Las rutas en barco en Cáceres tuvieron 34.730 usuarios en 2018 e ingresaron casi 2,3 millones de euros

Publicado 21/03/2019 14:46:10CET
DIPUTACIÓN DE CÁCERES

GUIJO DE GRANADILLA (CÁCERES), 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las rutas en barcos turísticos por el Tajo Internacional, la zona de Alcántara o el Parque de Monfragüe en la provincia de Cáceres tuvieron el año pasado unos 34.730 usuarios que supusieron unos ingresos de casi 2,3 millones de euros (2.257.450 euros). Esta actividad genera, además, unos 20 puestos de trabajo directos y alrededor de 108 indirectos.

Son datos que ha dado a conocer este jueves, la presidenta de la Diputación de Cáceres, Rosario Cordero, que ha participado en las Jornadas de Aprovechamiento Turístico de Láminas de Agua que se celebran en el Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural 'El Anillo' de Guijo de Granadilla, junto al embalse de Gabriel y Galán, donde expertos de todo el país analizan el aprovechamiento turístico de los recursos fluviales, con la asistencia de unas 200 personas.

En 2011 se puso en marcha el primer barco de turismo fluvial de la diputación cacereña, que fue en el Tajo Internacional. Ocho años después, más de 180.000 personas lo han utilizado y, además, ha servido de referente para la creación de una amplia oferta, donde actualmente se encuentran otras tres embarcaciones dando servicio en distintas rutas fluviales de la provincia cacereña.

Estas rutas son 'La última frontera nacional', que ha sido la más demandada, y que discurre entre Cedillo y Herrera de Alcántara; la 'Ruta del Contrabando', que recorre la distancia entre Cedillo y la localidad portuguesa de Castelo Branco; la ruta 'A las puertas de Monfragüe', y la ruta de Alcántara que parte de Ceclavín.

Cordero ha explicado en su intervención que "prácticamente todas las comarcas de la provincia de Cáceres cuentan con recursos para desarrollar el turismo de agua, y en ello se está trabajando con los planes territoriales del programa Diputación Desarrolla", que tiene como uno de sus objetivos potenciar los recursos hídricos como instrumentos de desarrollo local.

TRES MILLONES DE EUROS

En este sentido, las distintas comarcas han solicitado casi tres millones de euros para trabajar en el agua como instrumento de desarrollo turístico y económico, ya sea en torno a recursos relacionados con embalses, ríos, zonas de baño, pesca, etcétera.

Un ejemplo es el Plan Territorial que está desarrollando la comarca Trasierra-Tierras de Granadilla, que realizará una inversión cercana a un millón de euros en las diferentes láminas de agua de su territorio. Otras comarcas, en el marco de Diputación Desarrolla, han llevado a cabo actuaciones en las zonas de baño, en infraestructuras, en mejora de instalaciones de pesca o en adecuación de piscinas naturales, entre otras, informa la diputación cacereña en nota de prensa.

Por último, la presidenta provincial ha abogado por la "flexibilización" de la legislación y de las normas, tanto las que dependen de las confederaciones hidrográficas como las medioambientales, para facilitar estas actvidades. "Para que siempre que busquen el equilibrio y la sostenibilidad, puedan llevarse a efecto, y no hagamos que las demoras aburran a los emprendedores", ha apuntado.

La ponencia inaugural de la jornada ha corrido a cargo del experto en Desarrollo Turístico en Territorios de Aguas de Interior, Gregorio Méndez de la Muela, quien ha insistido en que actualmente el viajero busca "nuevas actividades ordenadas y organizadas", y en este sentido, considera que en Extremadura existe una potencialidad turística "impresionante".

Para ello, considera clave la relación público-privada, por lo que ha defendido que se apoye a los emprendedores jóvenes que, a su juicio, "son los que fijan población, generando distintas actividades empresariales". "Es necesario tener una visión global y amplia, y no considerar el agua como un elemento aislado, sino integrado en el territorio, un potencial que proporciona posibilidad de múltiples actividades", ha concluido.