Urrutia aboga por que el euskera sea "lengua de lo cotidiano"

Urrutia
EUROPA PRESS
Actualizado 03/12/2017 17:28:34 CET

Cree que el 'euskañol' puede "vivificar" la lengua vasca, si sirve como "palanca para su mantenimiento y presencia"

BILBAO, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Euskaltzaindia, Andrés Urrutia, ha abogado por que el euskera sea "lengua de lo cotidiano" y no se limite a su utilización formal o se convierta en solo "un símbolo". Además, cree que el 'euskañol' puede "vivificar" la lengua vasca, si sirve como "palanca para su mantenimiento y presencia".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, ha afirmado que el gran reto para el euskera es su uso. En su opinión, se tienen las herramientas para avanzar en el sentido de que el euskera pueda ser "una lengua socia".

El máximo representante de la Academia de la Lengua vasca ha asegurado que no está preocupado porque se pueda difundir el 'euskañol (mezcla entre el euskera y el castellano)' "si sirve como palanca o como medio para que, efectivamente, el euskera garantice su mantenimiento, su utilización y su presencia".

A su juicio, esto es algo que "vivifica, que está en la realidad", y ha recordado que se trata de un fenómeno que no solo ocurre con el euskera, y considera que hay que usar "sin complejos" los dialectos.

COTIDIANIDAD

Andrés Urrutia ha apostado por que la lengua vasca se lleve a "todos los ámbitos", el académico, el literario y científico, pero ha afirmado que lo esencial es que llegue al "ámbito de la cotidanidad". "No caigamos en esa mera utilización formal del euskera, tiene que ser la lengua de lo cotidiano, normal. Si solo se transforma en una lengua formal y una lengua símbolo, de clase, por ahí no vamos bien", ha advertido.

"Creo que hay que reforzar esa distancia que se ha producido entre el euskera como lengua formal y el euskera como lengua de lo cotidiano, Tenemos que buscar puentes de comunicación y de comunicabilidad", ha aseverado.

Urrutia ha manifestado que también que, por encima de las ideologías políticas, se necesita consenso social sobre la política lingüística necesaria para conseguir que el euskera sea "un valor compartido" y un "elemento de convivencia".