Los vicarios generales de la Diócesis de Gipuzkoa no seguirán en sus cargos tras la marcha de Uriarte

Actualizado 11/01/2010 15:30:36 CET

El ecónomo traslada a la Diócesis su intención de jubilarse y la secretaria general de seguir con sus estudios

SAN SEBASTIAN, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los vicarios generales de la Diócesis de Gipuzkoa, Patxi Azpitarte y Félix Azurmendi, manifestaron, antes de la toma de posesión de José Ignacio Munilla como nuevo obispo de San Sebastián, su intención de no seguir en sus cargos tras el cese de monseñor Juan María Uriarte.

Fuentes del Obispado de la capital guipuzcoana explicaron a Europa Press que la renovación de cargos en la Diócesis es algo "normal" ya que, cuando "cesa o fallece un obispo, cesan todos los cargos y el nuevo obispo vuelve a nombrarlos", por lo que "nadie puede dimitir". No obstante, sí pueden ser renovados en sus puestos.

No obstante, las mismas fuentes reconocieron que, antes de que Munilla tomara posesión en el Obispado este pasado sábado, los vicarios generales de la Diócesis anunciaron "que se iban", rechazando, de esta forma, cualquier posibilidad de renovación que pudiera darse.

Además, el ecónomo de la Diócesis, José Madina Arana, manifestó su intención de "jubilarse" y la secretaria general, Luzia Alberro, de "seguir con sus estudios y otro tipo de trabajo".

CONTACTOS DE MUNILLA

Por otro lado, fuentes del Obispado indicaron que Munilla "lleva un mes hablando" con los miembros de la Diócesis guipuzcoana y "va a esperar a mantener reuniones con los arciprestres, etc" antes de proceder al nombramiento de los nuevos cargos.

"Munilla ha estado hablando a lo largo de la pasada semana con los diferentes cargos, ha recopilado información y ahora empezará a trabajar y ver a quiénes nombra. Necesita tiempo para conocer la Diócesis, a los arciprestres y demás. Por eso, todavía no se ha producido ningún nombramiento", insistieron.