Actualizado 04/06/2008 15:51 CET

El sector aeroespacial vasco aumentó un 16% su facturación en 2007, hasta alcanzar los 963 millones y un 19% el empleo

El sector seguirá creciendo en 2008 con ventas de 1.000 millones, pero de persistir la ralentización, podría reducirse la facturación

BILBAO, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El sector aeronáutico y espacial vasca cerró el ejercicio 2007 con una facturación de 963 millones, lo que supone un aumentó del 16 por ciento respecto a 2006 y registró un crecimiento del 19 por ciento en empleo. Las previsiones para este año es que la facturación crezca por encima de los 1.000 millones.

Estos datos fueron dados a conocer hoy por el presidente de Hegan y director general de ITP, Ignacio Mataix, y por el director gerente de Hegan, José Juez, con motivo de la rueda de prensa ofrecida en el BEC para presentar el informe anual de la asociación Cluster de aeronáutica y Espacio del País Vasco Hegan 2007 e inaugurar la feria Aerotrands 2008, donde se darán cita hasta mañana fabricantes y suministradores europeos de aeronáutica y espacio.

En la comparencia, el presidente de Hegan destacó que 2007 ha sido un ejercicio récord y, por tanto, "excelente, tanto en términos de contratación de nuevos programas como en empleo y en facturación. Ello, según explicó, a pesar de factores negativos como el encarecimiento de las materias primas o la situación del euro frente al dolar, lo que "merma" la rentabilidad de los contratos, y la capacidad de financiación para acceder a nuevos programas.

Sin embargo, el sector aeroespacial vasco logró una facturación global de 963 millones, un 16 por ciento más que en 2006. El 96 por ciento de esta cifra (913 millones) correspondió a las ventas realizadas por las 35 empresas y centros tecnológicos integrados en Hegan.

Por áreas, el 47 por ciento de las ventas correspondió a estructuras y el 45 por ciento a motores. Otro 6 por ciento a sistemas y equipo y un 2 por ciento a espacio.

La industria aeronáutica y espacial vasca representa el 18 por ciento de la facturación y el empleo aeronáutico y espacial español. Además, es el segundo polo sectorial junto a Andalucía y por detrás de Madrid, si bien representa el 20 pro ciento de la inversión total en I+D.

Por su parte, las exportaciones del sector se elevaron hasta los 684 millones, lo que representa el 71 por ciento de las ventas totales y supone un crecimiento del 20 por ciento respecto al año anterior. Un 28 por ciento de esas exportaciones se dirigieron a Brasil, que continúa siendo el principal destino, mientras que un 17 por ciento fueron a Reino Unido, al resto de la UE un 34 por ciento, y a EEUU un 16 por ciento.

Precisamente, destacan los crecimientos de las exportaciones a EEUU que se han multiplicado por tres en los dos últimos años, debido a los contratos con Boeing y General Electric.

En materia de empleo, el sector creó 1.169 puestos de trabajo directos, lo que supone un crecimiento del 19 por ciento, hasta situar la cifra total en 7.273 empleos. El 55 por ciento del empleo se sitúa en Euskadi, mientras que el 41 por ciento se distribuye en el resto del Estado y un 3,36 por ciento en el exterior.

PREVISIONES 2008

Por otra parte, destacó que el sector en 2008 seguirá creciendo porque la industria aeroespacial vasca está inversa en "proyectos jóvenes", que tendrán "gran crecimiento en el futuro". En concreto, prevén que la facturación crezca por encima d elos 1.000 millones.

No obstante, reconoció que, teniendo en cuenta la evolución internacional, "no ayuda" la actual ralentización económica y apuntó que, si se prolongase en el tiempo, podría darse una cancelación de pedidos y, por tanto, una reducción de la facturación.

En relación a la subida de carburantes y los posibles efectos sobre las compañías aéreas, principalmente, de bajo coste, afirmó que el encarecimiento del precio del combustible sin que se repercuta al precio de los billetes puede "afectar de modo importante" a ese sector. Por ello, cree que 2008 va a ser un año "complicado" desde el punto de vista de sus cuentas de resultados.

En la actualidad, las empresas agrupadas en Hegan cuentan con 77 plantas de producción, 43 en el País Vasco y nueve en el extranjero. Estos datos contrastan con los de hace diez años, en las que sólo se contabilizaban 17 fábricas en total. En este periodo, el sector se ha multiplicado por cuatro en diez años y por ocho en quince. "Esperemos que no se prolongue", dijeron.

En materia de I+D, las empresas vascas destinaron 101 millones de euros de inversión en 2007, equivalente al 11 por ciento de la facturación del ejercicio. El 80 por ciento de esa inversión es autofinanciada por las propias empresas.

Según los datos aportados por el presidente de Hegan, en los últimos diez años el promedio de la inversión en I+D del clúster asciende al 16 por ciento sobre la facturación, algo más de 930 millones, lo que supone una tasa dos puntos superior a la media del sector europeo.

El presidente de Hegan destacó algunos de los hitos del ejercicio 2007 como el "buen posicionamiento" de las empresas en el A380 de Airbus, así como en el 787 de Boeing y en el resto de programas. Mataix se refirió también a las pequeñas y medianas empresas, señalando que su evolución en 2007 también fue "muy favorable", ya que experimentaron crecimientos de sus cifras de ventas y exportaciones.

El presidente de Hegan destacó, como elemento positivo, los movimientos de integración y alianzas que se han dado para "adquirir mayor dimensión", y, por tanto, "trabajar con éxito en los nuevos programas". Mataix indicó que en los últimos años ha aumentado "progresivamente" el tamaño empresarial pero advirtió de que todavía es reducido" y, por tanto, hay que seguir trabajando en este ámbito.