La Diputación de Cáceres aporta 60.000 euros para el arreglo de tres casas cuarteles de la Guardia Civil

Firma del convenio entre la Diputación de Cáceres y la GardiaCivil
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2018 14:45:34CET

También se donará un furgón para que los agentes se desplacen a los pueblos a realizar las inspecciones de armas

CÁCERES, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Cáceres y la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres han firmado este jueves un convenio a través del cual la institución provincial aportará 60.000 euros para realizar obras en tres casas cuarteles, concretamente en las de Jaraíz de la Vera, Miajadas y Valencia de Alcántara.

Se trata de un acuerdo que ambas instituciones vienen rubricando de forma anual desde 2006 y que ha supuesto que los acuartelamientos que la Benemérita tiene en 74 localidades de la provincia hayan recibido en estos años más de 700.000 euros para realizar mejoras en sus instalaciones. Para el año que viene, está previsto aumentar la cuantía hasta los 100.000 euros.

La presidenta de la diputación cacereña, Rosario Cordero, y el teniente coronel de la Comandancia de Cáceres, Antonio Núñez, han destacado que se trata de una colaboración importante para que los agentes puedan mejorar su calidad de vida en sus lugares de trabajo y residencia.

Así, en el cuartel de Miajadas se construirán dos nuevos pabellones, en el Jaraíz se adecuará una sala de espera para las personas que vayan a realiar trámites y en el de Valencia de Alcántara se llevarán a cabo reformas en las instalaciones de armas.

"Todo lo que podamos aportar para la mejora de las condiciones de vida y trabajo de los miembros de la Guardia Civil redundará en la mejora de las condiciones y calidad de vida de todos los ciudadanos, porque podrán recibir un mejor servicio", ha señalado Cordero tras la firma del acuerdo.

FURGÓN PARA INSPECCIÓN DE ARMAS

Precisamente, para mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos, la diputación cacereña va a financiar también la adquisición de un furgón que servirá para que los agentes de la Guardia Civil se trasladen a las localidades de la provincia para llevar a cabo los preceptivos controles de armas y escopetas de caza.

Se trata de una revisión obligatoria que tienen que realizar los poseedores de armas y que hasta ahora tenían que desplazarse a los cuarteles de la Guardia Civil para llevarla a cabo. Con esta furgoneta, ahora serán los agentes los que vayan a los pueblos para que los usuarios no tengan que moverse de sus municipios.

Para ello, se realizará un calendario y un itinerario de desplazamientos y se avisará a los ayuntamientos para que las personas que tengan que someter a inspección sus armas acudan a la cita en el lugar y día señalado.

"Medidas como esta dignifican la política", ha dicho el teniente coronel que ha anunciado que se trata de una propuesta que ya ha despertado el interés de otras provincias para llevarla a cabo, por lo que ha agradecido la contribución de 50.000 euros de la Diputación de Cáceres para que se haga posible.