Pradales asume el cargo de lehendakari con el reto de construir una Euskadi "plural, próspera y libre"

883981.1.260.149.20240620200653
Vídeo de la noticia
Imanol Pradales, tras su designación como lehendakari - CARLOS GONZÁLEZ- EUROPA PRESS
Actualizado: viernes, 21 junio 2024 9:55

Confía en lograr "acuerdos amplios" para mejorar el sistema de salud y el modelo de cuidados, así como para actualizar el autogobierno

VITORIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Imanol Pradales ha sido proclamado lehendakari con los 39 votos a favor del PNV y el PSE-EE en el Pleno de investidura celebrado este jueves en el Parlamento Vasco, donde ha afirmado que acepta "con honor" el desafío de construir una Euskadi "plural, próspera, abierta, justa y libre".

Pradales (PNV) sucederá en el cargo a Iñigo Urkullu, al que relevó como candidato a lehendakari en las pasadas elecciones autonómicas y que ha permanecido doce años al frente del Gobierno Vasco.

La candidatura de Pradales ha superado en apoyos a la del aspirante de EH Bildu, Pello Otxandiano, que también optaba a presidir el Gobierno Vasco, pero que únicamente ha contado con los 27 apoyos de su grupo. El PP, Sumar y Vox se han abstenido en la votación, en la que según el reglamento de la Cámara no se pueden plantear votos en contra.

En su discurso, Pradales ha reconocido que, pese a que Euskadi cuenta "con algunos de los mejores indicadores de calidad de vida y cohesión social del entorno", hay "personas descontentas con su situación". Por ese motivo, ha anunciado que su gobierno no mirará "hacia otro lado".

Según ha subrayado, el nuevo Gobierno Vasco "estará preparado para dar respuesta a los problemas actuales, los retos emergentes y las políticas que asumirá a través de las nuevas competencias que deberá gestionar", dado que "Euskadi necesita un gobierno que garantice una respuesta eficaz a los nuevos desafíos".

Además, ha destacado que la colaboración será "clave" para afrontar los nuevos retos, ya que Euskadi "no es una isla ni un oasis", y ha apostado por profundizar en "el diálogo y el entendimiento entre diferentes" mediante "un debate sosegado".

El nuevo lehendakari se ha mostrado convencido de que logrará "acuerdos amplios" para mejorar el sistema de salud y el modelo de cuidados, así como para impulsar la solidaridad intergeneracional, la normalización del euskera, el autogobierno, la ciencia e innovación, la transición económica y ecológica, y "la regeneración democrática".

En este sentido, se ha comprometido "a trabajar sin descanso para propiciar acuerdos y pactos" que mejoren el bienestar y oportunidades de todas las personas, y ha planteado "renovar el pacto social por la vía de la colaboración".

En materia de autogobierno, ha pedido "valentía y ambición" a los 75 parlamentarios de la Cámara, puesto que "es la hora de dar el paso" para consensuar un nuevo pacto estatutario partiendo de "una misma voluntad" y constatación de que "crecer en autogobierno es crecer en bienestar". Su intención, tal como ha explicado, es "favorecer y defender el diálogo, la negociación y el consenso" para hacer posible este objetivo.

A su juicio, este nuevo "gran pacto político" debe "superar la dimensión, ambición y alcance" del Estatuto de Gernika de 1979, y tiene que asentarse "en una relación bilateral con el Estado que incluya el reconocimiento de la realidad nacional" vasca. Asimismo, estima que este acuerdo debe incluir un sistema de garantías "para el cumplimiento efectivo de lo acordado". Según ha apuntado, el texto que se apruebe en el Parlamento debe pasar por las Cortes Generales, para ser refrendado por los vascos.

Por otra parte, plantea transformar el modelo de bienestar social, dado que ahora se muestra "incapaz de responder eficazmente a los cambios". Asimismo, ha destacado la necesidad de mejorar las políticas públicas con el fin de "no dejar a nadie atrás".

Dentro de su programa de gobierno, que incluye mil compromisos, plantea un plan de choque para mejorar la Atención Primaria y reducir listas de espera quirúrgicas, así como un plan de inversiones hasta 2030, dotado con mil millones de euros, para modernizar las infraestructuras sanitarias.

Pradales pretende que los jóvenes puedan "desarrollar un proyecto de vida pleno"; y para ello promoverá la creación de empleo de calidad, la construcción de 7.000 viviendas de alquiler "social y asequible". Además, fomentará convenios con los ayuntamientos para generar 3.000 nuevas viviendas de carácter rotatorio.

También impulsará la construcción de viviendas sociales y protegidas, ampliando el parque público y reservando un 50% a menores de 36 años, y se extenderá el rango de ingresos máximos para acceder a una vivienda de protección pública.

Ante el reto demográfico, el Gobierno Vasco del PNV y el PSE ampliará la ayuda directa de 200 euros al mes por hijo hasta los siete años y hasta los diez para familias numerosas o monoparentales, y extenderá los permisos de paternidad y maternidad hasta las 24 semanas.

El lehendakari ha defendido la necesidad de una transición energética "ordenada e inteligente", que "no ponga en riesgo el futuro ni el tejido industrial".

Por otra parte, ha destacado que la desaparición de ETA fue uno de los logros "más importantes" de la década anterior, puesto que acabó con "demasiados años de terror, injusticia y dolor". "Dejamos de contar personas asesinadas, heridas, amenazadas o chantajeadas. Dejamos de abrir periódicos e informativos entre lágrimas y rabia", ha recordado.

Por ello, se ha marcado como "prioridad de país" consolidar "una convivencia plural, integradora y comprometida con los derechos humanos", con "una memoria crítica con el pasado y solidaria con las víctimas". De esta forma, ha anunciado que el Gobierno aprobará un 'Plan de Legislatura de Convivencia y Derechos Humanos'.

OTXANDIANO

Por su parte, el aspirante de EH Bildu, Pello Otxandiano, cuya candidatura a lehendakari ha sido derrotada al lograr solo el respaldo de los 27 escaños de la coalición, ha advertido de que en el actual contexto global, "la reivindicación de la soberanía representa la reafirmación de la democracia", por lo que ha insistido en su intención de avanzar hacia "un nuevo estatus político" para Euskadi.

En este sentido, se ha mostrado partidario de "aprovechar el debate sobre la plurinacionalidad" para "redefinir" el modelo de relación con el Estado.

El candidato de EH Bildu, que ha subrayado la necesidad de "redefinir" el modelo de relación entre Euskadi y España, ha manifestado que existen "dos fuentes de legitimidad" sobre las que se asentaría el nuevo estatus político de Euskadi.

Esas 'fuentes', según ha indicado, consisten en "la voluntad de Euskal Herria, libremente manifestada por la ciudadanía de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa", y "los Derechos Históricos, tal como se recogen en la Disposición Adicional Primera de la Constitución Española y la Disposición Adicional Única del Estatuto de Gernika".

Otxandiano ha añadido que los "principios rectores" para avanzar en esta dirección son, entre otros, el "reconocimiento mutuo" entre el Estado y el País Vasco, así como "la igualdad política, la bilateralidad efectiva y el respeto institucional".

Por parte del PSE-EE, su secretario general, Eneko Andueza, ha ofrecido a Pradales, "lealtad", si bien ha advertido de que su partido será "exigente" con el nuevo lehendakari, al que ha pedido "altura de miras y generosidad para llegar a acuerdos". Además, ha instado a EH Bildu a "llamar a ETA por su nombre" y a dejar de lado "sus obsesiones soberanistas" para sumarse a un "gran acuerdo" estatutario.

El presidente del PP vasco, Javier de Andrés, ha criticado "la rácana" apelación al diálogo de Pradales, al que ha reprochado que haya "perdido la oportunidad" de establecer "un clima de diálogo".

Desde el Grupo Mixto, el parlamentario de Sumar, Jon Hernández, ha censurado que las propuestas de Pradales, son "más de lo mismo", mientras la única representante de Vox, Amaia Martínez, ha anunciado que realizará una oposición al "binomio de separatismo y socialismo".

Contador

Leer más acerca de: