Tapia dice que la reforma del peaje eléctrico permitirá "ganar en competitividad" pero "aún se paga más" que en la UE

Publicado 08/10/2018 11:51:46CET

BILBAO, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, ha destacado que la reforma del peaje eléctrico permitirá a las empresas vascas "ganar en competitividad", pero ha advertido de que "aún pagan más" por la utilización de energía eléctrica que las de su entorno en los países de la Unión Europea.

En su intervención en la inauguración de la Oil & GAS Conference que se celebra este lunes y martes en Bilbao Exhibition Centre /BEC) en Barakaldo (Bizkaia), Tapia se ha referido a la entrada en vigor, este lunes, de la reforma de tarifas eléctricas pactada por el PP y el PNV para la aprobación de los presupuestos generales del Estado del 2017, que supone que las empresas grandes consumidoras del País Vasco reduzcan su factura energética en unos 50 millones de euros anuales.

Tapia ha señalado que la reforma de los "peajes eléctricos" que soportaba la industria vasca y que la hacían "menos competitiva que la de su entorno" ha sido "una pelea" que el Gobierno Vasco ha tenido que librar "durante muchos años". "A partir de hoy, hemos conseguido que sea posible competir con el resto de la industria que tenemos en el entorno de la misma manera", ha destacado.

Tras insistir en que es un trabajo que ha llevado "mucho tiempo" pero, "por fin se ha conseguido y los peajes eléctricos que van a tener que abonar la industria vasca van a ser exactamente iguales que los de su entorno", ha insistido que ello va a permitir a la industria vasca "ganar un poco en competitividad".

No obstante, ha advertido que todavía las empresas vascas "están abonando muchísimo más, sobre todo las intensivas, en utilización en energía eléctrica, que las de su entorno europeo". Por eso, ha indicado, el Gobierno vasco lleva "trabajando años con el Ministerio de Energía para conseguir un modelo energético un poco diferente, que se asemeje más a nuestros socios europeos, que nos permita competir en igualdad o semejanza de condiciones, y que no nos haga perder competitividad por un sistema energético donde los impuestos se cargan sobre esa tarifa que tiene que abonar las empresas".

Tapia ha considerado que "ha llegado el momento de tomar en serio estas consideraciones, y no solo hablar del diesel sino hablar de otros tipo de actuaciones que realmente van ser relevantes en el futuro y que nos va en ello la competitividad en nuestra industria".

FACTURA

En ese sentido, Tapia ha insistido en la necesidad de que el porcentaje de impuestos que se abona en la factura eléctrica se "realice de otra manera" y sea "comparable a lo que existe en Alemania, Francia o Italia, países europeos con los que nuestras empresas compiten", ya que empresas que son "grandes consumidoras de energía no se ven realmente beneficiadas, sino todo lo contrario". "Hay que analizar concretamente a quién hay que cargar esos costes extraordinarios para que no afecten a la tarifa de forma general", ha planteado.

"Lo que pedimos es una igualdad, que esa factura eléctrica sea diferente, se analicen todos esos aspectos, se miren los mejores modelos y se equipare el sistema sobre lo que existe en el conjunto de la UE", ha insistido, para señalar que se ha conseguido "el tema de los peajes, que era sangrante para nuestras empresas, pero todavía tenemos un largo camino por hacer".

En ese sentido, ha recordado que le han hecho "más de una propuesta" al Ministerio de Energía y esperan que "se empiece a trabajar, no solamente desde el punto de vista del diesel y de la contaminación y emisiones de CO2, sino todo lo asociado a la factura eléctrica que daña muchísimo a nuestra empresa".

Sobre la posibilidad de cargar en los presupuestos públicos el coste de los impuestos, Tapia ha dicho que "si otros países pueden hacerlo, lo que hay que hacer es analizar cómo se realiza en toda Europa y observar cómo se puede aplicar en la tarifa eléctrica", porque "no es posible que en países como Francia Alemania e Italia, con los que nuestras empresas compiten directamente, lo puedan hacer de una manera diferente y el Estado español no lo pueda hacer".

Además, ha señalado que "también existen otros métodos para bonificar algunas de la situaciones que tienen esas empresas grandes consumidoras y que no se están aprovechando al máximo", por lo que ha confiado en que "se empiece a trabajar para asumir ese reto".