Valerio dice que la empresa debe tener en sus cimientos los valores de la economía social para "garantizar su futuro"

Valerio y Urkullu antes de la inaugiración del Foro GSEF
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2018 11:55:41CET

Urkullu defiende el acuerdo sobre el "Modelo vasco de empresa inclusiva-participativa" como "mejor carta de presentación" de Euskadi

BILBAO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha afirmado que la "empresa del hoy y del mañana tiene que tener en sus cimientos y en su actividad los valores y principios de la economía social para garantizarse su futuro" y ha defendido este modelo frente a la "economía especulativa" que tanto "sufrimiento" ha causado en "tantas familias" en los primeros años de este siglo.

Valerio ha realizado esta reflexión en Bilbao durante el acto de apertura del GSEF Bilbao 2018, el mayor foro internacional sobre economía social, en el que también ha participado el lehendakari, Iñigo Urkullu.

La ministra de Trabajo ha iniciado su intervención felicitando a los organizadores de este foro por haber creado "un espacio vivo y de referencia obligada" para todos los que han incorporado "a su día a día una agenda basada en la ordenanza participativa, sostenible, equitativa y centrada en las personas".

Magdalena Valerio ha destacado que el "protagonismo" recae en la economía social, dos palabras que, según ha destacado, identifica con la "economía responsable, competitiva, a la par que solidaria".

En su intervención, ha querido poner en valor la transformación urbana y cultural que ha experimentado Bilbao, una ciudad que "siempre ha estado en el mapa", pero que ha ido "ganando puestos en su posicionamiento mundial con grandes dosis de innovación en todos los ámbitos". "Una ciudad puntera que ha sabido reinventarse y ha hecho de la necesidad, virtud", ha destacado. Valerio, que, junto a esta transformación, ha destacado que ha sido también "muy determinante" la convivencia pacífica que ha sido "muy bienvenida".

Valerio ha señalado que "no es causalidad" que este foro se celebre en el País Vasco, que es "pionero" en este sector de la economía social, y donde hay más de 88.000 familias empleadas. Además, ha subrayado que Euskadi ha tenido "muy claro" que, para garantizar "economías más sociales y justas con mejores salarios", es necesario "fortalecer a las empresas que priman, sobre todo, a las personas".

Por otra parte, ha apuntado que tampoco es casualidad que se desarrolle este foro en España porque "está ejerciendo un liderazgo internacional", no solo con la "recuperación del espacio institucional que está haciendo todo el sector y el presidente Pedro Sánchez", sino gracias a las organizaciones europeas como Cepes.

La ministra ha destacado la importancia de la economía social en España, donde hay 43.000 empresas, que representan el 10% del PIB y el 12% del empleo (2,2 millones de trabajadores). Además, ha subrayado que en los últimos cinco años se han creado más de 7.000 empresas cooperativas, de las que 950 en el año 2017.

Por otra parte, ha afirmado que, además crean empleo "estable y de calidad". También ha subrayado su presencia en todos los sectores y la importancia de la mujer en la economía social. "Apenas hay brecha salarial y hay un amplio porcentaje de conciliación", ha añadido Magdalena Valerio, que ha asegurado que 250 millones de personas en el mundo están vinculadas a la cooperativa.

La titular de Trabajo ha querido "alzar la voz" para asegurar que la alianza de todos los actores sociales y económicos y todos los niveles de gobienro que la economía social aglutina es "la herramienta más poderosa para cambiar el modelo de desarrollo económico que quiere el Gobierno de España".

"Un modelo que queremos construir juntos, con los sindicatos y las organizaciones empresariales, con las comunidades autónomas y las corporaciones locales para ganar todos, sin que nadie se quede atrás porque no se pueden volver a repetir los errores y el sufrimiento de tantas familias que la economía especulativa nos ha generado en los primeros años de este siglo", ha agregado.

Magdalena Valerio ha señalado que las empresas tienen que estar en "permanente construcción" por los "cambios" que se van produciendo, pero cree que la "empresa del hoy y del mañana tiene que tener en sus cimientos y en su actividad los valores y principios de la economía social para garantizarse su futuro". "Igual que debemos hacer quienes tenemos responsabilidades públicas, tratando a las personas con respeto, ofreciéndoles nuestro mejor trabajo y dando visibilidad a la economía social, la que mejor respuesta ha dado a la crisis financiera", ha añadid

La ministra cree que este foro que se celebra en Bilbao es una "oportunidad para continuar construyendo un mundo distinto, cambiando la manera de trabajar y consumir y cambiando el modo de repartir la riqueza". En su opinión, la economía social está demostrando que "se es más competitivo cuando el capital económico se coaliga sin reservas con el capital humano y surgen nuevos yacimientos de empleo si la mitad de los recursos los orientamos hacia el cumplimiento de la agenda 2030".

Valerio ha subrayado que, dentro del plan de acción para la implementación de esa agenda, se quiere incorporar en España el sello de entidad de la economía social para su identificación y para darles "mayor visibilidad", de manera que "sean reconocidas por la sociedad en su conjunto". Asimismo, ha subrayado que la economía social "no se va a otro lugar", sino que está enraizada en el territorio y no se "deslocaliza"

La ministra de Trabajo ha destacado el "fuerte compromiso" del Gobierno central con la ciudadanía que "sufre la precariedad laboral" y, por ello, se ha puesto en marcha el Plan Director por un trabajo digno porque "es preciso que quien trabaja a jornada completa tenga un contrato a jornada completa y no parcial o para que quien tenga un trabajo estable tenga un contrato estable y no temporal". También ha subrayado en este ámbito la firma del acuerdo de negociación colectiva y empleo cerrado en julio por patronal y sindicatos.

Las últimas palabras de Valerio se han dirigido al lehendakari para trasladarle que es "un placer" inaugurar este foro y "un placer seguir fortaleciendo nuestras raíces, afianzando los pilares de bienestar de la sociedad". "Hoy tenemos una nueva oportunidad de ensanchar para ensanchar el horizonte de los gobiernos que representamos y de la sociedad para la que servimos, aprovechemos este tiempo que califico de histórico", ha asegurado.

IÑIGO URKULLU

Por su parte, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha subrayado que en Euskadi se comparten los objetivos que convocan este foro como son la economía social, la colaboración, el empleo de calidad, el "crecimiento justo", la democracia de base y el desarrollo sostenible". "Compartimos los valores, el compromiso y la prioridad de garantizar la dignidad humana", según ha apuntado.

El lehendakari ha señalado que el modelo de Euskadi es el "desarrollo humano sostenible" y se apuesta "por una economía de la cooperación".

En este sentido, ha destacado que, pese a la "pugna permanente en la vida política contemporánea", el pasado jueves hubo una "excepción" cuando las cinco formaciones políticas del Parlamento Vasco adoptaron una decisión por unanimidad "vinculada directamente con el ideario y los objetivos de este Foro", en referencia al acuerdo alcanzado por un modelo inclusivo-participativo de empresa que "tenga en cuenta a todas las personas".

Urkullu ha subrayado que se trata de un modelo de empresa asentado sobre cuatro principios, la cultura de "cooperación y preocupación" por las personas,la participación de los trabajadores en la gestión y en los resultados de la empresa, la estrategia de crecimiento sostenible y la atención a las necesidades de la comunidad en la que se asienta la empresa.

"Hoy presento con orgullo este "Modelo vasco de empresa inclusiva-participativa" como nuestra mejor carta de presentación ante este Foro de Economía Social y Ciudades", ha afirmado, en referencia a este acuerdo que supone "compartir los ideales" del Foro.