPA PRESS

Asegura que el PNV "trabaja para que Euskadi sea un nación libre en Europa" y la ikurriña "comparta el cielo europeo de igual a igual"

   BILBAO, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que el nacionalismo vasco "trabaja para que Euskadi sea un nación libre en Europa" y para que la ikurriña "comparta el cielo europeo de igual a igual con las banderas de otras realidades nacionales", a la vez que ha rechazado la "imposición" de la bandera española en las entidades oficiales del País Vasco bajo el amparo de una Constitución que "nunca ha servido para Euskadi".

   Ortuzar ha realizado estas declaraciones en el marco de los actos organizados por el PNV para conmemorar los 120 años desde la izada de la ikurriña por primera vez en Bilbao, a los que ha asistido el lehendakari, Iñigo Urkullu, junto al alcalde de Bilbao, Ibon Areso,  consejeros del Gobierno vasco, ediles del Ayuntamiento bilbaíno, diputados y senadores, junteros y numerosos cargos y representantes jeltzales.

   Durante su intervención, Ortuzar ha tenido unas palabras de emotivo recuerdo hacia Nestor Basterretxea, fallecido esta madrugada, y ha solicitado a los presentes un minuto de silencio.

   Tras 120 años, ha dicho Ortuzar, "aquí seguimos, aquí sigue el PNV, aquí siguen sus hombres y mujeres, construyendo la nación vasca, día a día, sin prisa pero sin pausa, con la cabeza alta y un país en marcha".

   Según ha manifestado, en la ikurriña "está todo lo que somos, aquí está nuestra historia, aquí está el primer Gobierno del lehendakari Aguirre, la guerra y el exilio, aquí están todos aquellos niños del 37, todos los gudaris caídos en las defensa de Euskadi, aquí está la democracia, el autogobierno y nuestras instituciones".

   En la ikurriña, ha continuado, está "el progreso de este país, y el euskera, nuestra cultura, nuestros éxitos deportivos, la industria vasca, el conocimiento, la educación, nuestras universidades, nuestros pueblos y ciudades, nuestros valores y nuestra palabra, palabra de vasco".

   "Y sobre todo, aquí estamos todos, en la ikurriña estamos todos, todos los hombres y mujeres de este país, sin importar raza, condición o ideología, porque en la ikurriña han cabido y caben nacionalistas, socialistas, anarquistas, republicanos o comunistas. Bajo esta ikurriña estamos todos, es para todos y para todas", ha añadido.

   Ortuzar ha asegurado que la ikurriña "no fue creada contra nada ni contra nadie", pero ha lamentado que, "durante muchos años, la persiguieron como subversiva y le han dado palos y más palos". No obstante, ha destacado que, a pesar de que "algunos creyeron que prohibiendo la ikurriña anulaban a este pueblo y sus sentimiento, consiguieron lo contrario, y por cada una que quitaban, ondeaban cinco más, porque era la voluntad de los vascos y de este pueblo". "Y aquí esta esa voluntad, la ikurriña ondeando libre al viento", ha dicho.

   Asimismo, ha asegurado que la ikurriña "ha visto mucho en estos 120 años, mucho, bueno y malo" y ha recordado que "mientras unos la perseguían, otros la usaban de capucha para tratar de justificar su terrorismo, para dar cobertura al asesinato y la extorsión". "La mancharon de sangre inocente y no olvidamos a estas víctimas", ha afirmado, para pedir que "quede claro, que ni fue por Euskadi ni en nombre de la ikurriña".

   Asimismo, ha advertido de que los sentimientos "no se imponen", sino que "se respetan, como las banderas", y ha asegurado que "la nuestra es la ikurriña, solo esta, pero respetamos que otras personas se identifiquen con otra". "Respetamos sus sentimientos", ha reiterado, para pedir que "respeten los nuestros" y afirmar que "imponernos una bandera no es respeto, y prohibirla, como ocurre en Nafarroa con la ikurriña, tampoco es respeto", sino "ejemplos graves de falta de madurez política y democrática, tics del pasado y gestos impropios del siglo XXI y de este nuevo tiempo".

   Ortuzar ha afirmado que "imponer una bandera" es "una irresponsabilidad que altera la convivencia y la identidad de las personas" y ha dicho que en el PNV están "hartos de odios banderizos destructivos".

   Tras asegurar que "ese no es el camino", ha criticado que "algunos se empeñan en seguir y seguir por un camino equivocado y nos obligan a colocar la bandera española en las entidades oficiales de Euskadi", amparándose en "una ley caduca, en una Constitución de otro tiempo que no sirve para este y que nunca ha servido para Euskadi".

   El presidente del EBB ha asegurado que el PNV quiere "solo la ikurriña en los balcones", pero no quiere que sea "por imposición, ni por imperativo legal", sino que sea la "voluntad mayoritaria expresada de forma libre y democrática quien la ponga ahí".

   "Para eso -ha dicho- trabaja el nacionalismo vasco, para que Euskadi sea una nación libre en Europa, para que la ikurriña comparta el cielo europeo de igual a igual con las banderas de otras realidades nacionales".

   En ese sentido, ha advertido de que "un país no se construye por poner en un mástil una bandera u otra", sino que "un país se construye desde el respeto a la voluntad popular, y se construye día a día, ganando terreno a las conciencias, tejiendo una colectividad social que se sienta identificada y representada en unas instituciones".

   Ortuzar ha señalado vivimos "un cambio social sin precedentes" y que "globalización y democracia se abren paso en un mundo de soberanías compartidas, un mundo de complicidades donde lo grande y lo pequeño se complementan".

   Según ha destacado, "la que empezó siendo la bandera del PNV se ha convertido en la ikurriña de todos los vascos y vascas, de todos, de los nacionalistas y de los no nacionalistas", y ha pedido hacer "entre todos que ondee libre en lo más alto del mástil", y que lo haga "soplada por los vientos de la igualdad, la libertad y el respeto". "Tenemos un pueblo, el vasco. Una nación, Euskadi. Una bandera, la ikurriña. Y un destino, la libertad", ha concluido.

HOMENAJE

   El homenaje del PNV a la ikurriña ha comenzado en el Batzoki Bilbo Zaharra en la calle Tendería con la izada de la ikurriña a cargo de Andoni Ortuzar y la presidenta de la Junta Municipal de Bilbo Zaharra, Begoña Arteaga. Después, la comitiva nacionalista, que estaba encabezada por 12 ikurriñas de diferentes épocas se ha dirigido a la calle Correo, 1, lugar donde se ubicó la primera sede del PNV en Bilbao, y se ha bailado un aurresku de honor.

   A continuación, se han trasladado a la Plaza de Arriaga, donde se ha vuelto a izar la ikurriña en un mástil gigante y ha comenzado el acto político, que ha finalizado con el Euzko Gudariak.

Para leer más