Ríos cree que los presos de ETA avanzarán en sus compromisos

Actualizado 27/07/2014 13:50:22 CET
El coordinador de Lokarri, Paul Ríos.
EUROPA PRESS

Llama a las formaciones vascas a "redoblar esfuerzos" en el Parlamento para consolidar la paz y a no reproducir "debates destructivos"

BILBAO, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de Lokarri, Paul Ríos, cree que los presos de ETA tienen voluntad de avanzar en los compromisos que adquirieron el 28 de diciembre del pasado año de seguir los cauces legales para su excarcelación y considera que sería "mucho más fácil" que los reclusos concretaran nuevos pasos si se acompañaran con "un acuerdo entre los partidos vascos sobre cómo debería ser la política penitenciaria".

En una entrevista concedida a Europa Press, Ríos ha llamado a las formaciones políticas a "redoblar esfuerzos" en el Parlamento vasco para consolidar la paz, ya sea a través de la ponencia creada para este fin, actualmente "bloqueada", o en otro foro, con el fin de que ni se vuelva a asistir a un curso político" como el pasado en el que "se repetían, una y otra vez, debates destructivos" en la Cámara sobre esta cuestión.

El coordinador de Lokarri se ha mostrado convencido de que, en el EPPK (Colectivo de Presos de ETA), hay "voluntad" de cumplir lo establecido en su comunicado del 28 de diciembre de 2013, en el que aceptaba que las excarcelaciones se realizaran por los cauces legales, de forma escalonada y mediante "compromisos individuales".

No obstante, ha considerado que "sería mucho más fácil que se concretase esa voluntad si viniese acompañada de un acuerdo entre los partidos políticos vascos sobre cómo debería ser la política penitenciaria".

A su juicio, la percepción que algunos han manifestado sobre que no se han realizado "movimientos" por parte de los reclusos de la banda, se puede deber a que "las peticiones de acercamiento han sido, quizá, más lentas de lo que se preveía". "Espero que en los próximos meses sigan profundizando en la línea emprendida y que, en los próximos meses, también vayamos conociendo nuevas iniciativas", ha destacado.

Paul Ríos ha denunciado que la política penitenciaria que desarrolla el Gobierno de Mariano Rajoy está "bastante cerca de lo que son conceptos de venganza", como demuestra el hecho de que se haya impuesto al exdirigente de ETA Joseba Urrusolo Sistiaga --integrante de la Vía Nanclares-- una sanción por su intervención, junto a una víctima del terrorismo, en un programa radiofónico.

A su juicio, supone un "grave error" que se sancione a un recluso que "ha hecho declaraciones claras de rechazo a la violencia, en clave de reconciliación e, incluso, de encuentro con las víctimas". Además, cree que este tipo de decisiones "alienta muy poco a que otros presos puedan tomar posturas parecidas".

"Lo que no se entiende nada es que, por un lado, el ministro de Interior esté diciendo que los presos, para poder ser reintegrados, tienen que cumplir todo lo que dice la ley y resulta que un preso hace todo lo que dice la ley y aun así recibe sanciones. Demuestra que la política del Gobierno de España es un absoluto sinsentido. No está ayudando, sino que, en algunas ocasiones, incluso esta entorpeciendo", ha indicado.

DESARME TOTAL Y VERIFICABLE

Tras insistir en que el último comunicado de ETA, en el que anuncia el desmantelamiento de sus estructuras militares, es "positivo", ha recordado que el escenario de "llegada" es el de que "la violencia" de la banda "desaparezca totalmente" y que haya "garantías completas" de que no se va a reproducir.

Por ello, ha destacado que "es el momento de que siga trabajando ahora en la siguiente fase, que es la de completar un desarme total y verificable".

En su opinión, es "normal" que exista "cierta ansiedad" por parte de la sociedad vasca en querer "cerrar todo este ciclo cuanto antes después de tantos años de violencia y sufrimiento", pero ha señalado que el proceso de paz en Euskadi "está yendo con bastante velocidad" si se compara con otros en el mundo.

ACUERDO BASE

Ríos cree que la clase política vasca debe demostrar "que está a la altura" de las circunstancias mediante la concreción entre los partidos de "un acuerdo base" para adoptar una estrategia compartida de cara a impulsar un proceso de paz. En este sentido, ha afirmado que los agentes internacionales "seguirán ayudando", pero la solución "no vendrá de fuera".

El representante de Lokarri cree que "es exigible" un consenso en esta materia a las formaciones políticas y que no hay "excusa que justifique que sea imposible tener un diálogo constructivo en el Parlamento vasco o que una iniciativa como la ponencia de paz no funcione porque algunos partidos directamente la han bloqueado".

Por ello, ha abogado porque se active este foro "o la fórmula que se quiera" porque no se puede asistir "a un nuevo curso político como el que termina ahora, en el que se repetían los debate destructivos sobre este tema una y otra vez".

A su entender, quizá "se ha construido un elemento de disputa" en torno al 'suelo ético' y ha destacado que lo que cualquier partido "debe asumir, de manera muy clara, es que hay que respetar los derechos humanos, que la violencia no está justificada, que sería conveniente un análisis crítico por parte de cada uno sobre su actitud en el pasado y, sobre estas bases, que no se repita en el futuro lo que ha ocurrido durante estos años".

Para Paul Ríos, "la grave irresponsabilidad" en la que está cayendo el Gobierno del PP en esta cuestión, "al no hacer nada", debería llevar en Euskadi a "redoblar los esfuerzos de diálogo y consenso". En este sentido, ha apelado a aprovechar los próximos meses porque durante los periodos electorales es "muy complicado" alcanzar acuerdos. "Todo lo que no hagamos desde ahora hasta finales de diciembre va a ser difícil que se pueda hacer en meses posteriores", ha aseverado.

Además, ha destacado que "lo que se está jugando aquí es lo suficientemente importante como para que el presidente Rajoy le dedicase algo más de tiempo y algo más de colaboración", y ha calificado de "totalmente ilegítimo que haga oídos sordos" a las peticiones del lehendakari, Iñigo Urkullu, y del Parlamento vasco para que se implique.

El coordinador de Lokarri ha valorado que el Gobierno vasco siga dispuesto a trabajar sin los facilitadores internacionales y se ha mostrado convencido de que podrán seguir ayudando en el futuro. "Objetivamente nos han ayudado a que lleguemos a la situación en la que estamos ahora, que es mejor que hace cinco años", ha asegurado.

Para leer más