El sector de Hostelería de Euskadi registró un crecimiento del 7,7% en su cifra de negocio en 2016

Camarera trabajando en un bar
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 30/07/2018 11:02:20CET

Ocupó a más de 57.500 empleados, lo que supone un crecimiento de casi el 10% en los últimos cinco años

BILBAO, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sector de Hostelería, que engloba a las empresas que ofrecen servicios de alojamiento y servicios de comidas y bebidas, facturó 3.897 millones de euros en 2016, un 7,7% más que el año anterior, según datos elaborados por Eustat. Mientras el número de establecimientos apenas ha sufrido variación -un 0,4% más, llegando a los 13.973 establecimientos-, el empleo ha aumentado un 3,0%, ocupando a un total de 57.511 personas en 2016, el 5,6% del total.

Más significativa es la evolución de los últimos cinco años, en donde el número de establecimientos se ha reducido un 1,3%, pero el empleo ha crecido un 9,7%, mientras la facturación ha aumentado un 25%.

Dentro de la Hostelería, la división de Comidas y bebidas -que, a su vez, engloba los subsectores de Restaurantes, Otros servicios de comidas y Establecimientos de bebidas- es la dominante, ya que abarca al 91,9% de los establecimientos, el 89,5% del empleo y el 86,9%
de la facturación.

En 2016 el sector ha mejorado su cifra de negocio en un 7,1% y ha aumentado el empleo un 2,7%, pese a que el número de establecimientos permanece prácticamente invariable (-0,2%). Además, el último quinquenio, desde 2012 a 2016, arroja un saldo de 225 negocios menos pero 5.000 empleos más, que proporcionan un incremento del 25% en la cifra de establecimientos.

La división de Servicios de alojamiento, formada por los subsectores de Hoteles y Otros alojamientos, mejora un 5,5% su empleo y hasta un 11,8% su cifra de negocios, todo ello con un 8% más de establecimientos. No obstante, las tasas negativas o nulas de años
precedentes motivan que, pese al favorable comportamiento del empleo este último año, los últimos cinco concluyen con un 2,2% menos de empleo. En cambio, el volumen de establecimientos y la cifra de negocios aumentan un 4,4% y un 25,4%, respectivamente, para el mismo período.

RESTAURANTES

Por otra parte, si se analizan los resultados a un nivel desagregado de actividad, y dentro de la división de Comidas y bebidas, es Restaurantes la de mayor relevancia. Representa el 47,3% del total de facturación de la división y el 43,3% del empleo. El último año amplía el subsector ha aumentado su volumen de negocio en un 11% con respecto al año anterior y un 7% el empleo.

También el subsector de Establecimientos de bebidas evoluciona positivamente en su facturación, 7,2%, y en el empleo, 2,4% más, englobando el 39% de los puestos de trabajo totales y el 42,5% de la cifra de negocios del total del subsector.

Por último, los Otros servicios de comidas, que incluye entre otros el catering, anota una disminución del personal ocupado (-6,1%) y de su cifra de negocio (-8,2%). En total representa el 17,7% del empleo y el 10,2% de la facturación de la división de Comidas y bebidas.

Por su parte, la división de Servicios de alojamiento está conformada por el subsector de Hoteles y el de Otros alojamientos, siendo el primero el de mayor peso, al concentrar el 75,3% del empleo y el 81,7% de la facturación en 2016.

Ambos presentan las mejores cifras relativas de facturación en relación al año anterior: 11,5% más en el caso de los Hoteles, y 13,3% más para el de los Otros alojamientos. También evoluciona favorablemente su empleo, 3,9% el primero y 10,7% el segundo.

EVOLUCIÓN FAVORABLE

Los tres territorios registraron una evolución favorable en facturación y empleo en 2016. Los mejores resultados se dieron en Gipuzkoa, cuyas ventas alcanzan un incremento del 10,2% y suman un 3,7% de personal empleado. Casi el mismo crecimiento arroja el empleo en Álava, 3,8% más, y muy próximo también el de la facturación, 8%. Bizkaia también figura en positivo, con unas ventas del 5,8% más en relación a 2015 y un 2,2% más de empleo.

Un análisis por el tamaño de los establecimientos del sector Hostelería muestra que las microempresas (menos de 10 empleados) suponían el 93,3% de los establecimientos y generaron el 61,6% de la facturación total con el 57,6% del personal ocupado. Las empresas pequeñas (de 10 a 49 personas ocupadas) representaban el 6,4% de los
establecimientos con un 26,6% del empleo y facturaron el 28,3%.

Por último, las empresas con 50 empleados o más (medianas y grandes empresas) facturaron el 10,1% del total y daban empleo al 15,9% de las personas empleadas, siendo un 0,3% del total de establecimientos.

Si bien los tres estratos han registrado incrementos de empleo en los últimos cinco años, ha sido el de la pequeña empresa (de 10 a 49 empleos) el más beneficiado. De los 5.088 empleos que gana la hostelería en su conjunto, 3.505 corresponden al mencionado estrato, lo que ha posibilitado que su peso en el conjunto ascienda del 22,4% en 2012 al 26,6% en 2016.