La rehabilitación del Caserío Gernika (Vitoria), de Bárcena y Zufiaur, finalista de los premios FAD de Arquitectura

Actualizado 10/07/2007 20:32:33 CET

VITORIA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El estudio sobre la rehabilitación del Caserío Gernika, en Vitoria, realizado por Javier Bárcena y Luis Zufiaur, ha resultado finalista de los premios FAD de Arquitectura, concedidos por el Foment de les Arts Decoratives. Asimismo, también se ha reconocido la obra de Roberto Ercilla y Miguel Angel Campo, de la residencia de la Tercera Edad, de Durango.

Los organizadores informaron hoy en una nota de prensa de que en total se han seleccionado 33 obras de arquitectura que optan al galardón que se hará público el próximo 25 de octubre en Barcelona.

Estos premios cuentan con un gran prestigio en España y Portugal, y entre los arquitectos galardonados en anteriores ediciones se encuentran Rafael Moneo, Norman Foster, Enric Miralles, Eduardo Souto de Moura, José Antonio Coderch o Jean Nouvel.

Estos galardones surgieron con el objetivo de "impulsar las corrientes de vanguardia" y "reconocer la calidad en los nuevos caminos e investigaciones abiertos respecto a los lenguajes tradicionales".

"Hoy en día, el compromiso de fomentar los valores de la arquitectura y el interiorismo en la realidad sociocultural continúa vigente, y el ámbito creativo inicial se ha ampliado a lo largo de los últimos años para adecuar los premios a una realidad más complicada y voluble que nunca", añadieron.

Los Premios FAD los concede el Foment de les Arts Decoratives en el mes de junio y se dirigen a personas, entidades o instituciones que presenten obras terminadas durante el año anterior en el territorio de España y Portugal.

Fueron fundados en el año 1958 por el arquitecto Oriol Bohigas y están divididos en cuatro categorías, que son arquitectura, interiorismo, espacios exteriores y espacios efímeros.

CASERIO DE GERNIKA

Respecto al Caserío Gernika, informaron que es un edificio con unas características de escala, volumetría y materiales singulares que, sin poder ser catalogado en sentido estricto como monumento, posee "un notable valor constructivo como elemento representativo de la arquitectura vitoriana de comienzos de siglo". Estas circunstancias han motivado su inclusión en la categoría de "Conservación Estructural" por el Plan General de Vitoria.

La edificación original se construyó en 1906 y se asienta sobre un jardín de nobles dimensiones donde el Caserío Gernika se erige en el centro, articulándose el resto de cuerpos anexos alrededor de dicho edificio principal. Este pasado de esplendor es el que persigue recuperar, habilitando cuatro viviendas en el edificio principal y reedificando un edificio anexo, comunicado con una galería acristalada.

"El esfuerzo desarrollado en la propuesta ha interpretado las preexistencias para adaptarlas a las necesidades del presente, entendiendo el sencillo orden tridimensional de los volúmenes construidos como una contraposición entre dos tipos de lenguajes arquitectónicos: más clásico para el edificio noble, y más contemporáneo para el edificio anexo", agregaron.

En este sentido, se trata de una intervención "rotunda", pero a la vez "serena, respetuosa y elegante", con el único objetivo de "recuperar la nobleza original del viejo edifico principal y su entorno de árboles centenarios". Esta obra también ha recibido el Premio de Rehabilitación y Restauración en la presente edición de los Premios COAVN 2007.