Actualizado 28/11/2009 19:37 CET

Una tesis de la UPV abre la vía para desarrollar estrategias contra la resistencia de las bacterias a los antibióticos

El trabajo ha aislado una proteína "acopladora" que permite el intercambio de información entre bacterias

BILBAO, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una tesis realizada por Ana Julia Vecino en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Ciencia y Tecnología y Unidad de Biofísica, Centro Mixto CSIC-UPV/EHU, abre la la vía para desarrollar estrategias contra la resistencia de las bacterias a los antibióticos.

El trabajo de investigación, titulado 'La reconstitución en liposomas de TrwB, un nanomotor que transporta DNA, revela la importancia del dominio transmembrana en la función de la proteína', ha aislado una proteína "acopladora" que permite el intercambio de información entre bacterias, según información facilitada por la universidad vasca.

El objeto de estudio de esta tesis ha sido la proteína denominada TrwB, puesto que es la proteína "acopladora" del plásmido conjugativo R388 y se encuentra en la membrana interna de las bacterias.

En este trabajo se ha logrado aislar esta proteína y mimetizar en liposomas una situación similar a la de TrwB en las bacterias, de forma que se han podido estudiar las características de TrwB en un ambiente similar al natural y por ello obtener información sobre la proteína muy aproximada al funcionamiento de la misma en la bacteria.

La tesis, por tanto, aporta información importante que nos permite estar más cerca de conocer el mecanismo de la conjugación bacteriana y, por consiguiente, de poder desarrollar estrategias contra la diseminación de la resistencia a antibióticos entre bacterias.

La subvención para poder desarrollar esta tesis ha llegado gracias a una beca predoctoral del Gobierno vasco y a proyectos concedidos por la Diputación de Bizkaia y el Ministerio de Educación y Ciencia.

TRANSMISIÓN MOLECULAR ENTRE BACTERIAS

La conjugación bacteriana es un proceso por el que una bacteria es capaz de transmitir una molécula de DNA (pásmido conjugativo) a otra, mediante un proceso que requiere el contacto físico entre ambas. Gracias a este proceso las bacterias intercambian información genética útil para hacer frente a su entorno y adaptarse al medio.

Entre la información compartida por las bacterias, se encuentra aquella que les permite desarrollar la resistencia a distintos antibióticos. Por ello, la conjugación bacteriana es el principal responsable de la diseminación de la resistencia a antibióticos que presentan las bacterias y que en las últimas décadas se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud pública.

Para que este proceso tenga lugar, son necesarios dos grupos de proteínas codificadas por la molécula de DNA que se va a transferir. Por un lado, un conjunto de proteínas que modifican el DNA, para que pueda ser transferido (proteínas Dtr), y por otro, un conjunto de proteínas que forman el canal por el que se transfiere el DNA de la bacteria donadora a la receptora (proteínas Mpf). Ambos sistemas se conectan mediante una proteína indispensable en la conjugación bacteriana denominada "proteína acopladora".

Dado el carácter modular de la conjugación bacteriana, el conocimiento del mecanismo de las proteínas que intervienen en este proceso nos ayudaría a idear estrategias dirigidas a inhibir la conjugación bacteriana, pudiendo de esta forma controlar la transferencia de información entre bacterias y, en particular, la diseminación de la resistencia a antibióticos.