Urkullu pide la apertura de diálogo con "voluntad verdadera" a empresarios y sindicatos del Metal

Publicado 11/10/2019 10:45:28CET
El lehendakari, durante su intervención en el pleno de Control del Parlamento
El lehendakari, durante su intervención en el pleno de Control del Parlamento - PARLAMENTO VASCO

Rechaza que en este conflicto se haya posicionado con una de las partes

VITORIA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha rechazado que con sus declaraciones de los últimos días se haya posicionado en el conflicto del Metal de Bizkaia por una de las partes y ha defendido que lo que ha solicitado es la "apertura de un proceso de diálogo" con "voluntad verdadera" a las dos partes.

Además, ha defendido que "constatar que ha habido propuestas continuadas por una parte y una única propuesta por la otra, no es posicionarse sobre quién tiene la razón, sino reconocer una realidad".

Urkullu ha contestado de esta forma a las preguntas formuladas por EH Bildu y Elkarrekin Podemos en el pleno de control que está celebrando el Parlamento Vasco sobre las jornadas de huelga convocadas la semana pasada por los sindicatos en las empresas industriales vizcaínas para denunciar que llevan ocho años sin que se haya encauzado la negociación del nuevo convenio.

Ambos parlamentarios han preguntado por las declaraciones realizadas por el lehendakari el pasado 30 de septiembre en una conferencia donde Urkullu afirmó que "por parte de las empresas de la FVEM-Federación Vizcaína de Empresas del Metal, se ha hecho todo lo posible en estos meses para intentar alcanzar acuerdos".

Asimismo, señaló que, desde antes de verano, se sabía "la disposición de los sindicatos a esta huelga" y el anuncio de "un otoño caliente", lo que, para Iñigo Urkullu, esta situación lleva a interpretar" la ausencia de "diálogo con voluntad de acuerdo".

En el pleno de control, Urkullu ha defendido que en la conferencia no dijo "quién tiene la razón o quién no la tiene" y ha pedido a los parlamentarios que tengan en cuenta todo lo que dijo subrayando que aceptó la "licitud" de las peticiones de los sindicatos, porque lo que solicitó fue la "apertura de un proceso de diálogo" con "voluntad verdadera" a las dos partes.

Asimismo, ha reiterado que no entró a decir "quién tiene la razón y quién no la tiene" y ha recordado a EH Bildu que "ser ecuánime no significa ser acrítico" porque "se puede ser crítico con el uso de la violencia en un conflicto laboral y ser crítico con la reforma laboral". Por ello, le ha pedido que "no sea torticero", y ha recordado la postura que mantuvo el PNV y él como lehendakari de rechazo a la reforma laboral.

Urkullu ha manifestado su "solidaridad con los trabajadores y también con los empresarios" de las empresas del metal. "Espero que usted también lo sea en ambos casos", le ha dicho al parlamentario de EH Bildu.

En este sentido, ha defendido que "esto no significa posicionarse en favor de la representación empresarial o sindical" y ha defendido que "constatar que ha habido propuestas continuadas por una parte y una única propuesta por la otra, no es posicionarse sobre quién tiene la razón, sino reconocer una realidad".

También ha contestado a Elkarrekin Podemos que "los trabajadores no tienen por qué renunciar a la seguridad en el empleo y a unos salarios dignos", y ha defendido que "lograr más y mejor empleo" es el objetivo "prioritario" del Gobierno Vasco. "La cuestión no es el objetivo sino acertar con el método más adecuado para alcanzar los objetivos que se desean", ha subrayado.

Además, ha defendido que el Gobierno Vasco ha "seguido de cerca" la situación del Metal desde el pasado 10 de mayo y conoce el calendario de movilizaciones anunciado y de reuniones, destacando que desde la primera reunión del 17 de mayo a la última del 25 de septiembre, los sindicatos han mantenido la misma tabla reivindicativa" y que la Federación de empresas "ha presentado nueve propuestas diferentes".

LA SOLUCIÓN "MÁS CERCA"

"Constato una realidad. Se ha avanzado en el proceso negociador y las posiciones se han acercado", ha señalado. Tras recordar que las negociaciones han continuado esta semana, ha dicho que espera que "la solución esté más cerca".

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova cree que, con sus declaraciones, Urkullu estaba "explicando quién era el bueno y quién era el malo" y ha defendido que "una patronal que ha acumulado en los últimos años miles de beneficios y no quiere ahora negociar un convenio digno, no tiene razón" porque "los trabajadores tienen el derecho y la obligación porque la patronal con su cerrazón no les da otra opción, de manifestarse, hacer huelgas y salir a la calle".

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández ha calificado de "impresentables" las declaraciones del lehendakari con las que "acusaba a los trabajadores y a sus representantes de no tener voluntad de diálogo", unas manifestaciones "en mitad de unas negociaciones" que Hernández cree que supone "decirles a los sindicatos que sus demandas no son legítimas".

DESALOJO DE REPRESENTANTES SINDICALES

Al término de las intervenciones, representantes sindicales del sector del Metal de Bizkaia que estaban siguiendo en pleno desde la tribuna de invitados, han mostrado carteles en los que preguntaban a Urkullu "cuándo estará a favor de los trabajadores".

Además, han lanzado consignas con las que afirmaban que Urkullu y Cebek "son lo mismo" y reivindicaban la "lucha" en el sector del Metal de Bizkaia. Los responsables de seguridad del Parlamento les han desalojado del salón de plenos para que la sesión de control pudiera continuar.

Contador

Para leer más